Si Amancio Ortega fuera americano...

Parece ser que Amancio Ortega tuvo un error, y ese error fue ser español

@aneiroschan
Bolsamania | 20 sep, 2019 12:21
ep amancio ortega 20190327124104
Amancio OrtegaAMANCIO ORTEGA/ EUROPA PRESS - Archivo

Si Amancio Ortega fuera americano miles de españoles hablarían de su genialidad creativa en el mundo de la moda.

Si Amancio Ortega fuera americano, sería estudiado en todas las facultades de economía de este país, como ejemplo a seguir.

Si Amancio Ortega fuera americano, miles de españoles lucirían su marca como estilo de vida, cual tatuaje "Harley Davidson".

Y si Amancio Ortega fuera americano, cada vez que fuera "Trending Topic" en Twitter los sería por los millones de agradecimientos que recibiría tras sus donaciones solidarias de ayuda a la lucha contra el cáncer.

Sin embargo, parece ser que Amancio Ortega tuvo un error, y ese error fue ser español. Nacer en un país donde la envidia al rico es de los pocos valores que cotizan al alza en su sociedad. Un país que llega a criticar la superación e historia de éxito profesional de un empresario sin precedentes en la historia de la moda, que desde cero y con una humilde tienda en la calle "Juan Florez" de la ciudad gallega de A Coruña allá por el 1974, llegó años después a crear su gran imperio textil en los 5 continentes, con más de 7000 tiendas y dando un puesto de trabajo a 150.000 personas.

Ante estas cifras de éxito, debemos añadir más de 500 millones de euros en donaciones que durante los últimos años desde su fundación fueron destinados principalmente a la compra de equipos de detección, diagnóstico y tratamiento del cáncer. Donde muchas de estas donaciones iniciadas en Galicia y Andalucía, acabaron llegando a otras Comunidades Autónomas a través de la firma de convenios de los gobiernos regionales, siendo algunos de estos respaldados por Podemos, casualidades de la vida...

Llegando el líder del partido de extrema izquierda a criticar dichas donaciones calificándolas de "limosnas". ¿Qué quieren que piense? Cuando una persona llega al límite de criticar ayudas para la lucha contra el cáncer, sin dar ejemplo o "limosnas" millonarias de su propio bolsillo, comprenderán la hipocresía que demuestran alguien que vendiendo en sus inicios políticos la humildad por el que empieza desde abajo (como Amancio Ortega), pero que a medida que llega el poder y el dinero, éste último acaba sacando el lado más interno de cada persona. En el caso de Amancio Ortega como sabréis, generando miles de puestos de trabajo y donaciones millonarias. Frente al caso de Pablo Iglesias, cuyas palabras vendidas a sus votantes en sus inicios quedan enterradas bajo su gran chalet comprado para vivir "al nivel de los ricos", justamente de aquellos que criticaba cuando el todavía no era uno de ellos. Pero claro, vivir como ellos, pero sin predicar con el ejemplo de solidaridad y generación de empleo para el que Amancio le ganó por goleada.

Por no comentar incluso las críticas de aquellos que como el político Rufián, criticaron a este señor, con la gran hipocresía de vestir con prendas de la empresa que criticaban. En fin, diversas formas de dejarse uno en evidencia y falta de coherencia de por vida.

Sin embargo, la crítica social que existe sobre Amancio Ortega parte fundamentalmente de una pequeña sección del sistema político español, especialmente enfocada en la ideología de crear "bienestar, riqueza y trabajo" para un país, partiendo de políticos que critican la riqueza y que de forma individual, ni trabajaron y mucho menos generaron riqueza a ellos mismos. ¡Cómo se va a esperar que hagan eso!

En todo caso deberían estudiar, aprender e imitar a aquellas personas que sin necesidad de dinero público, conocen perfectamente el concepto de creación de empleo, esfuerzo, emprendimiento y superación. Más que nada, porque en este país, afortunadamente también tenemos además de ciertos políticos hipócritas y mediocres, grandes empresarios y emprendedores que lucha cada día por prosperar conociendo perfectamente que los resultados hablan y dicen más que palabras...

Con todo esto Amancio, al menos por mi parte y sé que la de muchos otros que llevamos el emprendimiento en nuestra sangre, siempre tendrás la admiración, el respeto y agradecimiento por todo lo que aportas a un país mucho más allá que tu imperio textil.

Te has ganado a pulso, cada uno de los millones de euros que creaste generando empleo, al igual que otros genios como Steve Jobs , Mark Zuckerberg o el creador de Twitter Jack Dorsey, todos ellos en la gran lista FORBES que tanto os merecéis y que tanto envidian aquellos que os critican.

Pero como siempre digo, las personas ganadoras admiran y aprenden, y las personas perdedoras critican y envidian.

Pues al menos por hoy, admiremos y aprendamos de este genio español cuyos resultados, hablaron más que muchos otros durante años en el Congreso...

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión