¿Qué esperar de la Fed? Paciencia y flexibilidad, los nuevos mantras de Powell

El consenso anticipa un cambio de tono ya anticipado por el banquero central

César Vidal
Bolsamania | 29 ene, 2019 20:13 - Actualizado: 15:18
cbpowelltrader short1
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EEUU

Llega la primera reunión del año de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). Y como siempre ocurre con los encuentros del banco central más poderoso del mundo, los inversores están muy pendientes de cualquier cambio que introduzca el organismo en su comunicado sobre política monetaria. También de las palabras que pronuncie su presidente, Jerome Powell, en la rueda de prensa posterior.

1. Situación de los mercados. Un encuentro que se produce después de que Wall Street haya protagonizado un gran rally del 14% desde los mínimos anuales de 2018, marcados el pasado 26 de diciembre. Aunque también es necesario recordar que este rally vino precedido por un desplome del 20% de la Bolsa de Nueva York desde los máximos históricos de finales de septiembre y principios de octubre del pasado año.

Por lo tanto, un periodo caracterizado por una alta volatilidad, que literalmente ha obligado al banco central más poderoso del mundo y a su presidente, Jerome Powell, a rectificar completamente su discurso desde la reunión de mediados de diciembre.

2. Los tres mensajes que no gustaron al mercado. En ese encuentro, la Fed decidió subir los intereses por cuarta vez el pasado año. Una decisión controvertida que era esperada, pero que no gustó nada al mercado debido al clima de incertidumbre sobre el crecimiento económico que se ha generado en Wall Street en los últimos meses.

Además, la Fed cambió tan sólo ligeramente su comunicado y, aunque redujo de tres a dos su previsión de subidas de tipos para 2019, mantuvo la referencia a la necesidad de “algunas subidas graduales de los intereses” si los datos económicos lo justifican.

Por último, Powell decepcionó a los inversores al comentar que el proceso de reducción del balance, conocido ya como 'endurecimiento cuantitativo', se encontraba en "piloto automático".

3. Comienza el año y Powell rectifica su discurso. El 4 de diciembre, el presidente de la Fed afirmó que estaba “escuchando seriamente” las señales de preocupación del mercado y que adoptará una postura “paciente y flexible” sobre la política monetaria.

"Como siempre, no hay una senda definida en nuestra política monetaria. Y particularmente con las lecturas actuales de inflación que estamos viendo, seremos pacientes conforme observamos la evolución de la economía", sentenció.

Un mensaje que provocó fuertes ganancias en Wall Street y que fue la 'semilla' de todo el rally posterior, junto a los avances de China y EEUU en sus negociaciones comerciales. Oxford Economics espera que la Fed elimine la referencia a subidas graduales de los intereses e introduza las expresiones “paciente” y “flexible” para hablar sobre los tipos.

trumppowell

4. La Fed será paciente y flexible. Posteriormente, el 10 de enero Powell volvió a entrar en escena al reiterar que la Fed será "paciente" y "flexible" a la hora de subir los tipos. Además, comentó que la Fed puede cambiar "rápidamente y de manera significativa" si es necesario su política monetaria, que hasta ahora estaba encaminada a 'subidas graduales de los intereses'.

“Las recientes declaraciones del presidente de la Fed, Powell, confirman un cambio de tono y estrategia: la Fed adoptará un enfoque cauteloso y flexible para mantenerse 'detrás de la curva'", afirma Franck Dixmier, director global de renta fija de Allianz Global Investors.

5. ¿Se acabaron las subidas de tipos? Eso es lo que están anticipando los futuros sobre los fondos federales, que ahora conceden tan sólo una posibilidad del 30% a una subida de tipos en 2019 e incluso anticipan que el precio del dinero bajará en EEUU durante 2020.

Pero en opinión de Dixmier, la Fed “mantendrá el margen de maniobra en su toma de decisiones, lo que significa que no se puede descartar un aumento de los tipos en 2019”.

“Es interesante observar”, añade este experto, “que la tasa real de los fondos federales, que explica los efectos de la inflación, se encuentra en territorio positivo por primera vez desde la crisis financiera”. En su opinión, esto indica que “la divergencia entre el mensaje de los mercados y el del banco central ha disminuido, pero no ha desaparecido”.

Desde Pantheon Macroeconomics, prevén que “si China y EEUU alcanzan un acuerdo comercial, como esperamos, la Fed volverá a reanudar su política de subidas graduales de los tipos”.

6. La reducción del balance. En relación al balance, Powell comentó que "la Fed no dudaría en cambiar su postura sobre el balance si considera que (su reducción) se ha convertido en parte del problema". "No pensamos que nuestra operativa sea una parte importante de las turbulencias del mercado, pero si llegamos a otra conclusión, no tendremos problemas en cambiar", añadió Powell.

The Wall Street Journal publicó el viernes que la Fed decidirá próximamente mantener un balance mayor de lo previsto inicialmente, por lo que terminará antes de lo esperado el proceso para reducirlo. Actualmente, la Fed está reduciendo su balance a un ritmo de 50.000 millones de dólares mensuales, por lo que, a lo largo de 2019, adelgazará en 600.000 millones.

Este proceso, conocido como 'endurecimiento cuantitativo' (quantitative tightening), equivale a tres subidas de tipos anuales, según cálculos de la propia Fed. No obstante, Oxford Economics espera que la Fed siga reduciendo su balance “hasta junio de 2020”, lo que le permitirá adelgazarlo desde los “4,26 billones de dólares de su máximo histórico hasta unos 3,2 billones de dólares”.

Los secretos del Trading Profesional ¡Curso Gratuito!