El dólar prolonga su rebote y deja atrás Corea del Norte, 'Harvey' y a Draghi

La divisa de EEUU recibe impulso de los buenos datos económicos y de las perspectivas de una mejora en el mercado laboral

  • El euro amplía la caída desde los máximos de 31 meses y se cambia por debajo de los 1,1880 dólares
Noemí Jansana
Bolsamania | 31 ago, 2017 08:46 - Actualizado: 10:24
dinero, dolares, rico, billetes

Esperadísima remontada la que está protagonizando el dólar, que se ha visto espoleada por los buenos datos macroeconómicos del PIB y del sector de empleo privado de EEUU. El optimismo hacia la moneda estadounidense ha llevado a los inversores a abrazar las compras, dejando atrás Corea y los estragos del huracán -ahora tormenta tropical- 'Harvey' y el ‘billete verde’ se ha impulsado hasta máximos de dos semanas contra el yen.

Las expectativas del mercado hacia una mejora del mercado laboral estadounidense se han incrementado después de que el informe de la consultora ADP haya arrojado una mayor creación de empleo de lo esperado, hasta 237.000 nuevos puestos de trabajo en agosto. La expansión de la economía en el segundo trimestre hasta el 3%, por encima del 2,7% proyectado, también ha ofrecido un catalizador para que el dólar corrija parte de las recientes pérdidas. Así, ha avanzado hasta los 110,615/20 yenes, su mejor cambio desde el 16 de agosto.

El euro, por su parte, ha perdido el impulso que le ofreció el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en el simposio de Jackson Hole y amplía sus caídas hasta un mínimo semanal por debajo de los 1,1880 dólares. De hecho, la moneda comunitaria ha sufrido una aguda corrección después del rally que lo catapultó por encima de la marca de los 1,2000 dólares -hasta los 1,2070 dólares- el 29 de agosto y se cambia un 1,5% por debajo de los recientes máximos de 31 meses. En este contexto, “su pérdida del soporte en los 1,1900 dólares apunta a un mayor retroceso, de camino a los 1,1600 dólares”, señala Michael Hewson, analista de CMC Markets.

Siguiendo con el análisis técnico, como se apreciar en el gráfico mensual el cruce se está tomando un respiro tras enfrentarse a la zona de resistencia, antes soporte, de los 1,20400 (los mínimos de 2012). "Pero es que aun cuando corrigiera hacia la zona de los 1,15 aquí no habría pasado nada", avisa José María Rodríguez, analista de Bolsamanía. "No sé si corregirá o no hacia los 1,15, que es el primero soporte de verdad. Pero el objetivo en los 1,27 (parte superior del canal bajista de largo plazo) sigue siendo un escenario a tener en mente", explica el experto.

La pérdida del soporte del euro/dólar en los 1,1900 dólares apunta a una corrección más aguda, de camino a los 1,1600 dólares

El declive del euro también se ha dejado notar frente a otros rivales, como la libra que remonta desde los mínimos de casi ocho años, por encima de las 0,9300 libras, hasta el cambio de 0,9180 libras. Frente al yen, se mantiene sin grandes cambios, en las inmediaciones de las 131,00 unidades.

El índice del dólar -que mide el desempeño de la divisa contra seis rivales-, por su parte, vuelve al nivel clave de los 93,00 puntos y pone tierra de por medio con los mínimos de 15 meses de hace dos días, cerca de los 91,500 puntos, un declive de un 10% en lo que va de año. La divisa de EEUU consolida ganancias contra el franco suizo se mantiene por encima de los 0,9600 francos y se muestra sin cambios contra la moneda británica, alrededor de los 1,2900 dólares.

TODOS PENDIENTES DE LAS NÓMINAS NO AGRÍCOLAS Y DE LA FED

Lo que ya se considera como un ‘rally de alivio’ de la moneda estadounidense, encontrará continuidad si el informe del mercado laboral que se publica el viernes arroja un boyante dato de nóminas no agrícolas y, lo que es más importante, si “el crecimiento de los salarios muestran evidencias de que ya se notan las presiones inflacionarias”, explica Hewson.

De hecho, para Hussein Sayed, analista de FXTM, "en el corto plazo determinará si el dólar ya ha tocado fondo o si la debilidad de la divisa, que es el tema estrella en los mercados este año, todavía tiene más recorrido". "Pero en el largo plazo, será el techo de la deuda, ls reformas tributarias del presidente de los EEUU, Donald Trump, y el devenir de los tipos de interés lo que marcará la dirección del dólar en lo que queda de año", indica el experto.

En este sentido, S&P Global ya ha advertido que un fracaso en aumentar el límite de deuda sería más catastrófico que el colapso de Lehman Brothers y condenaría la economía de EEUU a la recesión. “Esto podría ser poco exagerado teniendo en cuenta las experiencias pasadas”, comenta el analista del bróker, pero “no elevar el techo de la deuda sin duda tendrá un impacto negativo en la economía”, redondea.

Por otra parte, Trump ha pronunciado su muy esperado discurso sobre las reformas tributarias. Sin embargo, no ha ofrecido más detalles que su disposición a reducir los impuestos corporativos en un 20%. Muchos economistas creen que reducir la tasa impositiva corporativa del 35% al ​​15% es un plan poco realista y no pasará por el Congreso. “Si el Presidente no cumple con las reducciones de impuestos y su primer año en la Presidencia termina sin logros legislativos significativos, el dólar se mantendrá bajo presión”, vaticina Sayed.

Por último, está la cuestión de si la Reserva Federal de los EEUU (Fed) aumentará o no los tipos por tercera vez este 2017. “Por ahora, los futuros del banco central indican que hay un 33% de posibilidades de una subida en diciembre, lo que todavía es muy poco”, concluye Michael Hewson.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión