caixabank bankia portada2

Los consejos de administración de CaixaBankia y Bankia han dado este jueves luz verde a la fusión que creará el primer banco de España, con activos de 664.027 millones de euros.

  • 1,50€
  • -1,90%
  • 2,20€
  • -2,14%

Ambas compañías han citado mañana a los medios de comunicación en la sede de CaixaBank en Valencia donde se darán a conocer todos los datos que van a marcar el movimiento corporativo.

Las primeras valoraciones iniciales apunten a que cada acción de Bankia podría dar derecho a recibir 0,7 acciones de CaixaBank. Ante una operación de estas características la ecuación de canje suele acaparar todas las miradas y en este caso con más motivo.

Criteria no debía bajar del umbral del 30% en el accionariado del grupo resultante para que la Fundación 'La Caixa' no perdiera ventajas fiscales, un requisito que además está incluido en un protocolo interno y cuya ruptura implicaría la asunción de una serie de costes. Además, el FROB solicitaba, al menos, una prima del 20% sobre la cotización de Bankia.

La reunión de hoy ha dado el pistoletazo de salida a una operación que creará un grupo con activos por importe de 650.000 millones de euros, unas 6.600 sucursales (4.400 la entidad de origen catalán y más de 2.200 la entidad nacionalizada) y una plantilla conjunta superior a los 51.000 empleados (casi 35.600 CaixaBank y unos 16.000 Bankia), lo que propiciaría significativas sinergias.

Jose Ignacio Gorigolzarri, actual presidente de Bankia, va a seguir teniendo un papel muy importante en la entidad resultados. El Confidencial apunta a que controlará auditoría, secretaría y comunicación en CaixaBank. Aunque será sobre Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank, sobre el que recaiga el mayor peso.

El Estado, a través del FROB, tendrá con mucha probabilidad presencia en el consejo de administración de la entidad resultante. Una entidad que mantendrá el nombre de CaixaBank y la sede fiscal seguirá en Valencia.

Noticias relacionadas

contador