Las gasolineras se niegan a poner puntos de recarga eléctricos: "No hay mercado"

España aún está muy lejos de la infraestructura de 'electrolineras' que reclama la UE

Virginia Mora
Bolsamania | 17 nov, 2018 06:00
ep recarga coche electrico vehiculo electrico
Recarga coche eléctrico, vehículo eléctricoBOSCH - Archivo

El borrador de la nueva Ley de Cambio Climático que ha elaborado el ministerio para la Transición Energética de Teresa Ribera sigue trayendo cola, tras conocerse nuevos detalles respecto al punto que habla de la obligatoriedad para las gasolineras de instalar puntos de recarga de coches eléctricos. Las estaciones de servicio se han mostrado muy críticas con los planes del Gobierno y se niegan, de momento, a acometer estos cambios porque supondrán un gran desembolso y no reportarán rentabilidad.

"No hay mercado para lo que pretenden". Así de tajante se muestra Fernando Mena, vocal de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES), que asegura que instalar estos puntos de recarga tendrá un coste muy elevado para las gasolineras y que apenas les supondrá beneficios porque actualmente el parque de coches eléctricos en España es escaso.

A finales de 2017 circulaban por nuestro país casi 33 millones de vehículos (32.929.004, según datos de la DGT), y de ellos, tal y como especifica el Observatorio Sectorial DBK de Informa en el informe 'Previsiones en el Mercado de Automóviles Eléctricos' dado a conocer el pasado mes de mayo, solo 23.215 eran eléctricos. Por eso desde CEEES creen que instalar estos puntos de recarga sería una inversión casi perdida.

En España 'solo' hay 4.964 puntos de recarga eléctricos, apenas un 4,26% del total europeo, 125.000

Desde el sector estiman que acometer los cambios que pretende el Ejecutivo del PSOE podrían suponer una inversión de entre 60.000 y 80.000 euros, eso sin contar lo que pagarían en factura de la luz al mes con apenas clientes que usen ese tipo de instalaciones. "Hay que tener en cuenta otros criterios para imponer la instalación de los puntos de recarga, no solo las ventas como quiere el Gobierno", dicen desde la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), que pide que se valoren, por ejemplo, dónde están ubicadas las gasolineras o las necesidades de los consumidores en cada zona.

Y es que la mayoría de los coches eléctricos están en las grandes ciudades, por lo que el sector cree que no tendría sentido llevar un punto de recarga eléctrico a las 11.500 estaciones de servicio que hay actualmente en España. Al menos, no por el momento. "Cuando la demanda suba, entonces pondremos los puntos de recarga eléctricos", remarca Mena, que insiste en que el parque de coches eléctricos es muy escaso porque estos vehículos son más caros que los diésel y gasolina (unos 5.000 euros de media) y tienen poca autonomía, por lo que no sirven para grandes distancias. De hecho, la batería de la mayoría de modelos no permite recorrer más de 250 kilómetros sin que haya que recargarla.

"El porcentaje de coches eléctricos, comparado con los demás, es irrelevante", señala Víctor García Nebreda, secretario general de la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar), que critica la "obligatoriedad" impuesta por el Gobierno en el borrador de esta nueva normativa. Además, señala que además de la inversión inicial en el poste de recarga, había que ver si la estación de servicio cuenta con potencia suficiente para ofrecer ese servicio, porque de no ser así habría que incorporar una subestación para generar dicha potencia, que supondría, según sus cálculos, una inversión adicional de unos 40.000 euros. "En suma, estaríamos hablando de un desembolso que podría alcanzar los 100.000 o 120.000 euros que no se van a amortizar", explica García Nebreda.

En los últimos días ha trascendido que el Gobierno dará a las gasolineras un plazo de 27 meses para instalar estos puntos de carga para los vehículos eléctricos. Además, se habla de que podrían imponerse multas de 30 millones de euros a aquellas estaciones de servicio que no adopten esta medida, lo que el sector ve como algo completamente "desorbitado".

POCAS 'ELECTROLINERAS'

El principal problema es que hay pocos puntos de recarga en España, lo que hace difícil que aumente el número de coches eléctricos. Y es que los expertos señalan que los conductores no van a apostar por este tipo de vehículos si se van a encontrar con dificultades para poder circular al no tener dónde 'repostar' electricidad.

Según el informe que ha publicado recientemente la Asociación de Fabricantes de Coches Europeos (ACEA), en España hay 4.964 puntos de recarga eléctricos, apenas un 4,26% del total europeo, 125.000. Esta cifra aún está muy lejos del número de instalaciones requeridas por la Comisión Europea, que estima que nuestro país debería contar con al menos 220.000 'electrolineras' para 2030 "como complemento a la legislación comunitaria de reducción de emisiones de dióxido de carbono de coches y furgonetas, con el fin de que la Unión Europea cumpla con los compromisos climáticos en relación con el Acuerdo de París", decía el pasado mes de octubre el Comisario Europeo de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, en un acto en Madrid.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión