• 3,85€
  • 1,45%
MADRID, 07 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- Última parada de la intensa semana que ha tenido Telefónica: mañana viernes, antes de la apertura, conoceremos sus resultados a cierre de septiembre. Tras vender su negocio en República Checa, repartir dividendo y el consejo de Telecom Italia, la teleco capitaneada por César Alierta se confesará ante el mercado y desde Renta 4 son tajantes: “No esperamos que los resultados actúen de catalizador. Insistimos en que los dos principales factores que animarían sus títulos son una mejor perspectiva del negocio en España y buena ejecución en los planes de reducción de deuda”.

Sin embargo, la creencia de que son un “no evento” no les impide hacer previsiones: la firma adelanta unos ingresos de 14.022 millones de euros (un 9,8% menos que en el tercer trimestre de 2012), un EBITDA de 4.765 millones de euros (-11%), un EBIT de 2.289 millones (-15,4%), gastos financieros por importe de 720 millones (además de 100 millones de provisiones: -56 millones ya anunciadas tras la desinversión en la filial checa), un beneficio antes de impuestos de 1.469 millones de euros (-22%) y un neto de 927 millones de euros (-29%); así como un beneficio por acción (BPA) de 0,21 euros (frente a los 0,31 euros previos).

Mientras, los expertos de Nomura esperan que “continúe la mejora en el mercado doméstico (con una caída del 8,6% de los ingresos, excluyendo tasas marginales, frente al retroceso del 9,8% del segundo trimestre) y con una generación total de EBITDA de 4.798 millones, un 11% por debajo (…) esto presionará al consenso de cara a las estimaciones para todo el año y en adelante: nosotros estamos un 2,8% por debajo del mercado para la segunda mitad del año y un 5,1% para 2014”.

Por el contrario, Citi advierte que Telefónica sigue perdiendo cuota en el mercado móvil de España y las tendencias se van deteriorando en términos de rentabilidad, después de que el paquete Fusión haya sido replicado por la competencia y de que en el negocio de líneas fijas se mantenga la presión. A este escenario doméstico, el bróker estadounidense añade que Latinoamérica “realmente no crece”: “Los números básicos parecen sólidos, pero caen por la inflación y Telefónica no está creciendo en términos reales, con un OIBDA bajo presión por esos costes de inflación. El riesgo de divisa se incrementa, y también perjudica a sus magnitudes”. Su conclusión es que la valoración de la operadora ha ido demasiado lejos, porque sus resultados seguirán bajo presión en el medio plazo y, aun así, cotiza a 16 veces sus cifras y la rentabilidad de su flujo de caja libre es del 7%.

Renta 4 opta por destacar que “la evolución en Latinoamérica mostrará un mayor deterioro que los últimos trimestres debido a la depreciación de la gran mayoría de las divisas. Aparte del tipo de cambio, tanto dicha región como Europa seguirán viéndose fuertemente impactados por el descenso de las tarifas de interconexión y la creciente competencia. En el Viejo Continente deberíamos ver un mantenimiento del ritmo de caída, con un mayor deterioro en Reino Unido y una leve mejoría en España, que sin embargo, seguirá cayendo a doble dígito”. Finalmente, el bróker prevé una reducción de la deuda de 1.465 millones de euros por el ingreso de 400 millones por la venta de activos (40% en Centroamérica e Inversis): “Calculamos que la deuda neta descienda hasta 48.330 millones de euros. En el cuarto trimestre se debería recoger la venta de O2 Irlanda (780 millones en efectivo al cierre de la operación), indispensable para cumplir con su objetivo de deuda financiera neta inferior a 47.000 millones”.

De momento, Telefónica Brasil ha publicado una caída de su beneficio a septiembre del 16,6%, hasta los 804 millones de euros; mientras Telefonica Deutschland ha visto como su OIBDA se reducía un 14%, hasta los 292 millones, frente a los 303 millones esperados.

A estas horas, Telefónica cae un 1,31%, hasta los 12,40 euros.

S.C./M.G.
contador