ep archivo   sede de deutsche telekom en bonn alemania
Archivo - Sede de Deutsche Telekom en Bonn (Alemania).DEUTSCHE TELEKOM - Archivo
18,320€
  • 0,240€
  • 1,33%

El beneficio neto de Deutsche Telekom del primer trimestre del año fue más de cuatro veces superior al del primer trimestre del año anterior, con 3.900 millones de euros. Este aumento se debió principalmente a la venta del 50% de la empresa FTTH GlasfaserPlus a IFM y a la finalización de la transacción en los Países Bajos. El beneficio neto ajustado aumentó un 86,3%, hasta los 2.200 millones de euros.

Los ingresos aumentaron un 6,2% en el periodo, hasta 28.000 millones de euros, y los ingresos por servicios crecieron un 10%. El EBITDA ajustado AL registró un crecimiento del 6,8% en comparación con el periodo del año anterior y ascendió a 9.900 millones de euros. En términos orgánicos -ajustados por los efectos del tipo de cambio y los cambios en la composición del grupo-, los ingresos aumentaron un 1,7%, los ingresos por servicios, un 4,7%, y el EBITDA ajustado AL, un 2,4%.

"Ha sido un buen comienzo de año", ha declarado en un comunicado el director financiero del grupo, Christian Illek. "Seguimos creciendo sobre una base orgánica y, por lo tanto, estamos en condiciones de elevar nuestras previsiones para 2022".

La empresa espera ahora registrar un EBITDA AL ajustado de más de 36.600 millones de euros en 2022, por encima de la previsión anterior de unos 36.500 millones de euros. El flujo de caja libre AL, que se esperaba que ascendiera a unos 10.000 millones de euros, se espera ahora que supere los 10.000 millones de euros.

En términos de capex en efectivo, excluyendo los gastos de espectro móvil, el grupo invirtió 4.700 millones de euros en el primer trimestre, un 8,8% más que un año antes. Al mismo tiempo, el flujo de caja libre AL aumentó un 46,3%, hasta los 3.800 millones de euros.

Noticias relacionadas

contador