Los laboristas de Jeremy Corbyn apoyan un segundo referéndum sobre el Brexit

La nueva enmienda será presentada este martes en el Parlamento británico

César Vidal
Bolsamania | 25 feb, 2019 19:10 - Actualizado: 22:41
portada jeremy corbyn
Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista

El Partido Laborista británico, liderado por Jeremy Corbyn, ha anunciado que finalmente respaldará realizar un segundo referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea.

Se trata de una iniciativa que los analistas ya esperaban, pero que no se había producido hasta el momento, cuando queda apenas un mes para que se cumpla el plazo establecido para que Reino Unido abandone el bloque comunitario.

Corbyn ha anunciado una triple estrategia por parte del Partido Laborista. Por un lado, intentará obligar a Theresa May a adoptar otro enfoque sobre el Brexit mediante una moción para exigir que cualquier acuerdo de retirada incluya la permanencia en la unión aduanera.

Además, los laboristas respaldarán una moción que se votará este miércoles para retrasar la fecha de salida de la UE, prevista para el 29 de marzo. Por último, Corbyn ha anunciado que su partido presentará o respaldará otra moción que exija un segundo referéndum sobre el Brexit.

APRETADO CALENDARIO SEMANAL

Este martes, May comparecerá ante la Cámara para explicar el estado de las negociaciones y los 'avances' que ha conseguido. Si ha logrado un nuevo acuerdo, podría someterse a votación, pero es poco probable ya que ella lo ha retrasado al 12 de marzo. El Gobierno británico sigue intentando que se modifique la parte del acuerdo del Brexit que habla de la frontera con Irlanda, aunque de momento no ha logrado que Bruselas cambie de parecer.

Por eso, ante la más que segura ausencia de novedades, los diputados volverán a reunirse un día después, el miércoles 27, para debatir sobre el discurso de la primera ministra y valorar las opciones que hay sobre la mesa. Podrán presentar enmiendas a la declaración de May, y ahora, con el Brexit cada vez más cerca y el acuerdo cada vez más lejos, es probable que salga adelante la liderada por la laborista Yvette Cooper, que pide que el Parlamento tome el control del proceso y las negociaciones, y contempla la prórroga del artículo 50 del Tratado de Lisboa, que es el que regula las condiciones para que un miembro de la UE abandone el bloque comunitario.

Así lo explican los expertos de Oxford Economics, que remarcan que al igual que en la votación del 14 de febrero, la de esta semana "no será para aprobar el Acuerdo de Retirada, sino simplemente una votación sobre una moción propuesta por el Gobierno".

Esta moción está sujeta a posibles enmiendas, por lo que "es probable que veamos otro intento de aprobar la enmienda Cooper, que pretendía crear un mecanismo legal para obligar a la primera ministra a celebrar una votación sobre la solicitud de una prórroga del período de negociación del artículo 50, si el Parlamento sigue sin poder aprobar el acuerdo", remarcan. Por su parte, desde CMC Markets dicen que esta semana "podemos esperar que los diputados intenten bloquear la opción de un Brexit sin acuerdo", lo que se conseguiría con el respaldo a esta enmienda. Su éxito dependerá, en gran medida, del número de diputados conservadores que dedica 'rebelarse'.

La prórroga es un escenario que cada vez cobra más fuerza, y al que la UE no se opone. De hecho, el pasado viernes el negociador para el Brexit del bloque comunitario, Michel Barnier, aseguraba que es algo que no se puede descartar, aunque también dejaba claro que debe ser acordado por todos los líderes europeos y que solo se contemplaría en caso de que May logre el apoyo de los legisladores en la Cámara. Es decir, que Bruselas quiere asegurarse de antemano de que habrá una mayoría en el Parlamento británico que respaldará la prórroga antes de firmarla.

Aunque este es un escenario al que May sigue negándose. No quiere ni oír hablar de una extensión del Brexit, porque eso podría suponer perder el respaldo del ala más dura del Partido Conservador, los 'breexiters', que según apuntan algunas informaciones han amenazado a la 'premier' con poner fin a su Gobierno si consiente que la salida de Reino Unido de la UE se retrase. "Tal y como están las cosas, el país se encamina a un Brexit duro, y se necesitaría tirar de legislación para cambiar las cosas. Esto podría adoptar la forma de una enmienda esta semana", remarcan los expertos de Rabobank, que señalan que "si la enmienda Cooper se aprueba, el mercado asumirá que el Brexit duro ya no está sobre la mesa".

"Es cada vez más probable que el Parlamento obligue a Theresa May a solicitar una prórroga del plazo del artículo 50", señalan por su parte los expertos de Danske Bank, en línea con lo que comentan desde otras casas de análisis.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión