Manual de chartismo: Capitulo 1


¿QUÉ ES EL MANUAL BÁSICO DEL CHARTISMO?
El Manual Básico del Chartismo, es un compendio de preguntas y respuestas sobre las nociones básicas de dicha técnica de análisis y sobre las reglas, necesarias para poder realizar los primeros análisis chartistas. Las preguntas y sus correspondientes respuestas se publican en el suplemento coleccionable Hojas de bolsa, sin mantener un orden estricto, con el fín de darle más amenidad a su lectura. Al final de la serie se publicará un índice que permitirá su uso como manual de consulta sobre el chartismo.

¿ES UN MANUAL PRÁCTICO O TEÓRICO?
El Manual Básico del Chartismo tiene un enfoque eminentemente práctico y dirigido a poder usar las técnicas de este sistema de análisis con la mayor rapidez y exactitud posible, reservando a los fundamentos teóricos o históricos el espacio imprescindible para poder desarrollar los temas prácticos. Para una mayor claridad de las explicaciones, se añadirá siempre que sean posible ejemplos actuales, charts, etc.

¿POR QUÉ NO SE SIGUE UN ORDEN EN LAS PREGUNTAS DEL MANUAL?
Para que en cada hoja, se solucionen dudas o se expongan técnicas diferentes dentro del amplio campo del chartismo, sin concentrarse en un solo concepto, lo que le restaría interés a cada hoja al extenderse exclusivamente y exhaustivamente en un solo tema y no volverlo a desarrollarlo posteriormente. De esta forma en cada hoja se realizarán preguntas sobre temas teóricos, sobre conceptos básicos y sobre técnicas de análisis y sobre casos prácticos. El sistema pedagógico de preguntas y respuestas aleatorias, está considerado como el sistema más eficiente para conocer un tema con el mínimo esfuerzo.

¿QUÉ ES UN CHART?
La palabra chart en inglés significa gráfico. En bolsa se llama chart al gráfico en el que se representan las cotizaciones de una empresa o de cualquier título que cotice en un mercado financiero (bonos, materias primas, etc.). En el eje vertical del gráfico se colocan las cotizaciones, y en el eje horizontal los días o sesiones de cotización, aunque a veces en lugar de días (según la antigüedad con lo se quieran analizar las cotizaciones de una empresa), se comprimen a semanas, meses e incluso años.
Colocando en cada día o sesión la cotización correspondiente se forma la curva de cotizaciones. Esta curva permite analizar la evolución de un título a través del tiempo, es decir se puede ver si está en máximos o mínimos, si ha subido o bajado mucho en las últimas sesiones, etc. Además la curva de cotizaciones es el elemento básico, en que se apoya el chartismo o análisis gráfico, el cual estudia las figuras que forma la curva de cotizaciones (cabeza hombros, doble techo, etc.) y basándose en estas figuras, determina la tendencia de las cotizaciónes.
Generalmente el chart de la cotización se acompaña de otros charts complementarios que ayudan a analizar la curva de las cotizaciones. Habitualmente en la base de chart y con la misma escala de sesiones se añade el chart de volumen de negociación de la empresa es decir la cantidad de títulos que se han negociado, expresado generalmente en número de títulos o en dinero. También se acompaña, a veces, de indicadores u osciladores técnicos, que son otra herramienta del análisis técnico.

¿QUÉ ES UNA RESISTENCIA?
Es un nivel de la cotización, que dentro de una tendencia alcista, concentra la oferta de títulos necesarios para frenar una subida de las cotizaciones e incluso para producir recortes en los precios. Cuando se agota o desaparece la oferta de títulos, se rompe la resistencia y la cotización prosigue su subida.

Generalmente cuando se rompe una resistencia, esta se convierte en un futuro soporte para la cotización en eventuales nuevas caídas.

Para considerar que una resistencia ha sido rota, esta ruptura ha de ser superior al tres por ciento del valor de la cotización, no pudiéndose dar por confirmada la rotura hasta que supera este nivel. No hay que olvidar la importancia del volumen en estas rupturas, el volumen de negocio nos da una idea de la fuerza del mercado en el momento de traspasar una resistencia. Si la resistencia ha sido rota con un volumen de contratación sensiblemente superior a las sesiones anteriores, la posibilidad de éxito de la nueva tendencia alcista es muy elevada. Si la rotura se produce con un volumen igual o inferior al de las sesiones precedentes, el éxito de la ruptura es escaso y habrá que esperar un nuevo intento.

La fortaleza de una línea de resistencia es mayor cuanto más veces rebotan las cotizaciones en ella sin lograr superarla, y también cuanto mayor tiempo permanece vigente. A cambio, cuanto más fuerte es la resistencia, más potencial alcista tendrá la cotización cuando consiga romperla. Habitualmente cuando la cotización rompe una resistencia, tiene una rápida y corta subida, seguida de una caída hasta las cercanías de la resistencia y es después de esta caída cuando se produce el movimiento alcista definitivo. El descenso antes del alza definitiva se conoce como pull back y es el momento que se debe aprovechar para comprar.

Por ejemplo, el Banco Santander (ver chart) ha roto la resistencia horizontal de las 4.900 Ptas. e incluso ha superado la zona de seguridad del tres por ciento, situada en las 5.047 Ptas. y también se puede observar que el volumen se ha incrementado notablemente. Ahora se debería esperar un recorte de consolidación (pull back) y el definitivo escape alcista. Considerando que la resistencia tenía una vigencia de seis meses, el escape ha de ser fuerte.


Siguiente