10.052,400
  • -16,300
  • -0,16%

El Ibex 35 (-0,25%; 10.198 puntos) ha cerrado con ventas moderadas en el inicio de una semana que va a estar claramente marcada por la inflación en Estados Unidos y los bancos centrales. Y es que la Reserva Federal (Fed), el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra (BoE) celebran sus últimas reuniones de tipos del año.

La semana pasada, las bolsas, tanto las europeas como las estadounidenses, terminaron al alza tras conocerse el último informe de empleo de EEUU, que mostró más creación de empleo de lo esperado (199.000 puestos de trabajo) y una caída del paro al 3,7%.

"La aparente resistencia de la economía estadounidense en un contexto de fuerte caída de las expectativas de inflación ha ayudado a elaborar una narrativa de que, a pesar del fuerte aumento de los tipos de interés en los últimos 18 meses, la economía estadounidense se capaz de evitar una recesión grave", comenta Michael Hewson, analista jefe de mercado de CMC Markets UK.

Este experto añade que este escenario "presenta algunos problemas para la Reserva Federal a la hora de gestionar las expectativas del mercado sobre cuándo es probable que se produzcan recortes de tipos". En su opinión, los "recortes agresivos de tipos" en Estados Unidos "parecen un poco menos probables" en estos momentos que en otros lugares del mundo en el que también se han producido "fuertes desaceleraciones de la inflación".

Precisamente este martes se conoce el dato del IPC estadounidense, que será clave para las bolsas. "Las reuniones de esta semana de la Reserva Federal, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra probablemente serán cruciales para gestionar las expectativas en lo que respecta al momento y el ritmo en que los mercados pueden esperar que comiencen los recortes de tipos", señala Hewson.

En cualquier caso, los expertos señalan que la Fed lo tendrá más fácil para marcar el calendario, ya que a priori parece tener más tiempo para evaluar cómo está reaccionando la economía estadounidense al ajuste de tipos. "Los últimos datos sugieren que la Reserva Federal está un paso más cerca de hacer realidad su escenario 'Ricitos de Oro': podría ganar la batalla contra la inflación sin empujar a la economía a la recesión. ¿Es demasiado bueno para ser verdad? La actualización de la inflación de esta semana y la decisión de tipos lo dirán", asevera Ipek Ozkardeskaya, analista senior en Swissquote Bank.

No ocurre lo mismo con el BCE y el BoE. El Banco Central Europeo debe enfrentarse a una situación en la que las economías más grandes de la región, Alemania y Francia, podrían haber caído ya en recesión, y se estima que los precios seguirán cayendo según nos acerquemos a 2024. En Reino Unido, el BoE tiene un problema similar a la hora de poner fecha a posibles bajadas de tipos. Y es que aunque la economía no es tan débil, la inflación sí que es mayor que en la eurozona.

La semana de negociación que ha comenzado hoy en las bolsas podría ser la más trascendental de diciembre, y de ahí que de momento los ánimos parezcan calmados. También lo están en el resto de mercados, con el petróleo cayendo un 0,2%, el oro cediendo un 0,83%, hasta los 1.998 dólares la onza, la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años subiendo levemente al 4,262% y el EUR/USD avanzando a 1,0744. El bitcoin, por su parte, registra fuertes pérdidas de más del 5% y pierde los 42.000 dólares.

Noticias relacionadas

contador