wall street rojo
Alberto Sánchez
12.105,848
  • 408,172
  • 3,49%

Wall Street ha registrado este miércoles un sensible repunte (Dow Jones: +0,60%; S&P 500: +0,95%; Nasdaq: +1,51%) tras el cierre mixto del martes, que fue especialmente bajista para el Nasdaq pero ligeramente positivo para el Dow Jones, y la publicación de las actas de la reunión de mayo de la Reserva Federal (Fed).

Dichas actas han dejado entrever que el banco central estadounidense subirá los tipos más rápido de lo previsto, con la mayoría de los funcionarios del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) considerando que "probablemente sería apropiado aumentar el rango objetivo en 50 puntos básicos en las próximas reuniones". Los banqueros también apuntaron que “una orientación restrictiva de la política (monetaria) podría ser apropiada dependiendo de la evolución de las perspectivas económicas y de los riesgos asociados a estas”.

Asimismo, Lael Brainard, futura vicepresidenta de la Fed, ha señalado que la inflación es el "desafío más apremiante" al que se enfrenta la Fed en un discurso en la Universidad Johns Hopkins. "Estamos tomando acciones fuertes para bajar la inflación", ha añadido la banquera, quien ha asegurado que "la estabilidad y el máximo empleo, así como la baja inflación, beneficia a todos los estadounidenses, pero es particularmente importante para las familias de baja renta".

Sobre la guerra en Ucrania, Rusia sigue redoblando su ofensiva en el Donbás en su objetivo por controlar esta región estratégica. Las fuerzas ucranias están ofreciendo oposición, pero el avance de las tropas rusas es implacable. Mientras tanto, la Unión Europea se muestra incapaz de acordar sanciones al petróleo ruso, sobre todo por la oposición de Hungría.

ANÁLISIS TÉCNICO: LOS 3.800 PUNTOS SON CLAVE

Por análisis técnico, el comportamiento de los índices neoyorquinos es cada vez más dispar. Mientras el Dow Jones acumula una caída del 12% en lo que va de año, el S&P 500 baja un 17% y el Nasdaq se deja un 28%. Por el momento, el S&P 500 está aguantando por encima de 3.800 puntos, considerado un soporte mayor de mercado.

Esto abre la puerta a que, en cualquier momento, se produzca un fuerte rebote de corto plazo, debido al elevadísimo nivel de sobreventa que registra la renta variable americana (sobre todo la tecnología) y también al sentimiento muy negativo que domina el mercado (hay un gran posicionamiento bajista), que suele ser un buen indicador de rebotes por la teoría de la opinión contraria y el posible cierre de posiciones cortas.

En cuanto al Nasdaq, el selectivo tecnológico se mantiene cotizando en las inmediaciones de los mínimos anuales. "Hasta por tres veces, en las últimas sesiones, ha intentado recuperar los 12.000 puntos, pero sigue el nerviosismo en el índice", explica César Nuez, analista de Bolsamanía, quien recalca que "el desplome del 25% en menos de dos meses da muestras de una tremenda debilidad en su aspecto técnico". "Mientras que no consiga superar los 12.572 puntos no veremos ni la más mínima señal de fortaleza en su serie de precios", añade.

BUENA OPORTUNIDAD FUNDAMENTAL

Aunque también hay opiniones positivas desde el punto de vista fundamental. Dan Ives, gestor de Wedbush Securities, afirma que estamos ante una “oportunidad de compra generacional en Wall Street”.

En su opinión, hay algunos títulos que cuentan con un potencial “muy interesante”, como Amazon, Microsoft o Apple, por sus perspectivas de crecimiento en un momento en el que la computación y la inteligencia artificial seguirán siendo claves en la industria mundial.

Por todo ello, este analista insiste en que “no nos encontramos ante un estallido de una segunda burbuja tecnológica y que, pese al repliegue monetario de la Fed, hay empresas que cotizan ahora a unos múltiplos más que interesantes, solo hay que saber elegir”.

A nivel económico, se ha conocido el dato de pedidos de bienes duraderos en abril, que ha repuntado un 0,4% en el mes, aunque se queda 0,2 puntos por debajo de las estimaciones del consenso y del dato de marzo. Para los expertos de Pantheon Macroeconomics, la gran pregunta que por ahora no tiene respuesta es si el crecimiento de los pedidos seguirá desacelerándose.

"Las cifras son ruidosas, y el patrón de los últimos meses, con fuertes ganancias mensuales seguidas de lecturas más débiles, hace difícil ver la tendencia en períodos cortos", señalan, al tiempo que indican que "es muy posible que la reciente ralentización no sea más que una reacción temporal a la subida de los precios de la energía; las empresas podrían estar esperando a ver cómo responden los consumidores".

También habrá que prestar atención el viernes al indicador de precios PCE, que "cobra especial relevancia en un momento de elevada inflación y es utilizado por la Fed para tomar sus decisiones de política monetaria", señalan desde Bankinter. Si el PCE indica un respiro en el ritmo de subida de la inflación puede ser la excusa perfecta para el rebote.

En otros mercados, el barril de crudo West Texas ha avanzado un 0,78% ($110,63) y el barril Brent ha subido un 0,59% ($114,23), mientras el euro se ha depreciado un 0,54% ($1,0675). Además, la onza de oro ha caído un 0,64% ($1.853); y la rentabilidad del bono americano a 10 años se ha relajado al 2,75%. Por último, el bitcoin ha ganado un 0,80% ($29.581).

Noticias relacionadas

contador