• Gobierno central (Fomento y Adif), Ayuntamiento y Comunidad de Madrid alcanzan un acuerdo con DCN
estación chamartin

Gobierno central, Ayuntamiento y Comunidad de Madrid han alcanzado un acuerdo con Distrito Castellana Norte (DCN) para desbloquear la Operación Chamartín, según avanzó el ministro de Fomento, Íñigo De la Serna, este miércoles. La presentación del proyecto, que supondrá la construcción de oficinas, viviendas y parques en dos millones de metros cuadrados en el centro de Madrid, pone fin a cerca de 25 años de fracasos y decepciones con esta operación urbanística.

  • 3,15€
  • 2,31%
  • 4,62€
  • -1,18%

"Las conversaciones están muy avanzadas, a lo largo del día de hoy existirá una convocatoria para hacer una presentación del estado de la operación, que está tan avanzado como que el acto lo celebraremos mañana para dar cuenta del resultado final", ha avanzado De la Serna, mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, estaba sentado en la Audiencia Nacional (AN). Desde Fomento, San José o DCN se declinó la posibilidad de realizar comentarios.

Horas después de las declaraciones del ministro, la constructora San José ha enviado un comunicado a la CNMV a petición del supervisor en el que confirma que este jueves se resolverá el futuro de la operación urbanística. Distrito Castellana Norte (DCN), la promotora de San José y BBVA, se reunirá en consejo de administración para lidiar con información clave sobre el desarrollo, según informó la constructora a la CNMV. San José se disparó este jueves en bolsa un 26%, hasta 4,62 euros.

MENOS EDIFICIOS, MÁS ZONAS VERDES

Según el borrador sobre el que trabajan todas las partes implicadas (el Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y Distrito Castellana Norte, compañía formada por BBVA y la constructora San José), se reducirá la edificabilidad un 36% con respecto al plan inicial, según informa Europa Press.

El área afectada sería de unos 2 millones de metros cuadrados, frente a los 3,2 millones planteados inicialmente, y se distribuirían en cuatro ámbitos. Estas cuatro zonas responden a Fuencarral-Tres Olivos, Fuencarral Malmea, Las Tablas y el distrito de Negocios, que tendrían coeficientes de edificabilidad independientes.

El uso residencial global también disminuiría un 36%, frente a la oferta de Distrito Castellana Norte, que hablaba de sólo un 20%, debido a que se excluyen los terrenos de vías ferroviarias.

EN EL AIRE DESDE 1993

El mayor activo es desde hace años el desarrollo inmobiliario de los terrenos colindantes a la estación ferroviaria de Chamartín (Madrid), una operación que sigue sin hacerse desde que se aprobó su puesta en marcha en 1993. Casi 25 años después, la maraña de administraciones implicadas (Fomento, Adif, Comunidad de Madrid, Ayuntamiento) siguen sin desbloquear un desarrollo urbanístico en manos de un operador privado.

Distrito Castellana Norte (DCN), participada en un 75% por BBVA (que heredó la participación de la antigua Argentaria) y un 25% por la constructora San José, promotora inicial del proyecto, está dirigida por Ángel Béjar, un alto ejecutivo del BBVA que gestionaba el área inmobiliaria y que recibió el encargo por parte de Francisco González para que desbloquease el proyecto. Todos los actores, tanto públicos como privados, están pendientes de una operación que cambiará la faz de Madrid y nutrirá de ingresos extraordinarios sus arcas.

El consistorio recibirá una buena dosis de ingresos si sale adelante: el 62% pertenece a los operadores privados (BBVA-San José), pero por detrás se encuentra el Ayuntamiento (18% del proyecto), la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento a través de Adif. Según las estimaciones iniciales de DCN para el proyecto, se prevén crear 120.000 empleos y la inversión prevista asciende, en total, a unos 6.000 millones, el 80% aportado por los socios privados y el 20% restante por las Administraciones Públicas. En su diseño y modificaciones han participado más de 800 técnicos.

contador