Los cinco grandes riesgos que tiene por delante el mercado hasta final de año

"La gran pregunta es qué pasará ahora con la guerra comercial"

César Vidal
Bolsamania | 17 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 10:07
ep cadiz malaga granadaalmeriamantienenmiercolesriesgofuerte oleajevientoshasta 90 kmh

La proliferación de la guerra comercial que mantienen Estados Unidos y China al resto del mundo, por ejemplo mediante la extensión del conflicto arancelario a la Unión Europea. El aterrizaje forzoso del crecimiento chino. Una política monetaria errónea por parte de la Reserva Federal de EEUU (Fed) o del Banco Central Europeo (BCE). La incertidumbre geopolítica derivada del Brexit o el populismo de Italia y la volatilidad del precio del petróleo.

Son los cinco grandes riesgos que afrontan los mercados globales en lo que resta de 2019 y probablemente en 2020, según el último informe de Crédito y Caución (Atradius), titulado 'Economic outlook, time to act' (Previsión económica, tiempo de actuar).

El informe recuerda que “la tregua temporal entre Estados Unidos y China” terminó de forma inesperada con una “escalada sorpresa cuando se esperaba que el acuerdo estuviera cerca”. "La gran pregunta es qué pasará ahora con la guerra comercial, ya que ha reintroducido una gran incertidumbre sobre las previsiones de China y EEUU", señala el informe.

Por el mismo motivo, la extensión del conflicto hacia la Unión Europea “no es improbable, a pesar de la tregua anterior entre el presidente de la Comisión Europea y el presidente de Estados Unidos. Si esto se materializa, el crecimiento del PIB mundial sufrirá un impacto adicional”.

ATERRIZAJE FORZOSO EN CHINA

Así, el impacto de la guerra comercial incrementa los riesgos de un posible aterrizaje forzoso de China, que ha recurrido a los estímulos monetarios y fiscales para abordar su desaceleración. Aunque esto ayudará a mantener el crecimiento del PIB, aumentará aún más los niveles de deuda, que ya son muy elevados. El impacto se sentiría a través de los mercados de productos básicos, donde los precios dependen especialmente de la demanda china, y de los países vecinos, integrados en la cadena de valor de las exportaciones chinas.

La previsión, no obstante, es que el crecimiento siga frenándose suavemente hasta el 6,3% en 2019 desde el 6,6% en 2018 y hasta el 6% en 2020. No obstante, los riesgos a la baja para el crecimiento “han aumentado de manera significativa”, sobre todo debido al elevado endeudamiento de las empresas y al potencial riesgo de estrés financiero en algunas sectores económicos.

VOLATILIDAD DEL PETRÓLEO

Otro de los grandes riesgos para el mercado es la enorme volatilidad que está mostrando el precio del petróleo. Además de las presiones sobre la oferta y la demanda, con el constante aumento de la producción por parte de EEUU y el constante recorte por parte de la OPEP para nivelar el mercado, los incidentes geopolíticos están copando los titulares de la opinión pública en las últimas semanas.

En el Golfo Pérsico, la creciente tensión entre Irán y EEUU por las sanciones impuestas por la Administración Trump han provocado ataques a petroleros en el estratégico Estrecho de Ormuz. Estas escaramuzas han provocado dudas sobre la seguridad del transporte y amenazan con ser un nuevo foco de inestabilidad para el precio del 'oro negro'. “El entorno geopolítico se ha tornado menos estable desde que la Administración Trump ha adoptado la política de 'America First', por ejemplo mediante la línea dura con Irán”, señala el informe.

Esto ha provocado la amenaza iraní de cerrar el Estrecho de Ormuz, un nudo básico para el transporte petrolífero desde Oriente Medio. Además, la menor producción de Libia, Venezuela y Angola ha reducido los inventarios de crudo hasta 2.800 milllones de barriles actuales desde los 3.100 millones registrados en 2016. “El resultado es que el mercado afronta más incertidumbre geopolítica y tiene menos barreras para enfrentar esa mayor incertidumbre, lo que aumenta la volatilidad del precio del petróleo”, concluye el informe.

ERRORES DE LOS BANCOS CENTRALES

Respecto a los bancos centrales, Atradius considera que la política monetaria de la Fed en 2018, que incluyó cuatro subidas de tipos, pudo ser “demasiado agresiva”. Del mismo modo, el hecho de que el BCE no haya retrasado su previsión de subidas de tipos hasta bien entrado 2019 también indica que el organismo presidido por Mario Draghi no ha calculado bien los tiempos, a la vista de la evolución de la inflación en la zona euro, que se mantiene persistentemente por debajo del 1% en el caso del IPC subyacente.

El hecho de que las economías avanzadas no estén generando la suficiente inflación indica que las políticas monetarias de los principales bancos centrales se mantendrán incluso más acomodaticias de lo esperado por el mercado. Pero el problema es que estas instituciones “tienen poco espacio para apoyar la economía si se produce una recesión. De hecho, a excepción de la Fed, entidades como el BCE solo tienen el recurso de las compras de activos. Pero debido a que el mundo ya está inundado de liquidez, habrá que preguntarse seriamente si estas medidas son efectivas”.

ALTA INCERTIDUMBRE POLÍTICA

Otro de los principales riesgos para el mercado es la elevada incertidumbre política, sobre todo en Europa por el caótico proceso del Brexit y el gobierno populista de Italia. “Estos son dos ejemplos de cómo la incertidumbre puede afectar al crecimiento del PIB”, señala Atradius. En Reino Unido, la inversión empresarial se ha reducido de manera muy importante porque nadie sabe cómo terminará la salida del país de la Unión Europea.

Y en el caso de Italia, una agenda política más populista puede añadir más presión al crecimiento del comercio internacional, que a su vez ya está bajo presión por el proteccionismo de Trump. En este escenario, Atradius espera que el crecimiento de la zona euro siga desacelerándose de manera importante en 2019 hasta el 1,3%, sobre todo por el menor crecimiento de Alemania, Francia e Italia.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión