• Lo que hagan los bancos centrales también será clave e incluso podría acaparar una mayor atención ante un entorno político que preocupa menos que en 2017
  • Se espera que el BCE y la Fed sigan avanzando hacia la normalización monetaria
broker660reflexiones
8.351,30
  • 22,00
  • 0,26%

2017 se presentó en su inicio como un año en el que la agenda política marcaría el devenir de los mercados, con multitud de citas relevantes (elecciones en Holanda, Francia, Reino Unido, Alemania...), y así ha sido. 2018 va a continuar en la misma línea, con múltiples citas relevantes en este ámbito que se espera muevan las bolsas. Sin embargo, superada buena parte de la incertidumbre política a lo largo de este año, incluido el temor al triunfo de las fuerzas 'antieuropeas', los bancos centrales, protagonistas indiscutibles de este mes de diciembre, serán el otro gran catalizador bursátil durante próximo año.

Los dos acontecimientos que más impacto tuvieron en el Ibex en este 2017 respaldan la idea de que la política ha sido 'el gran tema' del año. Durante este año, fue el 24 de abril cuando más subió el Ibex, con alzas de casi el 4% en una jornada (3,75%), después de imponerse Emmanuel Macron en la primera vuelta de las elecciones en Francia. El miedo a que Marine Le Pen ganase las elecciones en Francia era uno de los principales temores en Europa en 2017. La superación de este 'obstáculo' resultó clave para que las bolsas comenzaran su andadura al alza. Frente a esto, la mayor caída en una sola jornada del Ibex en este 2017 se produjo el 4 de octubre y también tuvo un motivo político. Después de dos sesiones (la del lunes y el martes) en las que el selectivo español más o menos 'aguantó el tipo' tras el referéndum catalán del 1 de octubre, el Ibex encajó el 4 de octubre su 'sesión horribilis' del año, saldada con su mayor recorte en un día desde el Brexit (-2,85%).

Así las cosas, la política continuará acompañando a los inversores a lo largo de este próximo año 2018, pero no sólo de política vivirán los mercados. En el horizonte se adivinan cuatro incógnitas principales:

- La crisis catalana, ¿persistirá?: el 21 de diciembre se celebran las elecciones catalanas y, en función de quién gane estos comicios, el 'procés' se alargará o 'morirá' (al menos en el corto-medio plazo). Las encuestas hablan del ascenso fulgurante de Ciudadanos, con Inés Arrimadas al frente, pero lo que también parece claro es que va a ser muy complicado formar gobierno en Cataluña, entre otras cosas porque los independentistas también aparecen en lo alto de los sondeos, especialmente ERC.

La tensión generada por el órdago separatista catalán "puede impulsar la volatilidad en los valores españoles" de cara al próximo año, señalan desde UBS

"Todo va a depender de la actitud de los nacionalistas catalanes tras las elecciones", señala Nicolás López, director de análisis de M&G Valores, al ser preguntado sobre la evolución a corto-medio plazo del Ibex. Alberto Iglesias, gestor de GVC Gaesco Gestión, también cree que la situación de Cataluña debe tenerse presente de cara al próximo año, al igual que Raimundo Martín, director general de Mirabaud Asset Management para España, Portugal y Latinoamérica. Sin embargo, en ambos casos sus sensaciones son más positivas que negativas. "En España pasa lo mismo que el año pasado cuando hablábamos de la incertidumbre que se creaba al no tener formado un Gobierno, lo que provocó inestabilidad. España tiene pequeñas crisis políticas que cada vez son diferentes. Esta vez es la situación con Cataluña. Pero seguimos confiando", señala Martín. Óscar del Diego, jefe de inversiones de Ibercaja, cree igualmente que Cataluña "marcará la agenda en el Ibex" el próximo año, y advierte del impacto que puede tener en los inversores extranjeros "si no se consigue silenciar este 'ruido' que genera un ambiente de incertidumbre". Para UBS, la tensión generada por el órdago separatista catalán "puede impulsar la volatilidad en los valores españoles" de cara al próximo año.

- La tensión política en Italia, ¿resurgirá?: Italia volverá a escena con toda su fuerza en 2018, pero ya no preocupa tanto lo que vaya a ocurrir en sus elecciones, en el sentido de que ya no preocupa que el 'Movimiento 5 Estrellas', extremista y 'antieuropeo', vaya a imponerse en los comicios. Este cambio de escenario se debe en buena medida a la aprobación de la nueva ley electoral italiana que permite que una coalición de partidos pueda presentarse a las elecciones. Dado que el 'Movimiento 5 Estrellas' prevé acudir en solitario, todo apunta a que ganará una coalición y que podría replicarse lo visto en las elecciones de Sicilia de principios de noviembre, donde se impusieron tres partidos conservadores ('Forza Italia', 'Liga Norte' y 'Hermanos de Italia'). Los expertos esperan un resultado similar a aquel o una gran coalición entre 'Forza Italia' y el Partido Democrático. En todo caso, parece que Silvio Berlusconi (líder de 'Forza Italia') resurgirá, y esto gusta a los analistas, que creen que sería bien recibido por los mercados en cuanto que supone mantener el 'stablishment'. Las elecciones en Italia se celebrarán, como muy tarde, el 20 de mayo de 2018.

"Las elecciones italianas, el separatismo en Cataluña y el proceso del Brexit siguen siendo una preocupación", advierte Ronald Temple, director general de Lazard

Y, mientras la crisis política en Italia podría darse por 'cerrada' en la primera mitad del próximo año, la crisis de sus bancos -que tanto preocupaba en el arranque de 2017- también podría continuar desdibujándose. Los expertos de Credit Suisse reconocen que los bancos italianos seguirán centrando la atención en 2018, pero recalcan que ellos son "selectivamente constructivos" con las entidades italianas, con Intesa Sanpaolo como su favorito. "Los principales bancos italianos están apuntando a una reducción de los activos dudosos de 64.000 millones de euros a través de la recuperación y las ventas", señalan estos analistas.

- El Brexit, ¿se 'cerrará'?: 2017 termina con un acuerdo entre Bruselas y Reino Unido que permite entrar en la segunda fase de las negociaciones y aumenta las esperanzas de que se consigan cumplir los plazos en todo el proceso del Brexit. Aunque es cierto que los devenires del Brexit no han tenido un excesivo impacto en las bolsas en 2017, siempre es importante lo que pueda ocurrir dentro de todo este proceso, las medidas concretas, sus cifras... "Las elecciones italianas, el separatismo en Cataluña y el proceso del Brexit siguen siendo una preocupación", señala Ronald Temple, director general de Lazard AM. "Los escenarios políticos extremos, en especial un conflicto entre EEUU y Corea del Norte, siguen siendo un riesgo de baja probabilidad para los mercados. No obstante, la política posiblemente tenga un impacto local significativo. Episodios como las negociaciones del Brexit, Cataluña o las elecciones italianas pueden tensar temporalmente el panorama", recalcan desde UBS. Eso sí, en opinión de estos analistas, "es improbable que perturben los mercados de una forma profunda y duradera". Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank, añade Alemania y las elecciones parlamentarias en Estados Unidos al 'listado' de focos de interés político en 2018, y advierte: "La incertidumbre política no nos va abandonar en 2018: la negociaciones para formar Gobierno en Alemania, las elecciones en Italia con la vuelta de Berlusconi, un año decisivo para el proceso del Brexit, las legislativas en Estados Unidos y... a ver qué novedades depara Cataluña".

"Los bancos centrales tendrán un importante papel en este 2018", indica Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank

- Los bancos centrales y su normalización monetaria, ¿serán los verdaderos protagonistas de 2018?: junto a la política, los expertos tienen claro que los bancos centrales y su proceso de normalización monetaria, materializado en las últimas decisiones tanto del Banco Central Europeo (BCE) como de la Reserva Federal (Fed), serán los grandes 'motores' de las bolsas en 2018, incluso con un protagonismo superior al de una situación política global que se plantea mucho menos complicada que la del pasado año. "La normalización de la política monetaria, tanto en los tipos de interés como en las inyecciones de liquidez" será el tema clave que moverá las bolsas en 2018, en opinión de Stefan Hofrichter, economista jefe de AllianzGl. "El proceso ya ha comenzado en Estados Unidos, donde ya hemos visto cuatro subidas de tipos hasta el momento. (...) Es probable que el BCE, mientras continúa aferrándose a las compras de bonos, termine con la QE (quantitative easing) a más tardar a finales de 2018", señala este experto. Rosa Duce coincide en la idea de que "los bancos centrales tendrán un importante papel en este 2018". Desde Deutsche Bank estiman que la Fed subirá los tipos en dos ocasiones más, tras la inminente subida que se producirá en diciembre. "Por otra parte, será clave el mes de junio para conocer el próximo movimiento del BCE", añade Duce.

Noticias relacionadas

contador