¿Cuál es el sistema económico que más le gusta a Pedro Sánchez?

El candidato a liderar el PSOE critica la reforma fiscal y impuestos que pagan las empresas del Ibex 35

| |
César Nuez
Bolsamania | 28 jun, 2014 17:09 - Actualizado: 17:37

El diputado socialista Pedro Sánchez es, además de uno de los candidatos a la Secretaria General del PSOE para suceder a Alfredo Pérez Rubalcaba, profesor de Estructura Económica e Historia del Pensamiento Económico en la Universidad Camilo José Cela. Su formación académica está esencialmente vinculada a la Economía, porque estudió Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad Complutense de Madrid y después cursó dos posgrados de especialización: Master en Política Económica de la Unión Europea por la Universidad Libre de Bruselas y Master en Integración Económica y Monetaria Europea por el Instituto Universitario Ortega y Gasset. ¿Cómo es la Economía por la que apuesta el hombre que, hasta el momento, ha cosechado el mayor número de apoyos entre la militancia para liderar el PSOE?

 

Hace apenas un par de semanas, en un encuentro digital organizado por 'El Mundo, Sánchez respondía así a la pregunta de dónde quiere usted que esté el PSOE si en una escala de 1 a 10, 1 es 'economía intervenida' y 10 'economía libre': 'Un seis. Estado debe intervenir la economía. No hay nada más ideológico que la economía. Es donde se traza la raya entre cómo se crece, qué tipo de relaciones laborales se establecen... La reforma laboral del PP ha hecho que haya trabajadores que cobren menos de cuatro euros la hora. Eso no es crisis, es ideología. Por eso hay que cambiar la regulación laboral. Proteger al trabajador'.

A otra pregunta 'de nota', Sánchez volvía a a optar por una calificación neutral. Pregunta: 'En una escala de 0 a 10, donde 0 sería la extrema izquierda política y 10 la extrema derecha, usted se ubicaría en...'; respuesta: '4,5'. Como profesor universitario se le presupone la capacidad para poner notas justas, aunque en esta puntuación funcionaba ya como candidato a liderar el PSOE.

De vuelta a la idea de que la economía es ideología, Sánchez acusaba al PP precisamente de hacer ideología en este ámbito porque, en su opinión, 'hay margen para hacer otra política económica', a pesar de 'la troika': 'Lo que hace el PP es ideología. ¿Crees que no hay margen para hacer otra política educativa? ¿Crees que acabar con las renovables es una imposición de la troika? ¿Crees la amnistía fiscal es una imposición de la troika?', Sánchez contestaba con preguntas retóricas a la pregunta de si se pueden hacer políticas económicas bajo el control de los acreedores internacionales. Esta misma mañana, tras la elección anoche del conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker, como presidente de la Comisión Europea (CE), Sánchez tuiteaba (@sanchezcastejon): 'Reitero mi rechazo a cualquier coalición con la derecha. Nunca con Juncker!'.

Más allá de Europa, '¿cuáles son sus propuestas concretas para salir de la crisis?', le preguntaba un internatura, y él contestaba de nuevo al aire y de nuevo señalando al PP como culpable: '¿Cuál de ellas? Las crisis se acumulan por la inacción del PP. Rajoy es una estatua de sal. ¿Crisis territorial? ¿Reforma de la CE hacia una España federal? ¿Crisis económica? Propongo una transición económica: creo y trabajaré por la economía verde, pese a la incredulidad de Rajoy y su primo. ¿Crisis social? Reforma fiscal que garantice nuestro Estado del Bienestar'.

Pedro Sánchez es un hombre activo en la red. Además de su cuenta de Twitter, que suma 21.700 seguidores, muy por detrás de los 95.500 de su contricante a la Secretaría General del PSOE Eduardo Madina y por delante de los 12.800 del otro socialista en liza, José Antonio Pérez Tapias, escribe un blog alojado en la web creada para su candidatura. En él se ha mostrado menos neutral que en las respuestas a los internautas. Se ha posicionado en contra, por ejemplo, de las prospecciones en Baleares, Canarias y Valencia. Define de 'atropello a la ciudadanía posicionarse de forma contraria a su voluntad. El gobierno está defendiendo los intereses de las empresas por encima de los intereses de la población. Los recursos nunca serían de los ciudadanos, serían de unos accionistas. Las prospecciones, en ningún caso mejorará la vida de los vecinos de esas zonas, los recursos, si los hubiera, generarán riqueza fuera y solo para unos pocos'.

Sánchez se queja de que 'los responsables tributarían un porcentaje escaso de sus ganancias, muy inferior a lo que corresponde a las pymes'. En estos momentos, el Gobierno trabaja para crear un impuesto sobre hidrocarburos, que aún está por definir. El candidato socialista propone apuestar por las energías renovables, 'infinitas en el territorio de las islas. Mareas, sol, viento, tierra, son fuentes inagotables y limpias'.

Sobre otro tema de actualidad, la reforma fiscal, Sánchez comentaba en su blog que 'al contrario de lo que sostiene el PP, España no tiene una presión fiscal elevada. La presión fiscal en España es inferior a la media comunitaria en casi 8 puntos (32,5% en España frente a un 40,4% en la zona euro). El verdadero problema de nuestro sistema fiscal es que se trata de un sistema fiscal injusto, en el que el grueso de los impuestos es soportado por los trabajadores, con un elevado nivel de fraude y una recaudación fiscal insuficiente para mantener dignamente los principales servicios públicos. Por lo tanto, la reforma fiscal planteada por el gobierno, encaminada principalmente a bajar los impuestos a los más ricos y las grandes empresas no es la que España necesita. España necesita una reforma fiscal para restablecer la equidad en el reparto de las cargas y mantener el Estado de bienestar. Una reforma fiscal progresista que tenga como principales objetivos:

- Equilibrar la fiscalidad entre el capital y el trabajo: aproximando los tipos impositivos, reduciendo las deducciones fiscales regresivas, aumentando la fiscalidad de la riqueza y estableciendo un mínimo nacional para el impuesto de sucesiones, entre otras medidas.

- Recaudar los recursos suficientes para mantener dignamente los servicios públicos

- Luchar contra el fraude y la elusión fiscal.

- En consecuencia la reforma fiscal planteada por el PP es una oportunidad perdida para conseguir un sistema fiscal más justo y eficaz'.

En su opinión, como indica uno de sus 'Diez compromisos', 'un país decente no puede admitir que mientras las grandes empresas están tributando al 20% de media, las familias aporten el 90% de la recaudación. Es sencillamente injusto. Un país decente no puede permitir que 34 de las 35 empresas del Ibex tengan actividades en paraísos fiscales, evadiendo sus obligaciones con sus compatriotas. Por eso me comprometo contigo a presentar una reforma fiscal realmente progresista que refuerce la inspección, ponga coto a los beneficios fiscales a los especuladores, prime la actividad productiva y establezca un impuesto a las grandes fortunas'.

Sus intervenciones de viva voz o sus apreciaciones escritas ya sea en el blog o en Twitter con en sí mismas un programa electoral redactado de antemano. Por ejemplo, a finales de enero de este año, comentaba los valores de la que debe ser la nueva política económica: 'La igualdad y el futuro. Rajoy recorta todas las políticas vinculadas con la prosperidad futura (educación, ciencia, I+D+i, medioambiente) y, respecto a la desigualdad, no hay más que ver cómo presume sobre las ganancias de competitividad gracias a los recortes en los sueldos de los trabajadores. Con sus declaraciones, la derecha deja clara su posición de fondo: la igualdad es un freno para la recuperación'. Una economía de la igualdad basada en unos pilares:

- Igualdad es Estado del Bienestar. En España y en Europa. José Luís Sampedro decía que la Europa de hoy es como el jefe que nunca contesta las llamadas. No le faltaba razón. La derecha europea olvidó la solidaridad como principio del sueño europeo y dio prioridad a los intereses de los prestamistas frente al bienestar, la capacidad de producción, de consumir y la generación de riqueza de los países deudores. Frente al gobierno de los acreedores, en el que la derecha ha convertido Europa, los socialistas apostamos por el gobierno de todos. Por eso cuando proponemos la Unión Bancaria, los eurobonos, planes de empleo específicos para jóvenes, inversiones financiadas con cargo a los presupuestos comunitarios, que el BCE se comprometa no sólo con la estabilidad de precios sino con el empleo, los socialistas defendemos la Europa solidaria.

-Igualdad es reconocer que también en España se puede ayudar a la recuperación.De que el Estado tiene margen de acción. El problema no es que no se pueda, es que el PP no quiere.

- Se puede optar por la vergonzante amnistía fiscal de Montoro y Rajoy, o aprobar leyes de lucha contra el fraude anual (por cierto, los datos arrojan una caída en la recaudación por lucha contra el fraude fiscal).

-Se puede reformar el sistema fiscal para hacer que quienes más tengan más contribuyan, igualando la tributación entre rentas del trabajo y el capital; aliviar la carga fiscal de quienes más padecen la crisis, parados, familias con bajos ingresos o pensionistas, como proponemos los socialistas o seguir manteniendo un sistema fiscal que hace aguas y cuyos sufridores son los trabajadores.

- Se puede hacer política industrial o decir que la mejor política industrial es la que no existe.

- Se puede apostar por una educación de calidad, que fortalezca la formación de los trabajadores, o por hacer la religión una asignatura evaluable.

- Se puede apostar por las energías renovables o por el fracking.

- Igualdad es solidaridad intergeneracional. Siempre he creído que la reforma de las pensiones es un debate que incumbe, en especial, a las generaciones de 50 años para abajo, puesto que es la pensión futura la más afectada, y el horizonte que ofrece la derecha es de un mayor empobrecimiento.

- Y la solidaridad intergeneracional es cuidar nuestro medioambiente. El PSOE debe liderar el discurso ecologista. Hay compañeros trabajando ya en ello de forma brillante. El mercado no reconoce en los precios el valor de nuestra biodiversidad. Estudios sugieren que al año el planeta sólo en riqueza terrestre pierde 50.000 millones de euros, anuales. Cuidar el medio ambiente cuesta cien veces menos que las pérdidas que ocasiona su desaparición.

- Dentro de ello, afrontar el desafío del Cambio Climático como oportunidad para hacer mejor las cosas. Pensando en las generaciones futuras. Dando oportunidades a las generaciones de hoy. Cuidar el medio ambiente es fomentar la rehabilitación de viviendas para que no consuman tanta energía. Apostar por las renovables es apostar por no depender del exterior, creer en la industria autóctona, crear empleo en España al tiempo que respetamos el medio ambiente. Hay toda una nueva industria de oportunidades, intensiva en mano de obra, el llamado empleo verde, en la que podría recolocarse a millares de desempleados damnificados por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

- Igualdad es apostar por mercados que hagan libre a las personas. Hacer del crecimiento una herramienta de igualdad, con un Estado que regule los mercados, que promueva el reparto equitativo de la riqueza entre empresario y trabajador, que promueva la creación de empleo estable. Justo lo contrario de la actual reforma laboral.

- Igualdad y futuro, este es el desafío. Porque para la mayoría sólo habrá futuro desde la igualdad. Seña de identidad del Partido Socialista. Por eso, porque estoy convencido de que la batalla a dar, también en la economía, será por la igualdad, estoy convencido de que el futuro volverá a escribirse con el color rojo de mi partido'.

Duras y constantes críticas más directas en unos casos que en otros a las políticas de Rajoy aunque, a la pregunta de si algún político del PP le parezca 'cuando menos aceptable', menta a la segunda del presidente del Gobierno, a Soraya Saz de Santamaría.

 

M.G.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Cyprus Securities ... 0.023 10 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil
Cyprus Securities ... 500 Ver perfil