le logo de la societe francaise de conseil en informatique atos est visible sur un batiment de l entreprise a bezons pres de paris
Atos.
0,960€
  • 0,083€
  • 9,49%

Mal día para Atos. La compañía francesa se hunde en la sesión de este martes después de anunciar que ha optado por un acuerdo de reestructuración que se traducirá en la temida dilución de los actuales accionistas de la firma tecnológica. En lo que va de año, la empresa pierde más de un 80% de su valor en bolsa después de caer un 12% a estas horas del martes.

La pasada semana, la compañía anunció que se debatía entre dos acuerdos de rescate. Por un lado, se encontraba la oferta del consorcio EPEI, integrado y liderado por el multimillonario checo Daniel Kretinsky; por otro, la del consorcio Onepoint, controlada por David Layani, uno de los mayores accionistas de Atos (alrededor de un 11% de su capital social), junto con Butler Industries, Econocom y un grupo de acreedores de la compañía. Esta segunda oferta fue la seleccionada por la empresa francesa.

En un comunicado, la firma gala ha dado a conocer que el Consejo de Administración de Atos ha considerado que la propuesta de Onepoint "se alinea con el interés corporativo de la compañía, en particular de sus empleados y clientes". Asimismo, destacan que es "coherente" con los parámetros financieros clave esbozados en abril por la sociedad, "proporcionando la liquidez financiera adecuada para financiar el negocio y garantizando una estructura de capital más sólida". Además, esta propuesta, aseguran, "cuenta con el apoyo de un gran número de acreedores financieros de Atos y, por tanto, da mayor confianza para alcanzar un acuerdo definitivo de reestructuración financiera".

"Atos trabajará con el consorcio Onepoint para alcanzar un acuerdo definitivo de reestructuración financiera que se aplicará posteriormente mediante un procedimiento acelerado específico antes de julio de 2024", ha agregado la compañía. De igual modo, la firma subrayó que la aplicación de la propuesta de reestructuración contemplada "dará lugar a una dilución masiva de los actuales accionistas de Atos, que poseerían menos del 0,1% del capital social".

En concreto, Onepoint planea inyectar 250 millones de euros en Atos, proporcionar 1.500 millones de euros en instrumentos de deuda y garantías bancarias y convertir 2.900 millones de euros de deuda existente en capital.

Cabe señalar que la decisión de Atos de inclinarse por la propuesta Onepoint se produce tras una serie de adquisiciones e inversiones en toda Europa por parte de Kretinsky, que recientemente se hizo con el servicio postal británico Royal Mail después de que su propietario, International Distribution Services, acordara su compra por casi 5.000 millones de dólares. A principios de este año, un consorcio dirigido por Kretinsky se hizo con el control de la compañía francesa de supermercados Casino Guichard-Perrachon. Además, en abril, su EP Corporate Group también acordó adquirir una participación del 20% en el negocio siderúrgico de Thyssenkrupp, con la posibilidad de aumentarla al 50%.

Con este acuerdo, Atos pretende restablecer la rentabilidad y mejorar su perfil crediticio, con la esperanza de recuperar una calificación 'BB' para 2026. A finales de marzo, su deuda ascendía a 3.900 millones de euros, frente a los aproximadamente 2.200 millones de finales del año anterior.

Los acuerdos llegan tras una serie de conversaciones fallidas sobre la adquisición total o parcial del negocio de Atos. Airbus también mantuvo conversaciones para adquirir la compañía, así como el Estado francés.

De hecho, Francia se ofreció recientemente a adquirir partes de la rama de 'big data' y seguridad de Atos por hasta 1.000 millones de euros, poniendo de manifiesto los esfuerzos del Elíseo de Macron por evitar el colapso de una empresa implicada en operaciones sensible como los Juegos Olímpicos de 2024 que se celebrarán en París. Y es que la firma gala gestionará los datos y la ciberseguridad de las Olimpiadas parisinas y tiene también varios contratos sensibles con el ejército francés y otras autoridades.

En el primer trimestre, los ingresos de Atos menguaron hasta los 2.479 millones de euros, un 11,15% menos en comparación con los 2.790 millones de euros que registró en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Noticias relacionadas

contador