cb general electric  short1
13,14$
  • 0,56$
  • 4,41%

Los inversores celebran en el premarket los resultados de General Electric (GE). A pesar de que la compañía ha anunciado pérdidas de 1.300 millones de dólares en el tercer trimestre, lo cierto es que son menores que las del año pasado, y también ha confirmado que sus ingresos se mantuvieron estables a medida que luchan por restaurar el crecimiento y las ganancias tras asumir un cargo contable de 22.000 millones de dólares hace un año. Además, ha aumentado las previsiones de tesorería. Tras ello, sus títulos se han disparado un 11,69% en Wall Street.

En concreto, las pérdidas de la compañía fueron de 1.330 millones en el trimestre, en comparación con las pérdidas de 22.960 millones un año antes. Y la pérdida por acción de las operaciones continuas fue de 15 centavos, frente a la de 2,64 dólares de hace un año. Aunque si la cuenta se hace de forma ajustada, lo que excluye estos gastos, GE ganó 15 céntimos por acción, frente a los 11 centavos que auguraban los analistas. Por su parte, los ingresos totales cayeron ligeramente a 23.360 millones de dólares desde los 23.390 millones del mismo periodo del año anterior.

Según ha explicado GE, sobre una base ajustada el conglomerado con sede en Boston ha generado más ganancias de las esperadas, superando las estimaciones de los analistas, al tiempo que ha prometido entregar 1.000 millones de dólares más en efectivo este año de lo que había previsto anteriormente, recoge Reuters.

Los resultados han marcado "el progreso en la transformación de GE", ha dicho el director ejecutivo Larry Culp, quien ha calificado el cambio de rumbo previsto de la firma a partir de un desastroso 2018 como "un juego de pulgadas". Ahora General Electric espera que el flujo de efectivo libre industrial de todo el año esté entre 0 y 2.000 millones de dólares, comparado con su pronóstico anterior de entre 1.000 millones negativos y 1.000 millones positivos.

No obstante, aunque los resultados ajustados de GE han superado las expectativas, el informe de resultados de GE muestra dificultades en las líneas de negocio clave. En concreto, los pedidos de la debilitada división de energía han caído 30%, y los pedidos de las turbinas de gas han retrocedido un 17%. Además, en la web se muestra que no ha enviado ninguna de sus turbinas de gas HA más nuevas y grandes en los últimos seis meses. Quizá esa sea la razón de que los ingresos por energía, que incluyen gas, vapor y equipos y servicios nucleares, hayan caído un 14% en el trimestre.

Los pedidos de motores a reacción también se han desplomado un 27%, mientras que los pedidos de servicio de motores han crecido un 15%. GE ha explicado que sufrió un impacto de 300 millones de dólares en efectivo en el trimestre debido a la inmovilización del avión 737 MAX de Boeing, que utiliza motores fabricados en parte por la compañía.

Tras el segundo accidente mortal de esta aeronave, Boeing no puede entregar los aviones a las compañías aéreas y, por tanto, según los analistas, GE todavía no ha recibido el pago por los motores que entrega. General Electric ha dicho que espera un impacto similar de 400 millones de dólares en el cuarto trimestre, unas cifras que se ajustan a las expectativas que fijó a finales de julio.

OTRAS CIFRAS

GE ha explicado que le ha costado 8.700 millones de dólares reducir su participación en Baker Hughes a menos del 50% durante el trimestre, un cambio que ha obligado a la empresa a consolidar las ganancias de la compañía de petróleo y gas en sus resultados, y que marcara la participación restante a su valor justo de mercado. Los analistas esperaban un cargo de entre 8.500 y 10.000 millones de dólares.

Además, General Electric ha aplicado un cargo de 1.000 millones de dólares a su negocio de seguros de asistencia a largo plazo para tener en cuenta el efecto de la caída de los tipos de interés sobre sus obligaciones, en este caso en línea con lo que pronosticaban los analistas. Y GE también ha amortizado 740 millones de dólares en el fondo de comercio de su negocio de energía hidroeléctrica. En conjunto, los cargos por seguro y fondo de comercio han ascendido a 17 centavos del beneficio por acción.

Noticias relacionadas

contador