Bosques Naturales pretende imponer una pérdida del 95% a sus clientes

Como alternativa a la capitalización de la deuda que les convertiría en accionistas

Sergio García
Bolsamania | 24 abr, 2019 06:00 - Actualizado: 17:31
ep bosque
Bosque.UNIVERSIDAD DE MELBOURNE

Bosques Naturales busca una salida a su concurso de acreedores. La compañía ofrece a sus clientes dos opciones: la capitalización de la deuda (que pasaría por convertirlos en accionistas de la empresa) y una quita del 95% de dicha deuda, que asciende a los 46,3 millones, junto a un plan de pagos del 5% restante a lo largo de cinco ejercicios.

En el caso de la capitalización, la empresa prevé la compensación del 55% del valor nominal del pasivo con una quita del 45% restante. La alternativa por defecto para aquellos que no acepten ninguna de las dos propuestas pasa por la capitalización de los créditos de dichos acreedores.

La primera opción de Bosques es, por tanto, ofrecer a sus clientes la capitalización del 55% del crédito pero el director financiero de la compañía, Andrés Regúlez, ha declarado a 'Bolsamanía' que “al ser necesaria una oferta económica en la propuesta de convenio, nos vemos abocados a ofrecer la quita del 95% de deuda que sale de calcular cuánto se puede pagar en 5 años si todos fuesen a quita".

Regúlez defiende la opción de la capitalización porque "la evolución del mercado de la madera hace imposible valorizar los árboles en los plazos inicialmente establecidos, con los marcos de plantación utilizados y con las restricciones establecidas en los contratos, que no permiten la transformación de esta, sino que obligan a subastarla en tronco y húmeda".

Las alternativas barajadas por Bosques Naturales fueron remitidas al Juzgado de lo Mercantil Número 10 de Madrid y el objetivo de la empresa sigue siendo el de salir del concurso que declaró voluntariamente en septiembre de 2018 "para proteger el patrimonio de todos sus clientes". Regúlez defiende además que "la empresa no tiene deudas salvo los contratos que firmaron con sus clientes en su día". De hecho, asegura que "no tenemos deuda con los bancos, ni con Seguridad Social o Hacienda".

La empresa lleva años buscando convencer a, al menos, el 65% de sus clientes (el mínimo estipulado por la Ley Concursal) para convertirse en accionistas y finalizar sus contratos ("ofrecemos transformar sus contratos en acciones y proporcionalmente pasan a tener de forma indirecta incluso más árboles que antes", apunta Regúlez).

En la actualidad, Regúlez destaca que la empresa afronta "149 demandas de nulidad sobre una base de 6.000 clientes". De estos procesos, el 92% de las sentencias firmes han sido favorables a la sociedad y recuerda que la empresa "ya ha cobrado 85.000 euros costas por estos procesos a sus clientes y están en tasación 259.000 euros adicionales".

UNA INICIATIVA ALUMBRADA EN 1996

Bosques Naturales fue una iniciativa surgida en 1996 ofreciendo al inversor la posibilidad de enriquecerse con la venta de madera al precio más alto del mercado 20 años después de la plantación y mantenimiento de árboles.

Precisamente, los árboles son el principal activo de la compañía, que reconoce haber registrado pérdidas "todos los años". Concretamente, Bosques Naturales poseía 300.000 árboles en 2016 de los cuales 200.000 pertenecían a aproximadamente 10.000 clientes. La empresa asevera que los 100.000 restantes no han crecido aún lo suficiente y, por tanto, no pueden ser vendidos para revertir las pérdidas de la compañía.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión