1576685552 coches electricos
1.018,430$
  • -6,430$
  • -0,63%

Mucho se habla de las importantes caídas de Tesla en los últimos meses, pero de lo que no se dan cuenta muchos de los inversores, la gran mayoría de ellos me atrevería a decir, es de que las caídas lo son a nivel sectorial. Lo es de todos los grandes fabricantes de coches eléctricos (EV) en bloque y, curiosamente, Tesla es la que menos cae de todos ellos.

Análisis Técnico
SIN SEÑAL
SIN SEÑAL

Siempre que tengo la oportunidad me gusta recordarles que en los mercados, casi siempre, los grandes movimientos lo son sectoriales, para lo bueno y para lo malo. Si los bancos de nuestro país caen, hay una probabilidad del 80% (o más) de que también estén cayendo los bancos europeos. Y a la hora de subir ocurre lo mismo, lógicamente. Lo mismo pasa con las compañías de los fabricantes de chips y semiconductores del planeta. La gran mayoría está en máximos anuales e históricos porque el sector de los semiconductores (SOX) no para de subir año tras año. Pues con el sector de los fabricantes de coches eléctricos ocurre lo mismo. Aunque a día de hoy son pocas las compañías que pertenecen a este sector y las más conocidas son Tesla, NIO, Li Auto y Xpeng. Tres chinas y una americana. Siendo Tesla y NIO las más grandes y las más seguidas de cerca por los inversores.

Así, desde los máximos históricos, Tesla se ha llegado a dejar un 40%, NIO un -52%, Li Auto un -66% y Xpeng un -70%. Eso sí, los únicos que son alcistas a día de hoy siguen siendo Tesla y NIO. El deterioro de los otros dos competidores es importante y, rebotes aparte, casi mejor mirarlos desde la barrera.

A continuación, los analizamos desde el punto de vista de los gráficos:

NIO

Este es un buen ejemplo del porqué de las velas semanales. NIO nos dejó también un importante soporte en los mínimos de la sesión del 5 de marzo en los 31,91 dólares. Y resulta que en la sesión del 13 de mayo este cerró en los 31,22 dólares y desde ahí comenzó la recuperación. Sin embargo, en velas semanales el soporte no se perforó ya que la cotización nunca llegó a confirmar por debajo de los mínimos de marzo. Y ahora nos encontramos con un doble apoyo en la zona de soporte con un estocástico en niveles de sobreventa extremos y tratando de girarse al alza. Esto no quiere decir ni mucho menos que desde aquí tenga que dirigirse a la zona de máximos anuales e históricos (66,99). De hecho, podría desplegar un amplio lateral.

nio040621
Gráfico semanal de NIO desde finales de 2018

Pero lo que sí que nos está diciendo es que tiene un importante soporte en los mínimos de marzo tras una corrección del 52% desde máximos. O dicho con otras palabras, en la medida en que no se perforen los mínimos de marzo y de mayo cabe la posibilidad que hayamos asistido a un ajuste proporcional de las importantes subidas previas para desde aquí tratar de reestructurarse de nuevo al alza en términos de medio y de largo plazo. En otro orden de cosas, este martes conocimos que NIO entregó 6.711 vehículos en el mes de mayo, un incremento del 95% respecto al año anterior, pero una caída superior al 5% respecto al mes previo.

TESLA

Tesla está jugando con fuego en el corto plazo. Las importantes caídas de este miércoles y del jueves le están acercando peligrosamente a la zona de soporte de los 539 dólares: los mínimos del 'martillo' de este mes de marzo. Con todo, no es fácil adivinar en qué momento de mercado nos encontramos en este valor. Es cierto que lo ideal sería que no se perforaran los mínimos de marzo, pues nos llevaría a marcar un nuevo mínimo decreciente. Y así no se sube. Pero es cierto también que parece que estamos, por recuento de ondas de Elliott, ante lo que puede ser el final de la 'onda c' de un 'abc' correctivo. Y en la mayoría de las ocasiones (salvo que sea una plana irregular) esta se coloca por debajo del mínimo de la 'onda a' (los mínimos de marzo). Lo que deja la puerta abierta a que las caídas puedan profundizarse algo más. Incluso podría tratarse de una potencial dilatación de los precios para construir divergencias alcistas. Resumiendo, queda mucha tela que cortar todavía. Tenemos otro importante soporte en la zona de los 500 dólares: los máximos de septiembre.

tsla050621
Gráfico semanal de Tesla desde septiembre de 2018

Resumiendo, Tesla sigue siendo un valor alcista en términos de largo plazo pero ahora mismo continúa en fase correctiva. Sería bueno puestos a elegir que no perforara los mínimos de marzo. Y si por un casual terminara superando los máximos de abril (781) en las próximas semanas/meses, entonces ahí tendremos una prometedora figura de vuelta con importantes implicaciones alcistas para el medio y largo plazo. El estocástico semanal, muy sobrevendido y con ganas de cruzarse al alza, también apunta en este sentido. El de que las caídas deberían ser limitadas o mejor dicho no deberíamos estar muy lejos de los mínimos de la corrección si es que no los hemos visto ya.

Noticias relacionadas

contador