El BdE critica la poca oferta de vivienda pública para bajar el precio del alquiler

La proporción de población que vive de alquiler en España es reducida frente a la UE

Irene Hernández
Bolsamania | 01 ago, 2019 11:32 - Actualizado: 12:31
ep recursosse alquilase vende viviendapiso

El Banco de España critica la debilidad de la oferta pública de viviendas de alquiler a la vez que destaca la dificultad de determinados colectivos con menor renta para acceder a este mercado. Pese a que en los últimos años se aprecia una tendencia creciente del peso relativo del alquiler en España, la proporción de población que reside en viviendas de alquiler es reducida en relación con la de las principales economías de la Unión Europea.

En el último informe publicado este jueves, sobre la evolución reciente del mercado de alquiler de vivienda en España, el organismo constata un aumento "notable" del precio del alquiler en España, así como una "significativa heterogeneidad" en función de las zonas geográficas.

Señala que la dificultad de los colectivos con menor renta para incrementar sus ingresos por la aún elevada incidencia del desempleo, la escasa duración de los nuevos contratos laborales o la mayor relevancia de la jornada reducida habrían aumentado la demanda de alquiler residencial, especialmente entre los hogares jóvenes. A esto hay que sumar la reducción del promedio de las ratios préstamo-precio de las nuevas hipotecas, la concentración de la actividad económica en zonas geográficas con una oferta rígida de vivienda residencial o la fiscalidad asociada a la vivienda.

"Una de las principales limitaciones que presenta el análisis del mercado de la vivienda de alquiler es la ausencia de un índice de precios oficial"

Así, destaca que el "menor dinamismo" de la oferta se produce en un contexto de debilidad de la oferta pública de alquiler. Además, el Banco de España echa en falta un índice de precios oficiales de los nuevos contratos de alquiler, si bien apunta que dicha "limitación de información" se puede mitigar parcialmente mediante el uso de índices no oficiales, como, por ejemplo, los índices de precios de oferta de alquiler construidos por portales inmobiliarios de Internet.

"Una de las principales limitaciones que presenta el análisis del mercado de la vivienda de alquiler es la ausencia de un índice de precios oficial de los nuevos contratos, índice que, idealmente, debería ajustar los precios del alquiler para tener en cuenta las características del inmueble arrendado", explica el organismo.

Por su parte, el Banco de España señala un conjunto de determinantes económicos y demográficos que habrían contribuido al auge de la demanda de alquiler residencial y a su traslación a un aumento significativo de los precios en este mercado. Entre ellos está la mayor preeminencia del alquiler residencial en hogares cuya persona de referencia se encuentra en desempleo o con un contrato de trabajo temporal.

"La combinación de bajos ingresos laborales y de riesgo de pérdida de empleo dificultaría a un porcentaje significativo de hogares (especialmente, jóvenes) con niveles de renta y patrimonio reducidos el acceso a un préstamo para la adquisición de vivienda". "La dificultad de acumular el ahorro necesario para adquirir una vivienda habría incrementado, de este modo, la demanda de alquiler residencial", explica.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión