Powell vapulea el Proyecto Libra de Facebook y el bitcoin se desangra

Avisa a Zuckerberg de que no puede seguir adelante hasta que no se resuelvan algunas cuestiones

Noemí Jansana
Bolsamania | 11 jul, 2019 07:47 - Actualizado: 07:55
powelljereme

Derechazo del presidente de la Reserva Federal de los EEUU al mercado de las criptodivisas. Jerome Powell ha sido la primera autoridad en tratar de parar los pies al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y a su Proyecto Libra. Durante su comparecencia ante en Congreso estadounidense para presentar su informe monetario semestral, el banquero central no escatimó en críticas contra la iniciativa de la red social presentada a finales de junio. Y las ‘criptos’ se desangran este jueves, con caídas de doble dígito en el bitcoin y las ‘altcoins’ más operadas.

Durante su intervención, en la que también envió fuertes señales de que el recorte de tipos de interés en julio es un hecho, avisó a Zuckerberg de que “no puede seguir adelante” con su moneda de cifrado hasta que no se resuelvan las serias preocupaciones que esta suscita. El recelo de las autoridades monetarias ante un proyecto que pone en jaque el sistema bancario y su misma esencia era más que previsible. Antes de Powell, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, había expresado que se mostraba atento y abierto a este desarrollo, pero sin ir más allá.

Y es que la divisa de cifrado impulsada por la red social aspira a llegar donde nunca lo ha hecho el bitcoin, es decir, convertirse en un medio de pago real y competir directamente con los bancos en el diseño de todo tipo de productos financieros. La amenaza potencial es pantagruélica: 2.400 millones de usuarios hacen temblar a las entidades tradicionales. Tras la publicación del folleto técnico de la libra de Facebook, los expertos señalaron que dispara un complejo cambio en las reglas del juego, ya que "puede convertirse en una de las mayores plataformas financieras del mundo”.

Toda la estructura de libra, que verá la luz en 2020, está diseñada para establecer un sistema en paralelo al dinero fiat. Facebook y otras 27 instituciones, entre las que destacan firmas de capital de riesgo, organizaciones sin fines de lucro, firmas de criptografía, plataformas de intercambio y proveedores masivos de servicios de tecnología, telecomunicaciones, como Coinbase, Mastercard, Visa, eBay, PayPal, Stripe, Spotify, Uber, Lyft y Vodafone, forman parte de la Asociación Libra. Con todo, pese a ejercer de facto de "banco central" de la criptomoneda, esta entidad "no definirá una política monetaria", sino que la cantidad de libra en circulación vendrá determinada exclusivamente por la demanda que haya en el mercado.

No obstante, es suficiente para poner en guardia a los salvaguardas del dinero tradicional. "Libra plantea muchas preocupaciones serias con respecto a la privacidad, el lavado de dinero, la protección del consumidor y la estabilidad financiera”, indicó Powell.

Los efectos de estas palabras se siguen dejando notar en las monedas digitales este jueves. El bitcoin sufre una depreciación de un 12%, una nueva corrección de su reciente recuperación que apuntaba a un nuevo rally. La más operada de las monedas digitales se cambia de manos en 11.380 dólares, mientras la capitalización total del mercado no alcanza los 310.000 millones de dólares. La volatilidad arrecia en el resto de divisas criptográficas, con caídas que llegan al 20% en el caso del bitcoin cash.

No obstante, desde el punto de vista del análisis técnico, estos movimientos entran dentro de los parámetros normales de una consolidación después del auge del 350% desde los mínimos de diciembre pasado. Según Naeem Aslam, analista de Think Markets, el bitcoin puede mantenerse en rango entre los 9.000 y los 14.000 dólares durante un par de semanas más, antes de que rompa al alza y se eleve hasta los recientes máximos en los 20.000 dólares.

De hecho, "solo por encima de los 14.000 dólares buscará de forma más o menos rápida los 20.000 dólares", señala José María Rodríguez, analista de 'Bolsamanía'.

"Mientras tanto, sigue consolidando, en fase de reacción. De hecho, parece estar dando forma a un triángulo (máximos decrecientes y mínimos crecientes), a priori de continuidad de tendencia, Lo que quiere decir que seguiremos un tiempos arriba y abajo en un rango de precios que debería ir estrechándose hasta romper definitivamente al alza", agrega.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión