Este jueves, última sesión del mes, el selectivo español ha caído con fuerza, liderando las pérdidas en Europa junto a la bolsa de Portugal.

  • 7.091,40
  • 1,25%

El Ibex 35 ha cerrado marzo con una subida del 3,09% pese a la incertidumbre política, aunque la tendencia que ha seguido el selectivo este jueves es bien distinta. El índice español ha caído un 1,66% hasta los 8.723 puntos, y se ha convertido en uno de los peores de Europa después de que el euro se haya fortalecido frente al dólar (el cambio se ha situado en 1,139 dólares).

Lea también: Wall Street cierra el primer trimestre en positivo tras protagonizar un rally en marzo

Lea también: España, Italia, Portugal y otros países de la zona euro se revelan contra la fórmula de ajustar el déficit

El Ibex ha caído un 1,66% hasta los 8.723 puntos y se ha convertido en uno de los peores de Europa

Lo ha hecho en una jornada bastante convulsa en España debido, sobre todo, al déficit. Y es que el déficit público de 2015 cerró en el entorno del 5% del PIB, unos 56.000 millones de euros, muy por encima del objetivo del 4,2% pactado con Bruselas y también superior a la propia estimación del 4,5% que realizó la Comisión Europea a finales del pasado año pasado.

El Gobierno ha anunciado más controles y medidas coercitivas que comunicará a las comunidades autónomas para contener el déficit, aunque con ello no ha sido capaz de contener la incertidumbre que ha provocado el hecho de que no se haya podido controlar el desvío. Además, las declaraciones del ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, tampoco han ayudado.

Ha achacado estos datos a partidas presupuestarias excepcionales que no volverán a repetirse este año, como el tratamiento de la hepatitis C, que se elevó a 1.090 millones de euros. Además, también lo ha atribuido a otros cerca de 2.000 millones que afloraron en Cataluña tras la construcción de una prisión y otros 200 millones de un tranvía en Aragón.

Por su parte, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha admitido el Gobierno tendrá que negociar con Bruselas un nuevo objetivo de déficit de 2016, situado ahora en el 2,8% del PIB, toda vez que el déficit de 2015 se ha desviado casi un punto debido, sobre todo, al incumplimiento de las comunidades.

Lea también: La balanza por cuenta corriente registró un déficit de 700 millones enero tras cerrar 2015 en positivo

TODOS PENDIENTES DEL INFORME DE EMPLEO

En el plano macroeconómico este jueves se han conocido diversas referencias a ambos lados del Atlántico, aunque sin duda todos los inversores están pendientes del dato de la semana: el Informe de Empleo que el Departamento de Trabajo de EEUU dará a conocer este viernes.

Por el momento, este jueves se han conocido los datos semanales de subsidios por desempleo, que aumentaron en 11.000 y alcanzaron su nivel más alto en dos meses. En concreto, la semana anterior las peticiones de subsidio llegaron a las 276.000, por encima de las previsiones de los analistas, que esperaban 268.000. No obstante, el ritmo de despidos en EEUU sigue siendo muy bajo.

Estos datos han dejado a Wall Steet cotizando casi plano (al cierre de Europa el Dow Jones subía un 0,12%, el S&P 500 un 0, 10% y el Nasdaq un 0,24%). Según Connor Campbell, analista de Spreadex, “es posible que haya otra razón para la reticencia de los inversores este jueves, una razón que va más allá de que sea finales de marzo. Este viernes estará lleno de baches, ya que iniciamos el mes de abril con una descarga de datos que puede dejar los inversores un poco mareados”. Se refiere al Informe de Empleo, que se dará a conocer junto con los índices manufactureros Markit e ISM.

"Este viernes en EEUU iniciamos el mes de abril con una descarga de datos que puede dejar los inversores un poco mareados"

Y en España se ha conocido el IPC de marzo. La inflación subió un 0,6% en marzo respecto al mes anterior y mantuvo su tasa interanual en el -0,8% debido a la estabilidad de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas. También fue gracias a que la subida de los carburantes fue menor a la experimentada un año antes, según el indicador adelantado publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Lea también: Las ventas del comercio minorista se disparan un 7,4% en febrero, su mayor repunte en 16 años

TELEFÓNICA Y LA BANCA, EN EL PUNTO DE MIRA

En el plano empresarial este jueves destacan Telefónica y los bancos. La teleco ha cerrado con pérdidas del 2,21% tras su buen comportamiento en los últimos días, después de que César Alierta anunciase que deja la presidencia del grupo y propusiese a José María Álvarez-Pallete para el cargo. Según ha explicado a Bolsamanía Daniel Pingarrón, estratega de IG, estos días ha subido porque “el mercado premia un perfil más técnico y moderno, como el de Álvarez-Pallete, frente a uno más financiero como es el de Alierta”.

Ha señalado además que este jueves no ha ocurrido nada en especial, y que Telefónica cae como el resto de valores del Ibex, aunque ha reconocido que el tema de Brasil puede acabar por ser “un problema a medio-largo plazo”. Hay que recordar que según las previsiones de su banco central, Brasil registrará este año una caída del PIB del 3,5%, con lo que se agudizará la recesión en la que está inmersa la primera economía latinoamericana. Estas previsiones coinciden con las que han hecho instituciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por su parte, la banca ha sido uno de los sectores que peor se ha comportado este jueves. El Ibex 35 Bancos, el índice que aglutina todos los valores del sector, ha caído un 2,21%. Entre los peores del selectivo español se encuentran Banco Popular (-3,01%), Sabadell (-2,65%) y Banco Santander (-2,57%).

Lea también: Así funcionan los bancos más importantes y prestigiosos en la economía global

ANÁLISIS TÉCNICO

"Por el momento no hemos llegado a ver la señal de fortaleza que nos haga pensar en el final de la corrección"

César Nuez, analista técnico de Bolsamanía, ha destacado que pese a los descensos de este jueves en el Ibex “podría estar dando forma a una figura de vuelta más consistente”. “La corrección actual podría estar construyendo el hombro derecho de un hombro cabeza hombro invertido”, ha dicho el experto, que ha explicado que “para que se acabara formando la figura deberíamos volver a ver la entrada de las compras por las inmediaciones de los 8.600 puntos, niveles en donde se encuentra la directriz alcista proyectada desde los mínimos anuales”.

Para confirmarse esta figura de giro deberíamos volver a ver unas subidas hasta los máximos de este mes que llega a su fin y que dibujó en los 9.212 puntos. La rotura de esta resistencia nos haría pensar en una más que probable subida hasta el nivel de los 10.000 puntos”. No obstante, ha señalado, “por el momento no hemos llegado a ver la señal de fortaleza que nos haga pensar en el final de la corrección iniciada el pasado día 15 de marzo”.

Lea además:

Bankia: el Estado percibirá este jueves 194 millones por el segundo dividendo de la historia de la entidad

La Seguridad Social registró un superávit de 3.037 millones en febrero, un 9,8% menos que hace un año

El juez imputa a Telefónica y Lazard en el 'Caso Rato'

contador