trump-chine-xi-jinping
Donald Trump y Xi Jinping, durante su último encuentro

Donald Trump acaba de confirmar en su cuenta oficial de Twitter que se reunirá con Xi Jinping en la próxima cumbre del G20 que se celebrará a finales de junio en Japón.

"He tenido una muy buena conversación telefónica con el presidente Xi. Tendremos una reunión extensa la próxima semana en el G20 en Japón. Nuestros respectivos equipos comenzarán las conversaciones antes de nuestra reunión", ha confirmado el presidente americano.

La confirmación de esta reunión por parte de Trump ha sido muy bien recibida por Wall Street, que ha aumentado sus ganancias de manera considerable. Los inversores descuentan que el encuentro entre ambos líderes servirá para desencallar las negociaciones comerciales entre China y EEUU, que se mantienen estancadas desde principios de mayo.

UNA REUNIÓN CLAVE PARA LAS BOLSAS MUNDIALES

La agencia Standard & Poor's ya ha comenzado a descontar la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) se vea obligada a recortar los tipos de interés en los próximos meses para mitigar esos efectos negativos que tendrá el aumento del proteccionismo para EEUU. "Es probable que la Fed reduzca los tipos de interés este año, ya que los problemas comerciales son más fuertes", afirma S&P.

La anterior previsión de la agencia anticipaba que la Fed mantendría los intereses en el 2,25%-2,5% actual y que los aumentaría una vez en 2020. Su escenario era que la economía americana era lo suficientemente robusta para contrarrestar las tensiones con China y el menor crecimiento en Europa.

"Pero los vientos han cambiado", señala ahora S&P, porque la Administración Trump lucha batallas comerciales en más de un frente, "lo que podría interrumpir las cadenas de suministro globales y afectar a la confianza de las empresas y los consumidores". Así las cosas, la agencia espera que la Fed recorte los tipos "posiblemente en septiembre".

En su opinión, el banco central americano se moverá "antes y más rápidamente" que en otras ocasiones para evitar un frenazo económico porque ahora "no tiene mucho espacio para maniobrar", debido al nivel actual de los intereses. "Si bien no creemos que las condiciones se hayan deteriorado lo suficiente como para justificar un recorte de tipos de emergencia en junio, el empeoramiento de la perspectiva probablemente haya dado a la Fed motivos para indicar en su declaración de junio que podría actuar pronto, quizás en septiembre", concluye S&P.

Noticias relacionadas