trader-satisfecho-operacion-wall-street
Reuters
-
  • -
  • -

Albert Edwards, el célebre analista de Société Générale conocido por sus opiniones negativas sobre la evolución de los mercados (hay quien le apoda el 'siemprebajista'), ha vuelto a emitir una previsión aciaga para la economía de Estados Unidos y para Wall Street.

En su opinión, el S&P 500 ha protagonizado un rebote "del gato muerto" (dead cat bounce) desde los mínimos anuales de 2018, registrado el pasado 26 de diciembre en 2.346 puntos. Según las previsiones que maneja, las resistencias de los 2.600 o de los 2.650 puntos actuarán como un freno para el principal indicador bursátil a nivel mundial, que posteriormente protagonizará otro latigazo bajista.

"Una combinación de datos de empleo en EEUU mejores de lo esperado y lo que solo puedo describir como la abyecta capitulación del presidente de la Fed, Powell, ha llevado a una recuperación en las acciones desde niveles profundamente sobrevendidos", afirma Edwards en su informe de mercados, en referencia al cambio de tono de Powell del pasado 4 de enero, refrendado esta misma semana, y que ha provocado un fuerte rebote en la Bolsa de Nueva York.

"Estamos llegando al momento en el que la Fed deja de subir tipos, por lo que los inversores pensarán que una recesión puede ser evitada. Pero esto no es cierto, porque la curva de tipos suele repuntar justo antes de que la Fed ablande su política antes de una recesión", argumenta este estratega.

"El repunte de la curva, justo después de un período de aplanamiento pronunciado, es un buen indicador de una recesión inminente a pesar de la continua fortaleza del mercado laboral", añade Edwards.

En su opinión, los sólidos datos de empleo publicados en EEUU en diciembre también confundirán a los inversores que descarten una recesión, "porque la creación de empleo a menudo se acelera antes de una crisis económica", tal y como ocurrió en 2001 y 2007.

Sobre el ciclo de endurecimiento monetario de la Fed, que subió los intereses por cuarta vez en 2018 durante su reunión de diciembre, Edwards afirma que "el mercado está descontando que las subidas de tipos han terminado, e históricamente el mercado ha sido bastante preciso en sus predicciones".

Su conclusión es que tanto el rebote de los bonos como el de Wall Streeet es el del "gato muerto" y que los inversores deben prepararse para "un nuevo tramo bajista". Esta previsión coincide con la de muchos analistas técnicos, que anticipan una nueva caída hasta los mínimos de 2.346 puntos en el S&P 500 antes de que Wall Street pueda dar forma a un suelo de mercado definitivo.

Aunque Edwards es un analista fundamental, reconoce que "en estos momentos, el análisis técnico es crucialmente importante para identificar la evolución del actual techo de mercado". En su opinión, el S&P 500 se enfrenta a las resistencias de 2.600, 2.650 puntos y 2.740 puntos.

"Creo que si un mercado bajista se está desarrollando, será el análisis técnico y no el análisis macroeconómico el que nos lo confirmará. Y un colapso en los mercados anticipará una recesión, tal y como sucedió en 2007", concluye Edwards. En su opinión, la creencia de que la actual corrección de Wall Street encaja dentro de una continuación del mercado alcista que se inició en 2009 está totalmente equivocada.

Noticias relacionadas

contador