Consejos para no tirar la toalla con la lista de propósitos para el año nuevo

Los expertos recomiendan proponernos objetivos limitados y alcanzables

  • Proponerse retos en pareja o grupo aumenta las posibilidades de éxito
  • Es importante no desanimarse y adaptar el objetivo a la situación
| |
Olga Rodriguez
Bolsamania | 07 ene, 2017 08:01 - Actualizado: 07:00
cbasia2d3

Apuntarse al gimnasio, mejorar el inglés, leer más, dejar de fumar… hacer la lista de propósitos del año nuevo puede ser muy fácil. Sin embargo, cumplirlos puede resultar más complicado. Por ese motivo, los expertos en psicología y coaching nos dan algunos consejos para que no se nos resista ninguno de los retos que no hayamos planteado al principio de este 2017.

Idear los propósitos desde el ‘quiero’ en lugar de hacerlo desde el ‘debo’ puede ser una de las claves del éxito, según la psicóloga Laura Martos. Según Martos, si una persona con baja autoestima no cumple sus propósitos la decepción es mayor si se ha planteado desde la obligación y no desde la voluntad. Y es que la leyenda urbana de que “solo hace falta fuerza de voluntad”, tiene algo de cierto según los expertos. Pero además, existen otras fórmulas que harán que no se tire la toalla en los retos planteados para este año.

SER REALISTA: PROPONERSE LO JUSTO Y ALCANZABLE

Cuando empieza el año, se hace borrón y cuenta nueva de lo que no conseguimos en los 365 días anteriores. Sin embargo, aunque se cuente con motivación extra, hay que ser realista a la hora de plantearse los propósitos para el año que empieza. Según Martos, es importante que los propósitos “no sean demasiados y sean alcanzables”. Tener una lista interminable de propósitos para el año nuevo no es aconsejable. También es importante plantearse retos que estén en nuestras manos y que podamos cumplir, por ejemplo, siguiendo una nueva rutina ya sea de estudio, de deporte o de cualquier otro hábito.

DEFINIR EL OBJETIVO Y 'TROCEARLO'

David Gómez, coach profesional miembro de la Asociación Española de Coaching (ASESCO) explica que es importante “tener claro cada uno de los objetivos, y sobre todo el para qué de los mismos”. De esta forma, indica, será más fácil encontrar la motivación real y ver el impacto que puede tener en otros ámbitos de la vida. Gómez da otro consejo: escribir los objetivos. “El hecho de escribir los objetivos hace que se refuercen y esto nos ayuda a recordar, meses después, cuáles eran las intenciones iniciales”.

Laura Martos también nos recomienda establecer objetivos a medio y corto plazo. Por ejemplo, si uno de los propósitos es el de perder peso, a corto plazo podríamos establecer otros como “apuntarme al gimnasio, comprar comida más sana”. Desde ASESCO indican que “esto tiene varios efectos positivos” desde “la sensación de ir avanzando” a “identificar si los resultados obtenidos se corresponden con lo que nos habíamos planteado”. En definitiva, los expertos proponen en dividir el objetivo principal en otros más pequeños para conseguir motivación y llegar a la meta.

PASAR A LA ACCIÓN

Aunque parezca obvio, desde ASESCO nos explican que es algo importante y que en su caso “se trabaja con el cliente en cada sesión”. Es importante tener el propósito, definir el objetivo e incluso dividirlo, como hemos visto en el punto anterior, pero hay que tener en cuenta que “sin acción no hay cambio”.

En definitiva, los expertos proponen en dividir el objetivo principal en otros más pequeños para conseguir motivación y llegar a la meta.

Por eso, los expertos del coaching recomiendan establecer un plan de acción. De esta forma, se huye del desánimo por “no haber valorado con tranquilidad todas las variables y pasos a seguir en la realización del objetivo”.

CUÉNTALO A TU ALREDEDOR

Desde ASESCO advierten que “en ocasiones, nuestras acciones y pensamientos no están alineados con lo que deseamos, llevándonos justamente en dirección opuesta”. Por ese motivo, según una publicación de la Universidad de Nottingham es importante “contarle a alguien tu propósito”.

De esta forma, las personas que forman parte de nuestro día a día pueden ayudarnos a conseguir lo que nos propongamos. Por ejemplo, dicen los expertos, “si te has propuesto dejar de fumar, tus amigos no pondrán la tentación cerca de ti”. Así, además de escribir el propósito en un papel, tener a alguien que nos lo recuerda puede ayudarnos a seguir el objetivo propuesto.

El doctor Mark Griffiths de la Universidad de Nottingham añade que intentar cambiar un hábito de la mano de alguien puede resultar más sencillo. Esto significa que establecer propósitos grupales o en pareja puede resultar beneficioso y según Griffiths “aumentan las posibilidades de éxito”.

ADAPTAR LOS PROPÓSITOS EN LUGAR DE ABANDONAR

Por último, los expertos recomiendan ‘reciclar’ los propósitos. Según la psicóloga Laura Martos “siempre es mejor adaptarlos a las nuevas situaciones” que desecharlos porque no se hayan cumplido. Además, desde ASESCO detallan que “una actitud positiva es un factor muy importante a la hora de conseguir lo que te propones” y recuerdan que “la clave no es rendirse a la primera”.

En definitiva, tener una actitud positiva y valorar los éxitos por pequeños que sean, facilitarán que se cumplan los propósitos de Año Nuevo. ¿Lidiar con el fracaso? Los expertos en coaching recomiendan que se “analicen objetivamente y sin culpabilidad los hechos para convertirlos en un aprendizaje personal”.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Australian Securit... 50 Ver perfil
Cyprus Securities ... 2.2 300 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil