ep proyecto de secado de abengoa
Proyecto de secado de AbengoaABENGOA - Archivo
0,02€
  • 0,00€
  • 0,00%

El consejo de administración de Abengoa ha acusado al grupo de accionistas minoritarios AbengoaShares de maniobrar para mejorar su posición en detrimento de "los propios intereses de los accionistas en general" y ha insistido que el plan de reestructuración del pasado mes de agosto es "la única opción realista y realizable" para intentar dar viabilidad al grupo.

En un informe remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con vistas a la próxima junta general extraordinaria del mes de marzo, el órgano rector ha indicado que continúa "trabajando y apoyando al equipo directivo de la sociedad en todas las alternativas posibles para alcanzar el objetivo de posibilitar la ejecución de la operación de refinanciación" de Abengoa.

En el documento, el nuevo consejo de administración del grupo ha explicado las reuniones mantenidas con la dirección de la compañía, sindicatos, asesores externos, así como con fondos e inversores alternativos respecto a la inyección de 20 millones de euros que iba a asumir la Junta de Andalucía en el plan de rescate.

De esta forma, ha defendido que las instrucciones impartidas por los accionistas en la junta general celebrada el pasado 17 de noviembre, por la que se acordó reprobar el plan de reestructuración financiera de agosto, "son contrarias a la ley", por lo que ha valorado que su decisión de "no proceder a su ejecución en sentido estricto resulta plenamente ajustada a Derecho".

A este respecto, ha apuntado que los accionistas de AbengoaShares han "adoptado acuerdos e instruido" al consejo, "en un intento de mejorar su posición, siendo ese intento claramente contrario a los propios intereses de los accionistas en general, dado que de no ejecutarse el plan de reestructuración y llevar a la sociedad a la liquidación, su posición esperable es infinitamente peor que la conferida mediante la ejecución del plan, puesto que su participación en el proceso de liquidación sería nula".

De esta forma, el actual consejo cree que esas instrucciones "son ilegítimas por esperarse de su seguimiento daños a los diferentes interesados, sin ser realista un resultado más positivo" y elevan "el riesgo de que Abengoa vaya a concurso, sea liquidada y se eleven extraordinariamente las pérdidas de los acreedores y de los propios accionistas".

Noticias relacionadas

contador