¿Hasta cuándo durará el ciclo expansivo más largo en la historia de EEUU?

Tanto la Fed como S&P Global Ratings esperan que el crecimiento se extienda hasta 2021

César Vidal
Bolsamania | 08 jul, 2019 06:00
federal reserve, fed, usa,
Sede de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed)

Conseguido. La economía de Estados Unidos ha alcanzado el ciclo expansivo más largo de su historia al encadenar este lunes 121 meses de crecimiento ininterrumpido, desde junio de 2009. Una época que estuvo precedida por la Gran Recesión de 2008 y que también ha estado marcada por uno de los mayores mercados alcistas de la historia de Wall Street.

La gran pregunta que se hacen los inversores es hasta cuándo puede durar el actual ciclo de bonanza económica. Según las últimas previsiones de la Reserva Federal, publicadas en su última reunión de junio, la economía americana seguirá creciendo hasta 2021.

Este año el crecimiento del PIB previsto por el banco central de EEUU será del 2,1%. En 2020 el crecimiento bajará hasta el 2% y en 2021 hasta el 1,8%. Unas previsiones que se sitúan en línea con el potencial de crecimiento de la economía después de una década de expansión.

Por su parte, la agencia S&P Global Ratings ha mantenido recientemente la calificación crediticia de EEUU en 'AA+', con una perspectiva 'Estable', aunque ha recortado su previsión de crecimiento para 2019 hasta el 2,5% desde el anterior 2,9%.

Esta agencia tampoco espera que la economía americana caiga en recesión durante los próximos años, pese a que anticipa una desaceleración mayor que la Fed para 2020, al estimar un crecimiento del PIB del 1,8%. No obstante, sigue anticipando crecimiento en 2021 (+1,9%) e incluso 2022 (+1,7%).

"Es probable que el crecimiento del PIB se desacelere hacia su nivel de tendencia del 1,8% en los próximos años y que el gasto del consumidor juegue un papel más importante para impulsar el crecimiento del PIB en 2019, gracias a mayores ingresos de los hogares", ha señalado S&P sobre la economía estadounidense.

Estos expertos esperan que los salarios vuelvan a subir por encima de la inflación en 2019 y probablemente también el año próximo. También anticipan que la tasa de desempleo seguirá cayendo este año antes de que probablemente regrese hacia el 4%, "ya que el crecimiento del PIB se desacelerará gradualmente por debajo del 2% en 2020-2021".

Su análisis se basa en el supuesto de que el crecimiento anual potencial a largo plazo de EEUU "es probablemente inferior al 2%, lo que refleja el envejecimiento de la población". En este sentido, aumentar la productividad laboral es la clave para impulsar el crecimiento a largo plazo, así como elevar la tasa de participación en el mercado laboral.

Además, pronostican que el impacto negativo potencial de las disputas comerciales con China y, en menor medida, con otros países, "sea probablemente marginal en el crecimiento del PIB de EEUU", debido al tamaño de la economía nacional.

Eso sí, precisan que su pronóstico "se basa en el supuesto de que las disputas comerciales no socavan gravemente las cadenas de suministro mundiales". Es decir, de que la guerra comercial no aumente su escalada en los próximos meses. Este es el principal riesgo que afronta la economía americana, y mundial, de cara a proseguir con el actual periodo de bonanza económica global.

S&P considera que "el comercio entre EEUU y China y otras tensiones puedan persistir durante varios años", lo que reflejará las "fricciones económicas y de otro tipo". Así las cosas, la actual expansión económica de EEUU seguirá batiendo récords en los próximos meses, aunque algunos analistas como los de Morgan Stanley anticipan una recesión dentro de tres trimestres.

Su razonamiento es similar al de S&P. Una escalada proteccionista que afecte a las cadenas de suministro globales puede provocar una recesión global que afecte tanto a Estados Unidos como a China. Por ello, las negociaciones comerciales que acaban de reanudar ambas potencias tras el G20 seguirán siendo el principal foco de atención para los mercados.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión