El jefe de Alphabet, David Drummond, la vuelve a liar y se casa con una empleada

Se une a la lista de ejecutivos que han infringido la política de la firma sobre las relaciones amorosas

Alfonso Peña
Bolsamania | 04 sep, 2019 14:28 - Actualizado: 14:45
google-suspend-certaines-activites-avec-huawei-apres-le-decret-de-trump

ALPHABET-A

1.244,410

02:00 18/10/19
-0,67%
-8,39

El jefe legal de Alphabet, David Drummond, de 56 años se ha casado este fin de semana con una empleada de 37 años, Corinne Dixon, con la que ha estado saliendo mientras ambos se encontraban en la misma compañía. Según fuentes de la firma y adelanta CNBC, Nixon no trabaja para Drummond y trabaja en el departamento legal de Google para otro mandatario, Kent Walker. Drummon por su parte, desempaña otra función, la de director jurídico de la empresa matriz de Google, Alphabet.

No es la primera vez que altos cargos o trabajadores de la compañía tecnológica desacatan la política de la firma de no entablecer relaciones personales entre compañeros. Tal fue el caso del abogado superior de Alphabet, cuando salió en todos los titulares después de que un extrabajador de la firma detallase su relación con él y le acusase de descuidar al hijo que tenían en común. El asunto no quedó ahí y el mismo abogado se ha casado recientemente con un actual empleado de Google en el departamento legal de la compañía.

Sin embargo, el protagonista de la última controversia de este tipo la ha protagonizado el jefe legal de Alphabet, David Drummond, por su boda con la empleada Corinne Dixon. El matrimonio ha tenido lugar cuando el mandatario se había sumado a la política de la compañía en contra de las relaciones personales. Esto ha generado un fuerte descontento entre los empleados de la tecnológica.

Drummond ya mantuvo una relación con una, por aquel entonces empleada de Google, en concreto, aquella relación con Jennifer Blakely fue reportada por el 'New York Times' en un artículo que también implicaba a otros altos ejecutivos de Google, incluyendo al cofundador Andy Rubin, por tener relaciones con empleados y recibir generosas indemnizaciones cuando se fueron. Ese artículo inspiró una retirada global de los empleados de Google de sus oficinas. Desde entonces, Google ha modificado algunas de sus políticas relacionadas con la conducta sexual inapropiada.

Otra de las controversias ha llegado cuando ha salido a la luz que Blakely y Dixon han desempeñado el mismo cargo en Google tal y como confirman sendos perfiles de Linkedin. Se trata en específico, de la función de "directora de contratos senior". Por su parte, Google se ha negado a prestar declaración sobre el tema y Drummond ha seguido el mismo camino y por el momento, no se ha pronunciado.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión