ep la presidenta de banco santander ana botin en la junta general de accionistas 2019
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en la junta general de accionistas 2019.SANTANDER
2,90€
  • -0,07€
  • -2,29%

El Banco de Inglaterra (BoE) permitirá a Santander UK y al resto de bancos británicos (Barclays, HSBC, Lloyds Banking Group, NatWest y Standard Chartered) pagar dividendos, aunque con limitaciones, según confirmó este jueves la autoridad monetaria y reguladora. La banca española cayó este jueves ante la posible extensión del veto a los dividendos por parte de los reguladores europeos.

El (BoE) levantará su prohibición temporal sobre los pagos a los accionistas, pero señaló que los dividendos distribuidos para todo el año 2020 deberán tener un tope; y que las bonificaciones en efectivo para los banqueros serán analizadas de cerca a la luz de la continua incertidumbre.

Según el comunicado emitido por la Prudential Regulation Authority (PRA), aunque se esperan algunos vientos en contra para las posiciones de capital de los bancos durante 2021, su evaluación es que "los bancos siguen estando bien capitalizados y son capaces de respaldar la economía".

No obstante, la PRA ha añadido que "la incertidumbre económica como resultado de la pandemia de Covid-19 sigue siendo alta, la perturbación económica continúa y el apoyo económico generalizado del gobierno todavía está vigente. Además, sigue habiendo una gran incertidumbre sobre la nueva relación con la UE a la que el Reino Unido deberá adaptarse en los próximos meses".

Tras este análisis, la PRA ha concluido que "las distribuciones son una parte importante y necesaria del funcionamiento del sistema bancario", por lo que ha "considerado que no es necesaria una extensión de la medida excepcional y de precaución tomada en marzo y que hay margen para que los bancos reanuden algunas distribuciones en caso de que sus consejos opten por hacerlo, dentro de un marco de prudencia adecuado".

LIMITES A LOS DIVIDENDOS

Según la PRA, "cualquier distribución debe ser prudente y reflejar los niveles aún elevados de incertidumbre económica y la necesidad de que los bancos continúen apoyando a los hogares y las empresas durante la continua perturbación económica, incluso en el caso de que esta perturbación sea más prolongada y grave de lo que se prevé actualmente".

Por ello, ha establecido que, en relación con los resultados de todo el año 2020, las distribuciones a los accionistas ordinarios de los grandes bancos del Reino Unido no deben exceder el mayor de: 20 puntos básicos de activos ponderados por riesgo a finales de 2020; o el 25% de las ganancias acumuladas de ocho trimestres que cubren 2019 y 2020 después de deducir las distribuciones anteriores a los accionistas durante ese período.

"Si algún banco desea realizar distribuciones a los accionistas que excedan estas medidas de seguridad, debe comunicarse con sus supervisores y esperar un alto nivel para justificar cualquier excepción", ha explicado la PRA.

Sobre los pagos en efectivo a los consejeros y directivos, la PRA ha precisado que "espera que las empresas ejerzan un alto grado de cautela y prudencia al determinar el tamaño de cualquier bonificación en efectivo otorgada al personal directivo, dada la perspectiva incierta y la necesidad de que los bancos desplieguen capital para respaldar la economía en general. La PRA examinará de cerca los pagos propuestos para garantizar que los grandes bancos hayan aplicado el riguroso régimen de remuneración de la PRA de manera adecuada".

PREVISIONES PARA 2021

Por último, el regulador ha anticipado que tiene previsto "realizar una prueba de resistencia completa en todo el sistema a mediados de 2021 y publicar los resultados banco por banco a fines de 2021".

Por ello, para los dividendos, ha pedido a los bancos "que se devenguen, pero no se paguen", ya que su objetivo es "proporcionar una actualización adicional antes de los resultados semestrales de 2021 de los grandes bancos del Reino Unido".

Noticias relacionadas

contador