1635374001 etf bitcoin futuros

La aversión al riesgo contraataca en los mercados de valores que este miércoles han vuelto a sufrir importantes ventas tras las declaraciones del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, mostrando su determinación para frenar la inflación. Wall Street se llevó un duro golpe con una caída del 4% para el Nasdaq -que perdió su soporte de 12.100 dólares, lo que ha repercutido en el bitcoin y las criptomonedas, cuya evolución en los mercados va de la mano de la Bolsa de Nueva York. No obstante, estos activos han aguantado el tirón bajista, lo que entraña serios riesgos según los expertos.

La creación de Satoshi Nakamoto se encuentra de nuevo por debajo de los 30.000 dólares, “lo que puede poner a algunos un poco nerviosos”, indica Craig Erlam, analista de Oanda. Cree el experto que “es difícil para los activos de riesgo aprovechar de forma significativa el repunte en el entorno actual”. Sin embargo, para algunos esto es alentador ya que “no hemos visto una reacción brusca al movimiento por debajo de un nivel tan clave”. “Por supuesto, eso podría cambiar rápidamente, ya que por debajo parece ofrecer el camino de menor resistencia”, con una zona de control en los 25.000 - 26.500 y, por debajo, los 20.000 dólares.

En general, la actividad en el mercado de monedas digitales ha seguido disminuyendo y este miércoles se ha registrado una volatilidad menor de la media mensual, comentan los expertos de Rabobank. La capitalización total es menor que en días anteriores y se asienta alrededor de 1,4 billones de dólares. En cuanto a otros tokens, el ethereum ha abandonado el nivel de 2.000 dólares.

En este contexto, no faltan los avisos de analistas que creen que el activo digital simplemente está esperando para empezar su siguiente sangría. El popular crítico del bitcoin, Peter Schiff, llama a esto una clásica trampa alcista para los inversores. En una de sus recientes publicaciones en Twitter, Schiff menciona:

"Debo admitir que me sorprende que el bitcoin haya aguantado tan bien. Pero no os pongáis chulos #HODLers. El mercado nunca da a los inversores tanto tiempo para comprar en las caídas. Es más probable que esto sea una trampa alcista para atraer a tantos compradores como sea posible antes del próximo tramo importante a la baja".

Y prosigue: "El aumento de los precios de los #alimentos y la gasolina ejercerá más presión sobre los precios del bitcoin. Eso es porque los comestibles y las gasolineras no cambiarán su comida o combustible por bitcoins. Así que si los #HODLers de Bitcoin quieren comer y conducir pronto se verán obligados a vender sus preciados ‘alijos’ para poder permitírselo”. Esto, a la postre, significará que el bitcoin podría desplomarse incluso por debajo de 20.000 dólares.

Según César Nuez, analista de Bolsamanía, los gráficos apuntan a un panorama desolador. “El doble giro dibujado en el entorno de los 64.000 dólares nos podría estar dando forma a un doble techo. Esta formación tiene unas consecuencias aterradoras para los próximos meses y es que el objetivo de caída de la figura podría estar tranquilamente en los 8.000 dólares”.

Noticias relacionadas

contador