ep maurici lucena presidente y consejero delegado de aena
Maurici Lucena, presidente y consejero delegado de Aena.AENA - Archivo
140,850€
  • -0,400€
  • -0,28%

Aena ha perdido 107,6 millones de euros en los primeros nueve meses del año, lo que compara con el beneficio de más de 1.000 millones (1.114,2 millones) del mismo periodo de hace un año. La compañía ha dicho que su actividad a nivel operativa continúa muy condicionada por el Covid-19 y ha añadido que las perspectivas para lo que resta de ejercicio "están teñidas de incertidumbre".

El número de pasajeros en estos nueve meses ha caído un 69,7% en España, hasta los 64,9 millones. Si se contabilizan los datos del Aeropuerto de Luton (Londres) y de los seis aeropuertos de Aena Brasil, la cifra de pasajeros se sitúa en 74,6 millones, un 68,7% menos que en el mismo periodo de 2019. El descenso del tráfico se inició en marzo y se agudizó en primavera, con caídas de hasta el 99%. Con el fin del estado de alarma a finales de junio y la apertura de fronteras UE-Schengen, el tráfico se fue recuperando durante el verano, si bien volvió a caer desde mediados de agosto con la segunda ola de la Covid-19, las restricciones a la movilidad y las cuarentenas impuestas y medidas aplicadas por diversos países, ha explicado la compañía.

Los ingresos totales consolidados de Aena han sido de 1.733,4 millones de euros, lo que supone un descenso del 49,7% respecto a los primeros nueve meses de 2019. La reducción del tráfico se ha traducido en una reducción de los ingresos aeroportuarios, que con 811,6 millones de euros se han situado en un -63,6% respecto a 2019, mientras que los ingresos comerciales, con 771,0 millones de euros, han experimentado un descenso del 19,3%.

En aplicación de las normas de contabilidad (NIIF 16-arrendamientos), se han registrado contablemente los ingresos por las Rentas Mínimas Anuales Garantizadas (RMGA) por importe de 456,2 millones de euros, incluidas las correspondientes al periodo del estado de alarma (198,6 millones). Estas rentas, junto con otros aspectos, forman parte de las negociaciones contractuales que se están manteniendo con cada uno de los operadores comerciales.

El beneficio bruto de explotación (EBITDA) en este período ha sido de 516,0 millones de euros, lo que supone un descenso del 75,9% respecto a 2019, incluyendo 14,4 millones de euros de la consolidación de Luton y un impacto negativo de 77,4 millones de euros de Aena Brasil derivado de la corrección valorativa del activo en Brasil por 72,9 millones de euros.

La generación de caja de la compañía (cash flow) ha sido de 321,8 millones de euros, frente a los 1.913,9 millones de los primeros nueve meses de 2019. En este mismo periodo, la deuda financiera neta de Aena se ha incrementado ligeramente hasta los 6.704,3 millones de euros frente a los 6.672,8 millones de euros al cierre de 2019.

LIQUIDEZ

Aena recuerda que adoptó al comienzo de la crisis una batería de medidas para asegurar la correcta operatividad de sus servicios y la disponibilidad de liquidez. En la actualidad la compañía dispone de caja y facilidades crediticias por importe de 2.441,2 millones de euros, a las que se añade la posibilidad de realizar emisiones a través del programa de Euro Commercial Paper (ECP) de hasta 900 millones de euros, de los que se encuentran disponibles 845 millones de euros.

Con la reanudación de las operaciones Aena volvió a reorganizar la operativa de los aeropuertos, abriendo las instalaciones y servicios necesarios para ello. No obstante, a pesar de esta reactivación, la compañía continúa con su política de ahorro de costes. Este trimestre ha alcanzado ahorros de 127,3 millones de euros que se añaden a los 157,1 millones de euros obtenidos durante el segundo trimestre del año.

Noticias relacionadas

contador