• Otros gestores como Gonzalo Lardiés o Ángel Fresnillo también se quejan de los precios caros de la renta variable
  • Los productos 'value' se están quedando atrás en el ranking de 2017, que lideran en España los fondos menos activos
parames bolsademadrid
Francisco García Paramés en la Bolsa de Madrid
9.908,10
  • -22,90
  • -0,23%

Cuesta encontrar valor en la renta variable española. Y en Europa en general. Esta es una queja repetida entre los gestores que tradicionalmente han encabezado los rankings de rentabilidad, entre los que destaca Francisco García Paramés. “Europa os ha echado del mercado”, asegura el fundador de Cobas Asset Management.

El gestor recuerda que tras sus dos años fuera de la industria -dejó Bestinver en 2014 y volvió en 2016 con Cobas- se ha encontrado con valoraciones muy exigentes: “Muchos de los valores que habíamos tenido tradicionalmente en Bestinver estaban en máximos históricos o cerca de ellos”, ha asegurado este lunes en el evento Iberian Value que han organizado Finect y El Confidencial en la Bolsa de Madrid.

Seis días después de celebrar la I Conferencia de Inversores de Cobas, su máximo responsable ha repetido el mismo mensaje. “Europa está cara. Ahora es más difícil encontrar valor”, sostiene, algo que observa especialmente en el caso concreto de España: “Hay más eficiencia que hace 20 años, con más inversores, con lo que cuando hay una gran oportunidad hay muchos que compran y se encarece la valoración. Además, apenas hay 100 cotizadas y 150 si contamos Portugal”, agrega.

En el mercado hay más eficiencia que hace 20 años, con más inversores, con lo que cuando hay una gran oportunidad hay muchos que compran y se encarece la valoración

No obstante, el sesgo inversor de Paramés siempre ha sido internacional y focalizado principalmente en Europa. Aunque el peso de la renta variable del Viejo Continente se queda en el 49% en el Cobas Selección, principal estrategia del gestor con un patrimonio administrado de más de 700 millones de euros. Mientras que también destacan Asia (18%) y Estados Unidos (17%).

Esta mayor diversificación geográfica es fruto de que “es difícil encontrar cosas interesantes en Europa”, insiste Paramés. Lo mismo que le suceden a otros gestores con la misma filosofía de inversión: comprar acciones infravaloradas por el mercado en comparación con sus fundamentales. “Nos está costando encontrar grandes ideas. Hay mucha complacencia en el mercado, y nosotros tenemos en liquidez el 20% de los activos, el nivel más alto de los últimos años”, explica Ángel Fresnillo, director de renta variable de Mutuactivos.

Una visión en la que coincide Gonzalo Lardiés, gestor de AyG tras incorporarse este año procedente desde Alpha Plus: “Es más difícil que hace diez años jugar con el crecimiento interno de la economía, porque los sectores que antes tiraban del carro como construcción y banca ahora no lo hacen”, agrega. Mientras que Marc Garrigasait, gestor de los vehículos Koala y Panda a través de Gesiuris, cree que tras las inyecciones monetarias de los bancos centrales durante los últimos años “los modelos tradicionales de valoración no sirven”.

La tónica es general. Y tiene repercusiones en el ranking de bolsa local, dominado este año por fondos indexados o poco alejados del Ibex 35. Al evitar los ‘blue chips’ y valores considerados caros en los que han seguido entrando inversiones, los mejores gestores de los últimos años -o décadas, como Paramés- se han quedado atrás. El CaixaBank Bolsa Española 150, indexado en un 75% al Ibex, es el mejor de 2017 con una rentabilidad acumulada del 21%, según los datos de Morningstar. El Ibex sube un 12,7% en el mismo periodo, un porcentaje que sólo superan cuatro fondos de bolsa española con cinco estrellas Morningstar -máxima calificación por rentabilidad y riesgo frente a sus competidores-. Son el Fidelity Iberia Fund, el Santander Small Caps, el Gesconsult Renta Variable y el Santander Acciones Españolas.

¿DÓNDE INVERTIR CON VALORACIONES ALTAS?

A pesar de las valoraciones que lamentan los gestores, siguen buscando oportunidades. La nota más discordante la pone José Ramón Iturriaga, gestor de Abante, que piensa que se están poniendo en valor los fundamentales. Y asegura que “muchos han hecho por denostar a la banca su filosofía de vida”. El gestor de los fondos Okavango y Kalahari asegura que el Popular “era la oveja negra”, pero que el sector, “tanto en España como en Europa en general, tiene un elevado potencial de revalorización. La línea de los ingresos empieza a crecer tras la contracción del crédito durante la crisis”, asegura.

Iturriaga: los bancos más apalancados y dependientes de los tipos “aumentarán entre un 40% y un 50% su beneficio cuando los tipos suban 50 puntos básicos”

A su juicio, cuando se normalicen los tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE), los bancos más apalancados y dependientes de los tipos “aumentarán entre un 40% y un 50% su beneficio cuando los tipos suban 50 puntos básicos”. Entre ellos estarían CaixaBank, Liberbank o Sabadell, mientras que apunta que los menos dependientes serían Santander y Bankinter.

Entre las apuestas de Iturriaga también están las empresas ligadas a la construcción y valores cíclicos. En una mesa sobre oportunidades en la bolsa española, Ángel Fresnillo ha citado a Merlin, por su preferencia actual hacia las socimis, y Euskaltel, que “cumple todas las características que exigimos. Es una máquina de generar caja”. Mientras que Lardiés recomienda a Zardoya Otis, una empresa “que sufrió la crisis en su cotización pero no tanto en la cuenta de resultados, y se beneficia de la recuperación”.

Paramés, por su parte, defiende que ha construido una cartera con un PER -veces que se repite el beneficio por acción en el precio- de 8 veces, para lo que ha tenido que recurrir a valores asiáticos: “Cubrimos el riesgo de no conocer tanto las empresas con una persona presente en Asia e invirtiendo en empresas con liquidez”, asevera. También opta por el sector del automóvil, con valores como BMW: “Hay inversores preocupados por el ciclo de Estados Unidos, pero las ventas de coches en el país sólo representan un 20% del global”.

El evento ha contado con una mesa de “estrategias distintas a la gestión tradicional”. En ella, Garrigasait ha apostado por las empresas de pequeña y mediana capitalización en Japón, debido a que “se encuentran con un potencial elevado, similar a las estadounidenses en 1932 cuando las analizó Benjamin Graham o a las coreanas en 2004, con Warren Buffett”. Por su parte, Juan Cruz, director de inversiones de Cygnus, opta por las estrategias de retorno absoluto y defiende su inversión bajista en eléctricas reguladas estadounidenses, que “cotizan con valoraciones muy altas tras las políticas monetarias expansivas años antes de la Reserva Federal (Fed). Por último, Georgina Sierra, directora de análisis de Solventis, ha recomendado la inversión a largo plazo en gestores ‘value’, especialmente en renta variable europea.

Noticias relacionadas

contador