nike portada
Nike.
171,910$
  • 0,680$
  • 0,40%

La inflación se ha convertido en los últimos días y semanas en ese 'hombre del saco' que amedrenta a los inversores. En boca de todos, no han sido pocos los que han salido al paso para descubrir refugios o 'búnkeres' contra este fenómeno, y estos son los que recomiendan Fraser Jenkins y su equipo de estrategas en Bernstein Research.

"Probablemente no hay un mayor riesgo macro, tanto estratégica como tácticamente hablando, que la inflación y lo que implica para las carteras", alertan estos expertos.

Invertir en empresas cuya deuda venza a largo plazo. Esa es la propuesta que ofrecen desde Bernstein ante la inflación. Las compañías vienen de emitir bonos como nunca durante la crisis del Covid-19. La mayoría de ellas lo hizo para financiar su supervivencia, pero para otras fue una oportunidad de aprovecharse de la Fed y sus medidas para respaldar los mercados crediticios. Esto abrió a su vez la puerta a elevar el plazo de vencimiento de la deuda.

Según la lógica de los estrategas de Bernstein Research, la inflación puede ser algo positivo para esas empresas que siguen en funcionamiento y cumpliendo sus obligaciones financieras después de haber emitido bonos de tasa fija (un papel de deuda a largo palzo que tiene una tasa de interés predeterminada).

No hay una cura infalible contra la inflación. Según los expertos liderados por Jenkins, su respuesta a ella puede ser tan buena como invertir en otro tipo de activos, como el oro o el bitcoin, a los que también se les suele considerar buen refugio.

"Una cartera de empresas estadounidenses con un vencimiento de deuda en el largo plazo ha rendido un 7% mejor que otra compuesta por acciones con deuda que 'caduca' a corto plazo en lo que va de año", señalan. "Además, tienen valoraciones más atractivas", apostillan.

Desde Bernstein han localizado más de 80 de estas compañías 'refugio' contra la inflación. Algunas de ellas incluyen grandes tecnológicas como Apple, Alphabet (matriz de Google), Amazon y Microsoft, además de la desarrolladora de videojuegos Electronic Arts y las fabricantes de semiconductores, Nvidia y Qualcomm.

La lista también incluye gigantes de la telecomunicación en EEUU, como Verizon y AT&T, además de empresas del sector 'retail' como Home Depot y Target. Otras, también están relacionadas con los productos de consumo, como Coca-Cola, Nike, Kraft Heinz, McDonald's, Starbucks y Estée Lauder.

Del sector salud y biotecnológico, en Bernstein señalan a Johnson & Johnson, Pfizer, Gilead Sciences, Regeneron y Biogen. En defensa, sus expertos se quedan con Lockheed Martin, Raytheon Technologies y Northrop Grumman. Finalmente, otra que pasa el corte es la operadora ferroviaria, Kansas City Southern.

Noticias relacionadas

contador