bancos logos portada

El sector bancario español se mueve en terreno negativo este viernes, en una jornada bursátil en la que despuntan las caídas de BBVA, que se coloca entre las cotizadas que más ceden en el Ibex 35, con unos descensos que rondan el 4%. Algo que arrastra al resto de las entidades, que también sufren pérdidas en la última sesión de la primera semana de agosto tras un julio turbulento.

  • 0,31€
  • -5,95%
  • 1,59€
  • -6,22%
  • 1,33€
  • -2,81%
  • 4,05€
  • -4,84%
  • 2,16€
  • -6,36%
  • 1,95€
  • -3,47%

Del resto, los títulos de Santander y Sabadell alrededor de un 1,5%, los de Bankia y CaixaBank, cerca de un 0,5%, y los de Bankinter, algo menos de un 0,2%. "Uno de los otros dos grandes motores de nuestro selectivo, los bancos, no levantan cabeza", afirma el analista técnico de Bolsamanía, José María Rodríguez.

Los bancos españoles rindieron cuentas al mercado la semana pasada y hubo pocas sorpresas. "Las ganancias del primer semestre fueron en general débiles, pero excluyendo los elementos extraordinarios relacionados con el Covid-19 y otros factores, podrían haber sido peores", afirman desde Scope Ratings.

Los analistas destacan que algunas de las operaciones internacionales de los dos principales bancos de España se han convertido en una fuente de riesgo en esta crisis. BBVA y Santander tienen exposiciones importantes en EEUU, Brasil y México, donde la pandemia está menos controlada que en Europa. Sin embargo, creen que esta vez el entorno es muy diferente al de la última crisis, cuando la austeridad y el desapalancamiento eran las palabras de moda. Ahora, "los gobiernos están alentando a los bancos a prestar con los incentivos correctos, algo que simplemente no existía en el ciclo anterior".

Recientemente, Barclays metió la tijera a Santander y Sabadell, recortando su precio objetivo hasta los 2,9 euros y 0,45 euros, respectivamente. En cuanto a Santander, rebajaron también sus previsiones de ganancias consolidadas en un 11%, 10% y 5% para 2020, 2021 y 2022, respectivamente. "Principalmente recortamos las previsiones de ingresos debido a los tipos de interés más bajos, aunque positivamente el control de costes y la reestructuración de Santander deberían ayudar a mantener ganancias", explican. Prevén además que el banco introducirá un pequeño dividendo en 2021 debido a una mejor solvencia.

En cuanto a Sabadell, aunque tras los resultados del segundo trimestre las previsiones de ganancias de Barclays disminuyen un 4% para 2020, aumentan un 3% para 2021 y 2022. No obstante, destacan que ven "demasiadas incertidumbres sobre el negocio de TSB UK".

Por el contrario, los analistas aumentaron el precio objetivo de CaixaBank hasta los 2,5 euros. Encuentran "atractivo" en la entidad dado que "está negociando por debajo del múltiplo promedio de ganancias del sector" y "pronostica un exceso de capital más alto que la mayoría de los bancos españoles". Así, mejoran sus previsiones de ganancias en un 7%, 4% y 3% para 2020, 2021 y 2022, respectivamente.

Noticias relacionadas

contador