El euro y el yen, búnker ideal para capear la guerra de divisas entre EEUU y China

La demanda por los activos refugio, en auge tras el recrudecimiento de la guerra comercial

Sergio García
Bolsamania | 10 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 09:15
divisas dolar euro yen
Divisas.

La guerra comercial es ya una guerra de divisas entre China y Estados Unidos. Y los inversores no quieren caer bajo ese fuego cruzado entre el yuan y el dólar. Por ello, la mayoría corre a refugiarse al búnker ideal para capear este conflicto entre monedas: el euro y el yen, entre otros.

Así lo apuntan expertos como los de Fidelity. La gestora estadounidense asegura que "tanto el yen japonés como el oro deberían beneficiarse si la situación se agrava". A ambos activos se puede sumar el euro, que puede acabar siendo "uno de los grandes beneficiados poniendo fin a 18 meses de descensos frente al billete verde".

La estampida en masa hacia activos refugio seguirá a corto plazo dada "la escalada de la incertidumbre", según los analistas de Axioma en Singapur en declaraciones a la 'CNBC'. Entre estos no solo se encuentran el yen y el euro, sino también otros activos como el oro y los bonos del Tesoro estadounidense.

Desde Bank Degroof Petercam reconocen que "los activos refugio están rindiendo muy bien". Este es el caso del propio yen y del franco suizo, ambos exhibiendo "un buen comportamiento". En Schroders también reconocen la recuperación de estos búnker como la deuda pública y la divisa nipona, "al contrario que lo ocurrido en 2015".

Japón puede aguar la fiesta de su propia divisa. Los expertos del mercado especulan ya con que el banco central nipón intervenga si ve que la moneda sigue subiendo ante una demanda muy agresiva.

¿QUÉ PASA AHORA?

Natixis prevé que el banco central chino mantenga su divisa estable en los actuales niveles y "no esperamos que fuerce una devaluación mayor". La represalia del gigante asiático si EEUU acaba imponiendo sus nuevas tarifas en septiembre puede llegar por, tanto, por otro frente que no sea a través del yuan.

Por parte de EEUU, acusar a China de "manipuladora de divisas" puede implicar que Trump y los suyos buscan cualquier excusa para imponer nuevas sanciones a la segunda mayor economía del mundo. Con todo, si la situación del yuan no se devalúa más, Natixis no prevé que Washington eleve su apuesta arancelaria y sí anticipa una relajación de las tensiones.

Aún le queda cuerda para rato a la guerra de divisas. El banco de inversiones francés cree que "la demanda de activos más seguros ha llegado para quedarse".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión