El mercado duda de un acuerdo definitivo entre Trump y Xi en el G20

Con Wall Street en máximos, la presión sobre Trump es limitada

Cristina Hidalgo
Bolsamania | 25 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 09:28
trump-xi-jinping-durante-visita-estado

La cumbre del G-20 arranca este viernes en Osaka (Japón) y durará dos días (28 y 29 de junio). En la decimocuarta reunión, 19 países de todos los continentes y la Unión Europea deliberarán sobre política y económica mundial. En esta edición, el país asiático ostenta por primera vez la presidencia, de la mano del primer ministro Japonés, Shinzō Abe. Y en agenda, temas como el crecimiento económico y la reducción de las desigualdades; infraestructuras y una sanidad de calidad; los problemas mundiales como el cambio climático y el vertido de plásticos a los océanos; la economía digital y los desafíos del envejecimiento de las sociedades. Sin embargo, será el encuentro entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping lo que genere mayor atención.

Hace unos días, Trump confirmaba en su cuenta oficial de Twitter que se reuniría con Xi en la próxima cumbre del G20."He tenido una muy buena conversación telefónica con el presidente Xi. Tendremos una reunión extensa la próxima semana en el G20 en Japón. Nuestros respectivos equipos comenzarán las conversaciones antes de nuestra reunión".

Desde que se conociera este acercamiento, los mercados se han ido animando, con la confianza depositada en un inminente acuerdo comercial. Sin embargo, algunos expertos dudan de un acuerdo definitivo. Entre ellos, Renta 4 al valorar que esta semana "estaremos pendientes de la reunión EEUU-China, con dudas sobre los incentivos para un acuerdo definitivo".

En este sentido, explican que sí ven probable que se reanuden las negociaciones, "pero con la bolsa americana en máximos, la presión sobre Trump para llegar a un acuerdo definitivo es limitada". Por ello, matizan en un informe sobre el mercado, que de momento la economía de EEUU se mantiene "relativamente fuerte", alcanzando la expansión más larga de su historia.

Y que el encuentro EEUU-China es "clave para estabilizar expectativas cíclicas" pero no son muchos los incentivos para llegar a un acuerdo definitivo, por eso "surgen dudas". "El S&P en máximos, resta presión para un acuerdo inmediato" y se pregunta "¿Trump maneja los tiempos?" porque la mayor beligerancia de Trump en materia comercial suele coincidir con máximos en la bolsa americana.

Aunque en opinión de Renta 4, a Trump le interesa un acuerdo para “garantizar” su reelección en 2020. Por su parte, desde 'TD FICM Strategy' sostienen que todos los ojos estarán en si Trump y Xi "suavizarán sus posturas de endurecimiento". Ellos creen que si lo harán. Sin embargo, no esperan "que se anuncie un acuerdo comercial".

Más bien, anticipan que será más probable "una promesa de volver a las negociaciones", un resultado que debería continuar respaldando el riesgo en las próximas semanas y exacerbar el impulso del dólar a la baja. En el mismo camino, desde RaboResearch Global Economics & Markets, muestran incertidumbre respecto a este encuentro. "El mercado tiene muchas esperanzas" en esta reunión. "Es casi seguro que se desencadene un alivio en activos de riesgo si se lograra algún progreso". Lo que "probablemente coincidiría" con un dólar más suave.

Dicho esto, apuntan "es muy probable que la tensión entre EE. UU. y China continúen de alguna forma durante un período prolongado". Mientras que desde Markets.com añaden "nadie piensa que los Estados Unidos y China harán un trato en Osaka, pero existe la esperanza de que tengamos un desarrollo positivo que marque un cambio" en la retórica y una revitalización de conversaciones tras la ruptura en las discusiones recientes.

CONTACTO PREVIO

Tal y como informaba Donald Trump en su Twitter, los respectivos equipos han comenzando las conversaciones antes de la reunión de este fin de semana. Y este lunes, desde China, el viceministro del Ministerio de Comercio, Wang Shouwen, decía que las partes buscaban "consolidar el importante consenso alcanzado entre los dos líderes" en una conversación telefónica la semana pasada.

China y Estados Unidos están en un punto muerto después de 11 rondas de conversaciones sobre temas de comercio y tecnología que han llevado a ambas partes a aumentar los aranceles de cientos de miles de millones de productos. Y en un duro golpe, el Departamento de Comercio de EE. UU. impedía que las compañías estadounidenses vendieran o transfirieran tecnología a Huawei.

Wang Shouwen, añadía en una conferencia de prensa sobre la cumbre del G20 que tanto China como Estados Unidos "deben comprometerse en las conversaciones comerciales". Y además, subrayaba que los principios de China "son claros: respeto mutuo, igualdad y beneficio mutuo". Y en este sentido, concluía "respeto mutuo significa que cada parte debe respetar la soberanía de la otra".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión