ep imagen de una autopista de acs en canada
Imagen de una autopista de ACS en CanadáACCIONA - Archivo

ACS

26,60€
  • -0,03€
  • -0,11%

ACS ha comunicado este jueves que se ha desprendido de la última autopista que tenía en Portugal. En concreto, la constructora de Florentino Pérez ha vendido al fondo francés Vauban Infrastructure Partners la autopista 113,4 kilómetros que explotaba en el país luso a través de su filial Iridium.

Esta decisión supone su salida al completo del mercado de concesiones en autopistas en Portugal. Según el último informe anual de ACS, su participación en el consorcio encargado de la construcción y explotación de esta carretera se limitaba el año pasado al 15,1% del total.

No obstante, la constructora llegó a controlar en 2015 casi el 50% del consorcio que también integran las sociedades Banco Comercial Português, Novo Banco, Tecnovia y Conduril. Ese año, la aportación prevista del grupo español en el consorcio alcanzaba los 79 millones de euros.

La operación, comunicada por el asesor legal de los vendedores, PLMJ, comprende la venta de todas las acciones y créditos de Sociedade Portuguesa para a Construção e Exploração Rodoviária (Sper) y de Planestrada Operação e Manutenção Rodoviária, responsable de la operación y mantenimiento de la concesión hasta 2039.

Por su parte, el comprador es una entidad propiedad de un fondo de inversión gestionado por Vauban Infrastructure Partners, un inversor a largo plazo con aproximadamente 4.400 millones de euros de activos gestionados en más de 50 transacciones.

Al cierre de 2019, Iridium contaba con 25 concesiones en autopistas que totalizaban 1.103 kilómetros y una aportación económica por parte de ACS de 454 millones de euros. La de Sper y Planestrada era la única autopista localizad en Portugal.

Por su parte, nueve de estas concesiones se encontraban en España, seis en Canadá, cuatro en Irlanda, otras cuatro en Estados Unidos y una en Reino Unido. El cierre de la operación se prevé para el primer semestre de 2021, aunque todavía está pendiente del cumplimiento de otras condiciones.

Esta desinversión se produce en el marco de otra gran operación para la compañía como es la venta por 5.200 millones de euros a Vinci de su negocio industrial. ACS, no obstante, mantendrá tras la transacción activos industriales por valor de 1.600 millones de euros.

Asimismo, el pasado mes de septiembre, la compañía cerró con Galp la venta del 75% del capital de la sociedad que concentra sus participaciones en proyectos de energía fotovoltaica en España, tanto los que se encuentran actualmente en funcionamiento como los que se espera que se vayan desarrollando y se pongan en funcionamiento durante este año y hasta 2023.

Noticias relacionadas

contador