petroleo portada maquinas atardecer

En las últimas dos semanas, el petróleo está experimentando una fase alcista muy interesante. Especialmente en las últimas sesiones, los especuladores apuestan agresivamente al alza por dar hecho un pequeño acuerdo entre Estados Unidos y China sobre el tema de la guerra comercial, porque esto mejorará la incertidumbre sobre la demanda de petróleo crudo.

Además, desde principios de octubre, los precios han sido respaldados por la posibilidad de recortes más profundos en la producción por parte de la OPEC y sus aliados, debido a la espera de una demanda más débil para el 2020.

En fin, el día 11 de diciembre, Saudi Aramco, la compañía petrolera líder mundial, cotizará entre 1,500 y 2,000 mil millones de dólares. Estas indicaciones políticas y económicas favorecen nuevas subidas para el petróleo hasta final de año.

Desde principios de junio, el nivel de $ 51.97 ha sido superado varias veces sin demostrar una clara voluntad de rotura; de lo contrario, siempre hemos sido testigos de importantes rebotes.

El último toque de este nivel se remonta al 10 de octubre, donde el precio comenzó a subir con mínimos crecientes.

Después de romper y tocar en retroceso la resistencia intermedia en $ 54.75 - $ 55.20, el viernes pasado fuimos testigos de una recuperación vertical del petróleo; En la sesión del lunes 4 de noviembre, el precio ha roto un nivel muy importante, establecido en $ 56.10.

Un cierre diario y luego semanal por encima de este precio, crearía un movimiento al alza de los precios con objetivo $ 57.60 - $ 58.38, y luego se dirigirá al área $ 59.75- $ 60.56.

A partir de aquí, comenzaría un ataque al pique de septiembre que causó la famosa inversión que todos recordamos, entre $ 62.04 y $ 63.25.

Si alcanzaríamos estos niveles, tendremos serias posibilidades de probar los máximos anuales en área 66.04 $ -67 $. A partir de aquí, las puertas se abrirán por los $ 69.40 y $ 73.75 en los próximos meses.

Nuevas caídas a corto y mediano plazo ocurrirán solo con cierres por debajo de los $ 51.97. Primeras señales de peligro por debajo de los $ 53.50.

Incluso si tuviéramos que ver disminuciones del precio a niveles anteriores, se tendrán que ver como una toma de beneficio y al primer retroceso con giro vertical o mínimos crecientes, utilizarlo para agregar posiciones. Solo una venta fuerte, continua y masiva durante varios días, podrá negar nuevos impulsos alcistas.

¡Buena semana y feliz trading!