ep archivo   una oficina del banco sabadell en madrid espana
Archivo - Una oficina del Banco Sabadell en Madrid (España).Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
0,578€
  • 0,018€
  • 3,14%

La agencia de calificación crediticia S&P Global Ratings ha confirmado la rebaja de la nota al Banco Sabadell y la sitúa en BBB-, a un escalón del grado especulativo, según ha informado la compañía a través de un comunicado a la CNMV. Por otro lado, la entidad ha mejorado sus perspectivas sobre Banco Santander, BBVA, Ibercaja y Bankinter.

De esta forma, el banco catalán confirma la revisión de su rating a la baja aunque el comunicado matiza, eso sí, que la perspectiva es "estable, para reflejar los retos de rentabilidad, eficiencia y digitalización". En el texto facilitado, apuntan a que estos son los objetivos a los que el equipo directivo "debe enfrentarse".

Asimismo, hay que destacar que el rating a corto plazo ha pasado de A-2 a A-3.

Por su parte, la agencia ha mejorado la perspectiva de 'negativa' a 'estable' y ha mantenido las calificaciones de seis bancos españoles (Santander, Santander Consumer Finance, BBVA, BBVA Global Markets, Bankinter e Ibercaja), gracias a la evolución del ritmo de vacunaciones en España, y a los signos de un fuerte repunte de la economía nacional, lo que sugiere que el sector bancario ha podido dejar atrás los peores escenarios.

En cuanto al resto de bancos (CaixaBank, Cecabank, Caja Laboral Popular Cooperativa de Crédito, Abanca Corporación Bancaria, Grupo Cooperativo Cajamar y Mulhacen), ha informado de que en esta ocasión no han formado parte de la revisión realizada ya que sus perspectivas son 'estables' y no están sujetos a presiones a la baja, si bien señala el caso de Mulhacen como una "excepción" y afirma que la perspectiva 'negativa' para esta entidad se relaciona con "factores idiosincráticos".

Este análisis sobre el sector bancario en España se ha realizado 15 meses después del comienzo de la pandemia de la Covid-19 en Europa.

S&P Global Ratings recuerda que España ha sido una de las economías más afectadas por la crisis de la Covid-19 en 2020 debido, en parte, al peso del turismo en la economía, sector que ha sufrido el impacto de las restricciones aprobadas para frenar el avance de la pandemia. Sin embargo, considera que la banca española "ha demostrado ser resiliente", por eso la revisión de perspectiva de 'negativa' a 'estable'.

"Aunque el nivel de provisiones aumentó a 90 puntos básicos en comparación con la media de préstamos concedidos en 2020, frente a los 44 puntos básicos de 2019, el capital no se ha debilitado y la liquidez de los bancos ha aumentado", señala la agencia.

En cuanto a los créditos dudosos, S&P afirma ser "consciente" de que todavía no se han reflejado en los balances de los bancos, algo que prevé que suceda durante la segunda mitad de 2021 y en 2022, a medida que se vayan reduciendo las medidas de apoyo.

"No obstante, con la recuperación económica en marcha, creemos que los bancos podrán gestionar mejor el nivel de préstamos dudosos", explica la firma. Prevé, además, que la banca siga realizando provisiones sin poner en riesgo su posición de capital. De esta forma, anticipa que las provisiones se mantengan en los 80 puntos básicos, antes de descender en 2022.

DESAFÍO A LA RENTABILIDAD

En cuanto a las dificultades por las que podría atravesar la banca española, S&P señala que un crecimiento más limitado, la perspectiva de continuar en un entorno de tipos bajos durante algunos años más, así como la necesidad de realizar inversiones para respaldar la digitalización de la banca podrían suponer un desafío para la rentabilidad de la banca española.

Así, considera que la estrategia de los bancos continuará pasando por una reestructuración de los costes mediante la reducción de empleados y oficinas, así como un enfoque del negocio orientado a generar comisiones. Tampoco descarta una "ola de consolidación" del sector que aceleraría el proceso de reestructuración.

Del mismo modo, señala que el sector turístico "no recuperará los niveles de 2019 hasta el 2022 o 2023", lo que conllevará que España "tarde más tiempo en comparación con otros países europeos" en recuperar los niveles precrisis.

MEJORA DE LA PERSPECTIVA DE SANTANDER Y BBVA

Sobre el Banco Santander, la perspectiva 'estable' se basa en la mejora de las tendencias económicas de algunos de sus principales mercados, como Reino Unido o Estados Unidos. En general, S&P Global Ratings considera que el modelo de negocio de la entidad "ha ayudado a mitigar el impacto financiero de la pandemia".

También ha mejorado la perspectiva a 'estable' de BBVA gracias al perfil geográficamente diversificado de la entidad y a los mejores signos de la economía mundial. La agencia ha valorado positivamente la venta de sus operaciones en Estados Unidos, una situación que brinda al banco de "flexibilidad para navegar en un entorno más severo".

Por otro lado, la agencia contempla que Bankinter podrá compensar de forma gradual, en el medio plazo, los ingresos perdidos por la reciente escisión de Línea Directa. Así, espera un aumento de los ingresos de su negocio bancario en España, y el desarrollo de nuevas líneas de negocio y mercados.

Noticias relacionadas

contador