ep archivo   fachada de la sede de sacyr
Fachada de la sede de SacyrEduardo Parra - Europa Press - Archivo
3,646€
  • -0,050€
  • -1,35%

Sacyr ha anunciado este jueves sus resultados de 2023. Ha logrado un beneficio neto de 153 millones de euros, lo que representa un 39% más que los 111 millones que cosechó en el ejercicio precedente. La compañía, además, ha elevado el dividendo hasta los 0,136 euros por acción.

La cifra de negocios de Sacyr en el conjunto del año se ha situado en 4.609 millones de euros, un 7,4% menos que en 2022, aunque el Ebitda (resultado bruto de explotación) ha alcanzado los 1.523 millones de euros, un 6,7% más que en el año anterior. Y la rentabilidad, medida como margen Ebitda, creció en 430 puntos básicos, hasta la cifra récord del 33%.

Por su parte, el flujo de caja operativo de la compañía se ha disparado un 20% hasta situarse en los 848 millones de euros, frente a los 705 millones a cierre de 2022.

Sacyr ha detallado en la nota de resultados que en 2023 completó su enfoque estratégico hacia las concesiones de infraestructuras con la incorporación de nuevos activos a su portfolio y con la venta de sus filiales de servicios, Valoriza Servicios Medioambientales y Sacyr Facilities.

De hecho, la cuenta de resultados "refleja la continua generación de valor" gracias a este foco en los activos concesionales, que aportan ya el 93% del Ebitda del grupo, ha detallado la compañía, que explica que la valoración de los activos de Sacyr Concesiones alcanzaba a cierre de 2023 los 3.254 millones de euros.

Sacyr cuenta con 70 activos concesionales que tienen una vida media de 26 años. Además, aprovecha para presumir del "gran éxito" que la logrado en los últimos meses con cuatro contratos adjudicados y firmados: un tramo de la interestatal I-10 (EEUU), las autopistas Vía del Mare y A-21 en Italia y el Aeropuerto de El Loa (Chile).

La empresa detalla también que ya tiene un equity comprometido en los proyectos firmados de más de 600 millones de euros para los próximos cuatro años, y dispone de un pipeline de 34 proyectos en estudio en sus mercados de referencia.

De esta manera, Sacyr apunta que "se ha consolidado como la tercera desarrolladora de activos de transporte, según la revista PWF, y como una de las mayores concesionarias de infraestructuras del mundo".

REDUCCIÓN DE LA DEUDA

Por otro lado, la compañía recuerda que uno de los principales objetivos de su Plan Estratégico 2021-2025 era la drástica reducción de la deuda neta con recurso. "Esta deuda se ha recortado el 51% y ha pasado de los 546 millones de euros de diciembre de 2022 a los 269 millones de cierre de 2023", confirma Sacyr, que remarca que la ratio de deuda neta con recurso sobre Ebitda más distribuciones de activos concesionales se sitúa en 0,8 veces.

"Las exitosas operaciones de venta de Valoriza y Sacyr Facilities, así como la rotación de participaciones minoritarias en Autovía del Eresma (España) y N6 (Irlanda), contribuyeron el año pasado a alcanzar el objetivo de reducción de la deuda", ha afirmado la compañía, que mantiene su "firme compromiso" en la reducción y control de la deuda.

En cuanto a la retribución al accionista, otro de los pilares del Plan Estratégico, Sacyr ha elevado en 2023 el dividendo hasta los 0,136 euros por título, entregando dos scrip dividend en enero y julio. La rentabilidad se ha situado, así, en el 4,9%.

EVOLUCIÓN POR ÁREAS DE NEGOCIO

Por áreas de negocio, cabe destacar que Sacyr Concesiones obtuvo un Ebitda de 940 millones (+7%), "gracias a la buena evolución operativa de los activos, a los proyectos de Colombia, a la contribución de las autopistas Ruta 78 y Los Vilos y del Hospital Buin Paine (Chile) y a la vinculación de los ingresos a la inflación".

"Sacyr sigue demostrando su capacidad de poner en servicio nuevos activos concesionales", afirma la compañía, que recuerda que desde 2022 ha puesto en operación ocho activos. Además, indica que el Ferrocarril Central (Uruguay) y la autopista Pamplona-Cúcuta (Colombia) entrarán totalmente en servicio en los próximos meses.

En cuanto a Ingeniería e Infraestructuras, Sacyr detalla que la estrategia de la división constructora "prioriza la rentabilidad frente al volumen", por lo que el Ebitda aumentó el 10%, hasta 570 millones de euros, pese a que los ingresos bajaron el 14% a 2.734 millones de euros.

El margen de Ebitda se situó en el 21%. "Si se excluye el impacto de los activos italianos de Pedemontana y A3, la rentabilidad alcanza el 4,6%, frente al 3,7% de 2022", afirma Sacyr, que apunta que la cartera de la división ha cerrado el año en 7.456 millones de euros, con un ligero incremento. El 51% de esa cifra corresponde a proyectos de Sacyr Concesiones y representa 33 meses de actividad.

Noticias relacionadas

contador