7.498,60
  • 271,20
  • 3,75%

El Ibex ha cerrado una semana redonda en la que ha conseguido avanzar cerca de un 11%. El subidón de un 4% de este viernes el ha permitido colocarse por encima de los 7.800 puntos, unos niveles que no se veían desde principios del mes de marzo. Ha sido su mejor semana desde 2008.

Ha sido una semana buena, una semana en la que las plazas sólo han flaqueado el jueves, justo cuando el Banco Central Europeo (BCE) habló y anunció un nuevo bazuca para enfrentar la pandemia: ha ampliado su programa de compra de activos contra la pandemia (PEPP) en 600.000 millones de euros, llevando así la potencia de fuego total hasta 1,35 billones de euros. Además, ha extendido el programa hasta junio de 2021. Tal vez porque el mercado ya especulaba con algo parecido, las bolsas, que venían subiendo con fuerza el lunes, martes y miércoles, se tomaron en la pasada sesión un descanso.

Este viernes había una cita principal para los inversores, y era el informe de empleo de mayo en Estados Unidos. A pesar de que se esperada una caída de 8 millones de puestos de trabajo, los datos han soprendido a los mercados. la primera economía del mundo ha creado 2,5 millones de empleos en el mes de mayo. Según Danske Bank, estos datos son una muestra de que la economía de EEUU está tocando fondo. "Un signo positivo es que el consumo privado está mejorando gradualmente", precisa.

Por lo demás, la cuarta ronda de negociaciones para un acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido concluye hoy. El mercado no espera que haya habido grandes avances.

Con todo, el Ibex avanza firme hacia los 8.000 puntos tras una semana muy favorable en la que, de momento, el selectivo sube más de un 9%. "Correcciones aparte, ahora la siguiente zona de control del selectivo español la encontramos en los 7.950-8.000 puntos: el 50% de retroceso. Y por encima, y de mayor envergadura, tenemos el 61,8% de ajuste que a su vez coincide con el hueco bajista semanal de mediados de marzo, en los 8.375 puntos", explica José María Rodríguez, analistas de Bolsamanía.

Finalmente, en cuanto al petróleo, termina la semana sin noticias de la OPEP+ mientras el crudo West Texas se consolida un poco por debajo de los 38 dólares y el Brent se aferra a los 40 dólares. Durante toda la semana ha habido noticias contradictorias y ahora se especula con que la reunión de grandes productores podría tener lugar este sábado. También se especula con que el retraso de la decisión de la OPEP+ podría deberse a las desavenencias entre las partes. "Este último escenario podría enfriar el ambiente y borrar una parte de las recientes ganancias en petróleo", advierte Ipek Ozkardeskaya, analista de Swissquote Bank.

Noticias relacionadas

contador