Los planes de empleo, necesarios para la jubilación

@AntonioBanda_
Bolsamania | 10 nov, 2018 06:00
tuit traders
Tuit TradersAlberto Sánchez

Debido a la modificación legal que se va a imponer en Europa en materia de pensiones, España se va a ver obligada a revisar su legislación en el año 2019. El nuevo entorno de pensiones va a consistir en tres pilares: la Seguridad Social, los planes de empleo promovidos por las empresas y los fondos de pensiones individuales.

En los planes de empleo, prácticamente inexistentes actualmente en España, la nueva legislación va a permitir que las empresas aporten a sus empleados una cantidad entre un máximo y un mínimo, y que se hará a nombre del empleado. Las ventajas fiscales para estas aportaciones darán lugar a que el trabajador también pueda aportar parte de su salario a este plan. De esta forma, al final de su etapa laboral, tendrá reconocido ahorro no solo en la Seguridad Social, sino también en su plan de empleo y en su fondo de pensiones individual.

Hasta ahora, los planes de pensiones no han tenido el crecimiento esperado debido fundamentalmente a la falta de interés de las entidades financieras en promoverlos entre sus clientes. Pese a que en el mes de noviembre comienzan las campañas publicitarias de aportaciones a los planes, en los que regalan desde televisiones hasta dinero por suscribirlos, la realidad es que ninguno de estos obsequios incrementa la rentabilidad del producto.

Lo necesario en cualquier plan de pensiones es buscar la rentabilidad y que cumpla con el perfil inversor del partícipe, que es lo que asegura nuestra tranquilidad futura. Echamos en falta que aquí no se tome como referencia la forma de aportación de pensiones que se hace en otros países europeos, donde incentivan las aportaciones sistemáticas y el ahorro.

Los 120.000 millones de euros invertidos en estos planes en nuestro país equivalen a 13 meses de pago de las prestaciones por jubilación, cuando en otros países de la Unión Europea esta cantidad asciende a cuatro años.

Como consecuencia de esta situación, vemos necesario que sean los propios trabajadores los que piensen en su futuro como jubilados. La solución pasaría por que cada uno tenga claro cómo quiere jubilarse y aportar a sus planes de pensiones para conseguirlo durante todo el año, no solo cuando se acercan las Navidades.

Los elementos clave de la aportación en pensiones son la capacidad de ahorro, el acompañamiento fiscal y la periodicidad de las aportaciones. Como no hemos conseguido que los sucesivos gobiernos hayan preparado a los inversores para aportar en pensiones, debido a la fortaleza del sistema bancario frente a las necesidades de ahorro de los partícipes, es momento de que todos los que vamos a jubilarnos empecemos a aportar para poder disfrutar de una jubilación sin penalidades.

Nuestra aportación a este futuro ha sido el lanzamiento de Feelcapital 50, el primer Neofondo de pensiones en el que destaca su coste, transparencia y búsqueda de rentabilidad.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión