Tuit Traders | La esperanza de Franky (1ª parte)

@Meigatrader
Bolsamania | 25 ene, 2019 06:00
tuit traders
Tuit TradersAlberto Sánchez

Permítanme que me desvíe un poco de lo que suelo escribir en este medio y les relate mi "cuento de la esperanza". Se acabó el año y es hora de empezar a hacer balance de estos meses.

En el camino nos hemos encontrado con muy diferentes personas, unas nos han aportado conocimientos, generosidad, alegría y bienestar. Por el contrario, otras, solo comportamientos egoístas, intentos de utilización y toxicidad.

Este análisis debe servirnos para comenzar un nuevo año con las ideas claras de con quién debemos relacionarnos y aprender a llevar una vida sana, bondadosa y sobre todo de ayuda a los que la necesitan.

Y vamos con nuestro cuento. Este es el escenario. Celebramos una comida en donde había amigos de diferentes profesiones, inquietudes y ocupaciones. Y les voy a relatar (a mi manera) lo que nos contó Francisco (Franky para los amigos).

Debido a tanta publicidad en los medios de comunicación y en las redes sociales a los que accede, Franky comenzó a interesarse por la bolsa.

Para él era un mundo nuevo porque, aunque con un patrimonio abultado, ha tenido siempre asesores que se dedican a movérselo y a sacarle rendimiento.

Pero, en el año 2018, decidió que, con todo lo que había leído y, sobre todo, con lo "fácil" que era, según algunos publicaban, la posibilidad de tener una vida de lujo con unos minutos/horas diarias en la bolsa y, además, de disfrutar de mucho tiempo de ocio para dedicarse a lo que realmente le apetece, había estado "haciendo el tonto" dedicándole tantas horas a su empresa.

Es verdad que la empresa de Franky es un empresa puntera, con unos resultados excelentes, que da trabajo a más de 150 personas y que su futuro está más que resuelto. Pero Franky comenzó a buscar información sobre temas de bolsa. Vio mucha publicidad de cursos, también de chat.

Quería aprender, quería conseguir "tiempo" para él y su familia. En definitiva quería dejar su empresa en buenas manos y dedicarse a la bolsa y a vivir.

Sabía que lo primero que debería hacer es un curso porque todo trabajo/ocupación necesita un tiempo de aprendizaje antes de comenzar a realizar la actividad.

Entonces escuchó en una emisora varias personas que hablaban de bolsa y además daban cursos y que estaban en programas que le habían comentado eran de calidad.

Y ahí se puso Franky en movimiento y se apuntó al primer curso. Duraba 4 fines de semana y tenía que desplazarse porque era presencial y fuera de su localidad de residencia.

El total del curso fueron 4000 euros más los gastos de desplazamiento y les proporcionaban un correo electrónico de contacto y durante un mes podrían hacer todas las preguntas que quisieran.

El curso era básico pero en el anuncio prometían que al finalizar estarían en condiciones de operar en bolsa y de ganar dinero.

Se extrañó que no enseñaban a operar en acciones al alza como toda la vida había oído. Estas enseñanzas lo dirigían hacia derivados con un alto grado de apalancamiento.

Y decían ganar mucho exponiendo poco. Y él se lo creyó.

Nos contó que dispuso de 100.000 euros para esta "experiencia"

Pues bien finalizó el curso, y el mes de ayuda y empezó a aplicar el "método" que le habían enseñado.

Y cual fue su sorpresa que no funcionaba, que su cuenta iba disminuyendo y en un mes había perdido la cuarta parte de la cantidad inicial y solo tenía 75.000 euros.

Y paró

No le echó las culpas al profesor, pensó que el no había entendido bien lo que se le explicó porque si era todo tan fácil ¿cómo él perdía?

continuará ....

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión