El 77% de los inversores españoles cree que su fondo le cobra de más y es falsa gestión activa

Aún tienen importantes claroscuros sobre la gestión pasiva y los fondos indexados, según Natixis

  • Esperan una TAE del 13,3% aun con los tipos en negativo, pero para los profesionales lo "realista" es un 4%
inversor invertir credito online broker

A los inversores españoles ya se les ha caído la venda con sus fondos. El negocio, controlado casi en un 80% por la gran banca, abusa de la falsa gestión activa. La CNMV ha empezado a perseguir esta práctica y, ahora, una encuesta de Natixis revela que el 77% de los clientes cree que los gestores de fondos cobran comisiones elevadas, aunque realmente están replicando un índice y no haciendo gestión activa de verdad.

El informe de Natixis Investment Managers pone de manifiesto que los españoles prefieren la gestión activa y el asesoramiento, a pesar del crecimiento y la gran popularidad de la gestión pasiva. Más de la mitad (un 56%) pagaría una prima por poder contrarrestar la volatilidad del mercado con gestión activa, el 68% espera que sus fondos cuenten con una cartera que difiera del índice y un 70% señala que es importante tener la capacidad de aprovechar los movimientos a corto plazo de los mercados, entre otras reivindicaciones.

Lo cierto es que los inversores españoles aún tienen importantes claroscuros sobre la gestión pasiva. Erróneamente, piensan sobre los fondos indexados que ayudan a contener las pérdidas (un 64% lo cree) y que ofrecen acceso a las mejores oportunidades de inversión que existen en el mercado (57%), cuando en realidad estos fondos ofrecen una exposición general al mercado y no gestionan el riesgo, esto es, siguen a su índice de referencia, con independencia de lo que hagan los mercados.

La parte positiva es que un 68% ya admite que los fondos indexados les ofrecen las rentabilidades del mercado y un 55% reconoce que son más baratos, según Natixis. En la base de este desconocimiento parcial sobre la inversión pasiva, está el mercado alcista de la última década.

¿UNA TAE DE DOS DÍGITOS CON LOS TIPOS EN NEGATIVO? IMPOSIBLE

“Las concepciones erróneas de los inversores en torno al riesgo, la volatilidad y la inversión indexada podrían quedar ocultas tras los objetivos de rentabilidad de dos dígitos. Durante la última década, los inversores han disfrutado de grandes ganancias en un largo mercado alcista con tipos de interés históricamente bajos y una relativa volatilidad. Podrían haber olvidado que los fondos indexados no gestionan el riesgo y están expuestos al mismo nivel de riesgo que presente el conjunto de los mercados”, apunta Sophie del Campo, directora general de Natixis IM para Iberia, Latinoamérica y US Offshore.

En este sentido, el inversor español es de los más optimistas del mundo. Los tipos negativos o las fuertes caídas de 2018 en las bolsas no han logrado que ponga los pies en la tierra. El inversor espera una TAE para su cartera en el próximo año del 13,3%, por encima de la inflación, si bien los profesionales de la inversión en España están acotando sus expectativas al 4% anual, también por encima de la inflación, una TAE que consideran “realista”.

“Los inversores no parecen comprender plenamente que buscar rentabilidades de dos dígitos supone invertir en la parte alta del espectro de riesgos”, recuerda Del Campo, que pone de relieve “la importancia de que los inversores trabajen con sus asesores para entender la realidad del riesgo y la volatilidad y para estar en disposición de conseguir sus objetivos a largo plazo”.

Las expectativas de los inversores globales no han dejado de crecer en los últimos años pese a la ralentización del crecimiento económico y los tipos al 0% o negativos. En promedio, el inversor global esperaba en 2016 una TAE para su cartera del 9,5%, si bien en 2019 este deseo se ha elevado hasta el 11,7%. Sin embargo, los profesionales financieros internacionales creen que lo “realista” es un 5,5% en el contexto actual.