ep wall street during coronavirus pandemic
Natan Dvir
29.910,37
  • -
  • -

Wall Street ha cerrado con fuertes caídas (Dow Jones: -4,06%; S&P 500: -3,37%; Nasdaq: -3,79%) después de haber rebotado más de un 20% desde los mínimos de la crisis, marcados este mismo lunes. La velocidad del mercado es tan vertiginosa que el Dow Jones ha pasado de registrar su mercado bajista más rápido y vertical de la historia, con un desplome del 37% desde máximos, a protagonizar su mejor rally alcista de tres días desde 1931, en tiempos de la Gran Depresión. Marzo de 2020 sin duda pasará a la historia bursátil como uno de los meses más locos que se recuerdan. Durante las últimas cinco sesiones, el Dow se ha revalorizado un 12,8%, en su mejor semana desde 1938. El S&P 500 se ha revalorizado un 10,3%, en su mejor semana desde 2008; y el Nasdaq ha subido un 9,1%.

Y todo ello debido a la pandemia del COVID-19, que se ha convertido en un auténtico shock para la economía mundial y ha provocado una súbita recesión global, lo que ha originado este gran desplome de las bolsas. Y casi en paralelo, la gran respuesta monetaria de los bancos centrales y los gobiernos para prevenir que la crisis sanitaria y el parón económico no se conviertan en una crisis financiera y crediticia ha provocado el posterior y violento rebote de las bolsas mundiales.

Así las cosas, los inversores consideran que solo falta un ingrediente para que los mercados sigan rebotando. Aunque tal vez sea el más difícil: la contención de la pandemia. El mercado está "en fase de rebote", pero aún "no ha hecho suelo". Esa es la valoración que realizan los analistas de HSBC de la situación actual del mercado. "En general, nuestra narrativa sigue siendo cautelosa. Nos estamos acercando al suelo y el ratio riesgo/recompensa está mejorando", afirman.

El amplio estímulo fiscal y monetario anunciado por los gobiernos y los bancos centrales supone un gran apoyo, pero necesitan ver "una desaceleración en el número de nuevos casos de Covid-19 a nivel mundial antes de comenzar a agregar una mayor exposición cíclica".

Para las próximas semanas, todavía creen que existen riesgos a la baja para las acciones globales. "Para ser más constructivos, necesitamos dos catalizadores: el primero es un estímulo fiscal significativo y el segundo es una desaceleración en el número de nuevos coronavirus a nivel mundial. Hemos visto un progreso considerable en el primero, pero todavía no estamos en el punto de inflexión para el segundo", valoran.

En este sentido, la expansión del coronavirus en Estados Unidos será uno de los principales catalizadores para el mercado en las próximas semanas. Si el país logra contener el COVID-19 mejor que en Europa, las bolsas seguirán rebotando. Pero si la pandemia se comporta como en Italia o España, el impacto económico puede ser mayor y la incertidumbre volverá a adueñarse de los mercados, al menos en el corto plazo.

Por el momento, según los datos publicados por la Universidad Johns Hopkins, los infectados en EEUU ascienden 97.000, por lo que el país ha superado a China en número detectado de contagios. La cifra de fallecidos asciende a 1.475. Y aunque el estado y la ciudad de Nueva York siguen siendo los focos principales, otros estados como Washington y Louisiana también están afectados.

Donald Trump sigue apostando por una estrategia diferente en cada territorio para contener el virus y evitar así un confinamiento total del país que provoque un frenazo económico mayor. Sin embargo, los expertos sanitarios apuestan por una respuesta coordinada en toda la nación y medidas de confinamiento a nivel nacional. El tiempo dirá si Trump logra contener el virus y si su respuesta está siendo adecuada.

ANÁLISIS DEL DOW JONES Y OTROS MERCADOS

Por análisis técnico, el Dow Jones ha rebotado un 18% desde su mínimo intradía de esta crisis, los 18.213 puntos. "El índice ha comenzado a rebotar, al centavo, desde el 50% de ajuste/retroceso de toda la subida acumulada desde los mínimos de la última gran crisis financiera, allá por marzo de 2009", afirma José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

"Pero no nos engañemos, todavía queda mucha tela que cortar. Y es que figura de vuelta no tenemos, ni tampoco la esperamos en el corto plazo", añade este experto.

En otros mercados, el petróleo West Texas cae un 6%, hasta 21,22 dólares, el euro se aprecia un 0,5% y se cambia a 1,1083 dólares y la rentabilidad del bono americano a 10 años cae hasta el 0,74%. Por su parte, el índice VIX de volatilidad sube un 4%, hasta 63 puntos.

Noticias relacionadas

contador