des traders travaillent a la bourse de wall street
17.395,241
  • -150,855
  • -0,86%

Wall Street ha cerrado jueves con signo mixto (Dow Jones:-0,01%; S&P500:+0,37%; Nasdaq:+0,95%) tras las pérdidas del miércoles, que estuvieron lideradas por el Nasdaq. Los inversores optaron por recoger beneficios después de que el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, asegurase ante el Congreso que habrá nuevas subidas de tipos durante este año. El banquero central ha vuelto a comparecer en esta jornada en el Comité Bancario del Senado, centrando nuevamente la atención del mercado en su mensaje.

"En renta variable, el S&P 500 cedió algo de terreno, pero no todos los sectores sufrieron. Las acciones tecnológicas lastraron al índice junto a financieras e inmobiliarias, pero las acciones energéticas lideraron las ganancias", analiza Ipek Ozkardeskaya, analista sénior de Swissquote Bank.

Para la experta, Powell no dijo nada que no se supiera ya, o que no se esperase en el primer día de su testimonio semestral ante los legisladores estadounidenses.

"Dijo que la Fed continuará subiendo las tasas, pero debido a que se están acercando al destino, es normal reducir el ritmo. Repitió que dos aumentos más son una buena suposición y que la economía sufrirá un período de condiciones crediticias estrictas, crecimiento por debajo del promedio y mayor desempleo para volver a una inflación más baja", agrega Ozkardeskaya.

Asimismo, los analistas de Link Securites remarcan que "Powell quiso puntualizar que ellos nunca usaron la palabra "pausa", en referencia al hecho de que en la mencionada reunión del FOMC de la semana pasada no modificaron sus tasas de interés de referencia, y que no iba a usar esa palabra en su intervención".

Este jueves, en su comparecencia ante Comité Bancario del Senado, los estrategas estaban convencidos de que su mensaje no iba a diferir del pronunciado ante la Cámara de Representantes.

Sin embargo, en esta ocasión, Powell no solo ha vuelto a adelantar nuevas subidas de tipos en lo que resta de año, como ya hiciera tanto la semana pasada como este miércoles, sino que ha ido más lejos y ha desvelado que lo más probable son dos nuevos aumentos.

"Si la economía se comporta como se espera, será apropiado subir los tipos este año, y quizás dos veces. Una fuerte mayoría del comité siente que será apropiado subir los tipos dos veces antes del final del año", ha anticipado.

PETICIONES DE DESEMPLEO

Durante su comparecencia ante el Congreso, Powell vinculó las nuevas subidas de tipos a la evolución de los principales indicadores económicos.

En este sentido, serán claves la próxima publicación del IPC, que tendrá lugar el 12 de julio, así como del informe de empleo, que se dará a conocer el 7 de julio.

Otros datos macro también serán relevantes de cara a la evolución de la política monetaria y este jueves los inversores han conocido las peticiones semanales de desempleo, que han alcanzado las 264.000, en lo que supone el registro más alto desde octubre de 2021.

Los analistas de Oxford Economics subrayan que "las condiciones del mercado laboral se están relajando, aunque solo sea modestamente", y agregan que "eso es bienvenido por la Fed, pero puede no ser suficiente para disuadirlos de subir las tasas nuevamente en julio".

El viernes será el turno de los PMI manufacturero y de servicios, que se estima continúen en 48 puntos y 54 puntos, respectivamente.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En el plano empresarial, el analista de Morgan Stanley Adam Jonas, uno de los principales alcistas sobre los títulos de Tesla en los últimos tiempos, ha recortado su recomendación sobre la firma a 'mantener' desde 'comprar', debido a las últimas ganancias protagonizadas por la firma, si bien ha aumentado su precio objetivo a 250 dólares por acción desde 200 dólares, aunque la firma ya cotiza por encima de ese nivel.

En otros mercados, el petróleo West Texas ha bajado un 4,32% ($69,40) y el Brent ha retrocedido un 3,97% ($74,07). Por su parte, el euro se ha depreciado un 0,28% ($1,0953), y la onza de oro ha cedido un 1,05% ($1.924).

Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años se ha revalorizado al 3,797% y el bitcoin ha subido un 0,22% ($30.171).

Noticias relacionadas

contador