dax bolsa alemania

El Dax alemán, aun con el riesgo de que pueda corregir tras la fuerte subida acumulada desde diciembre, es impecablemente alcista a medio y largo plazo. Y es ahí donde se hace dinero de verdad.

DAX

  • 11.586,85
  • -1,65%

El reparto de dividendos no deja de ser una salida de dinero de las cajas de las compañías y, por lo tanto, deberá se descontado/ajustado del precio de las cotizadas. El Dax es el único, de entre los grandes índices europeos, que realmente está ajustado por dividendos.

Gráfico semanal - Dax

Desde el punto de vista del análisis técnico, hay que reconocerle al índice la precisión de sus movimientos. De hecho, desde los mínimos de 2009 hasta hoy, el índice se está apoyando, al tick, en una recta directriz alcista 'de manual', donde son cuatro sus apoyos. El último apoyo en la directriz coincide con los momentos de pánico vendedor de finales de junio (efecto Brexit).

El equivalente a este índice en nuestro Ibex 35 es el bautizado como Ibex 35 Total Return (IBDIV), o ajustado por dividendos, que analizamos la semana pasada. El nivel homólogo a los 12.390 puntos del Dax (máximos históricos) se corresponde con los 28.582 puntos de nuestro índice. Así, mientras el Dax cotiza en este momento a un 5% de los máximos históricos, en el caso de nuestro Ibex 35 estamos hablando de un 16%. Sí, como lo lee, el Ibex 35 cotiza a un 16% de los máximos históricos.

Dicho esto, y en términos de muy corto plazo, la vela semanal que nos deja el índice germano invita a la prudencia. Se trata de una vela semanal de 'ida y vuelta' que cuando se dibuja después de importantes subidas, como es el caso, acostumbra a ser sinónimo de correcciones. Caídas que en absoluto dan al traste con la impecable tendencia alcista de medio y de largo plazo.

Estamos hablando de la enésima fase correctiva (o de ajuste) tras un importante rally alcista previo. Al fin y al cabo, el selectivo germano acumula en este momento una subida del 13% desde los mínimos de diciembre. En cualquier caso, lo que no debemos es perder la perspectiva de medio y de largo plazo, pues es ahí donde se hace el dinero de verdad. Y ésta es impecablemente alcista en el caso del índice de la 'locomotora europea'.

Noticias relacionadas

contador