Estados Unidos acusa a Irán de los ataques contra la petrolera Saudi Aramco

Pompeo duda de que el ataque venga de Yemen porque "no hay pruebas"

Irán rechaza las acusaciones e invita a Estados Unidos a dialogar

Elena Lozano
Bolsamania | 15 sep, 2019 09:39 - Actualizado: 17:04
ep secretario de estado de estados unidos mike pompeo
Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike PompeoContacto

Mike Pompeo, secretario de Estados Unidos, ha acusado a Irán de estar detrás de los ataques que sufrieron el sábado dos instalaciones de la petrolera Saudi Aramco. Sin embargo, los rebeldes yemeníes Huthi, sin embargo, fueron los que reivindicaron la autoría de los mismos, según comunicaron en la tarde del sábado.

"Teherán está detrás de los cien ataques que han tenido lugar en Arabia Saudí mientras Rouhani y Zarif intentan participar en la diplomacia. En medio de todas las llamadas al cese, Irán ha lanzado ahora un ataque sin precedentes en el mayor suministrador de energía del mundo. No hay pruebas de que los ataques lleguen de Yemen", ha manifestado el dirigente en un mensaje publicado en Twitter.

Al mismo tiempo, Pompeo ha hecho un llamamiento a "todas las naciones" a condenar públicamente "los ataques de
Irán". "Estados Unidos trabajará con sus socios y aliados para asegurar que los mercados energéticos permanecen bien provistos y de que Irán sea responsable de su agresión", ha añadido el secretario de Estado.

En la jornada del sábado, Arabia Saudí confirmó que los rebeldes yemeníes Huthi habían atacado con drones dos instalaciones de la petrolera Saudi Aramco. El gobierno del país, que respondió con bombardeos a estos ataques, explicó que el suministro no se verá afectado por el suceso, aunque The Wall Street Journal informaba de que la compañía tendrá que reducir a la mitad su producción petrolífera.

En todo caso, esta reducción de la producción de Saudi Aramco, una empresa clave en la producción mundial de petróleo, impactará en la producción de cinco millones de barriles de crudo por día, lo que supone el 5% de la producción diaria de petróleo, según este diario, que cita fuentes cercanas al suceso. Los rebeldes yemeníes, por su parte, amenazaron a Arabia Saudí con ataques de mayor envergadura.

IRÁN RECHAZA LAS ACUSACIONES

Por su parte, Irán ha rechazado las acusaciones vertidas por la Administración Trump. "Tras fallar en la 'presión máxima', Pompeo ha recurrido al 'engaño máximo'", ha afirmado el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Javad Zarif, elevando la tensión geopolítica que existe entre ambos países.

"Estados Unidos y sus clientes están atrapados en Yemen por la ilusión de que la superioridad armamentística llevará a una victoria militar. Culpar a Irán no pondrá fin al desastre. Puede que lo haga aceptar nuestra propuesta del 15 de abril de terminar la guerra y empezar a hablar", ha añadido.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión