8.723,20
  • -262,70
  • -2,92%

El Ibex 35 ha cerrado con subidas del 0,46%, hasta los 9.562 puntos, lejos de los máximos del día (9.639); y finaliza la semana con caídas del 1,2%. El tono general del mercado sigue siendo bueno, pero los bancos siguen siendo un lastre. Los inversores siguen midiendo el potencial impacto del virus de Wuhan, que ya deja 25 muertos y más de 800 afectados en China y que se ha extendido al resto de la región, con algunos casos en Japón, Corea del Sur, Singapur y Vietnam. Los expertos señalan que no hay motivo para el pánico, pero es pronto para aventurar cual será su evolución.

“El hecho de que la OMS no haya designado la emergencia internacional por el coronavirus ha rebajado el miedo unos cuantos escalones”, señalan los expertos de London Capital Group. “El pánico es prematuro ya que el impacto evolutivo del coronavirus aún está por verse”, afirman por su parte desde Mizuho.

La mejora del sentimiento se ha notado en los parqués asiáticos, que han frenado la caída del jueves y han acabado planos en su mayoría. Las bolsas de China y de Corea del Sur están cerrados por el inicio de las festividades del Año Nuevo Lunar, a pesar de que las celebraciones han sido suspendidas por el virus respiratorio.

En otros mercados, el petróleo Brent cae un 2,3%, hasta 60,60 dólares, debido a la expectativa de una menor demanda de crudo a nivel global por la crisis del coronavirus. Por su parte, el euro se ha depreciado un 0,28% y se cambia a 1,1021 dólares. Además, la rentabilidad del bono a 10 años se ha relajado directamente hasta el 0,35%.

Dentro de las fronteras españolas, destaca la operación de compra llevada a cabo por Helvetia. La entidad ha adquirido en torno a un 70% de Caser por 780 millones de euros y tiene previsto financiar dos tercios de esta con emisión de bonos híbridos.

En las bolsas europeas, además, pesa aún la resaca de la reunión del BCE y de la comparecencia posterior de su presidenta, Christine Lagarde. El Ibex protagonizó un cierre bajista este jueves después de que las palabras de la banquera central anticiparan que los tipos subirán cuando lo haga el crecimiento y no como parte de la revisión de la estrategia del banco central “si es que se llega a la conclusión de que la política de tasas bajas no funciona y sus efectos negativos eclipsan a los positivos”.

Por tanto, mientras la actualización de las líneas maestras del banco central se lleva a cabo, hasta diciembre de este año con toda probabilidad, los tipos se mantendrán en los niveles actuales y es poco probable que tampoco cambie la orientación a futuro de los mercados.

Por otra parte, los inversores han centrado su atención este viernes en la publicación de una batería de PMIs. En positivo, los datos de manufacturas y servicios de Alemania en enero han superado los pronósticos, mientras en la zona euro las manufacturas han sido mejores de lo esperado, aunque los servicios se han situado por debajo de las previsiones.

ANÁLISIS TÉCNICO DEL IBEX 35

"A pesar de las subidas de este viernes todo sigue exactamente igual. Cerramos lejos de los máximos del día y en zona de nadie. Exactamente a medio camino del soporte de los 9.460 y la resistencia de los 9.700 puntos. Y así estamos, laterales desde hace un mes y medio. Lo que me tiene algo más preocupado es que se repite la tónica del año pasado, es decir, un Ibex más débil que nuestros vecinos. Nada nuevo bajo el sol, la verdad", explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

"Y Telefónica y Santander siguen mostrándose muy débiles a pesar de los típicos rebotes puntuales (fases de reacción) que en ocasiones se producen. La semana que viene estará cargado de resultados de peso, entre ellos los de Santander. La entidad cántabra va a recibirlos coqueteando peligrosamente con el soporte de los 3,50 euros y con la mirada puesta en los mínimos de 2019, en los 3,30 euros", añade este experto.

"No quiero pensar que la entidad cántabra termine perforando los mínimos de 2019 porque tendríamos una potente señal de debilidad en uno de los principales motores de nuestro Ibex. Lo único que nos está salvando es el buen comportamiento de las 'utilities', con Iberdrola a la cabeza. Y es que la eléctrica presidida por Sánchez Galán está marcando máximos de todos los tiempos día tras día", conclue Rodríguez.

cierreibex240120

Noticias relacionadas

contador