Monasterio confirma el 'sí' de Vox a Ayuso pero avisa: su compromiso acaba ahí

Marca distancias y advierte de que no son "socios" de PP y Ciudadanos

  • "No vamos a ceder a ningún chantaje ni que nos traten de apestados"
Bolsamanía
Europa Press | 14 ago, 2019 12:18 - Actualizado: 12:45
ep la portavozvoxla asambleamadrid rocio monasterio interviene durantedebatesegundo plenola investidurala candidatappla presidenciala comunidadmadrid
La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío MonasterioRicardo Rubio - Europa Press

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha despejado las incógnitas al confirmar el sí de su formación a la investidura de Isabel Díaz Ayuso como nueva presidenta de la Comunidad. Pero también ha advertido a PP y Ciudadanos de que no son sus "socios", señalando que su compromiso con ellos queda ahí. "No vamos a ceder a ningún chantaje ni que nos traten de apestados", ha remarcado.

Durante su discurso en el debate de la segunda sesión del Pleno de investidura de este miércoles, Monasterio ha destacado la capacidad de diálogo que ha tenido su partido para que hoy se pueda investir a Ayuso. "Entre ser el baluarte de las políticas de la izquierda y sus ideas totalitarias y permitir un gobierno del PSOE, ante eso sin lugar a dudas preferimos facilitar la investidura de Díaz Ayuso en la Comunidad, siempre que respete la representatividad de sus votantes en su justa representación. No queremos ser sus socios", ha lanzado.

Monasterio, que este martes dejaba en el aire el apoyo de Vox a la 'popular', ha incidido en que su compromiso con Ciudadanos y PP termina este mismo miércoles, cuando acaben las votaciones, y que después su partido no dejará de trabajar "por España".

Así, ha reflejado lo poco oportuno que la administración pública aumente de 9 a 13 consejerías que, a su juicio, irán acompañadas de viceconsejeros y directores generales. "No van a tener sillones para tantos consejeros", ha ironizado Monasterio, en un claro mensaje a PP y Cs, que se van a repartir el Gobierno.

En este punto, ha avisado de que no van a permitir "ni cordones sanitarios" ni que ningún partido les trate como si fueran "apestados". "No retrocederemos ni un milímetro la defensa de nuestros votantes y las ideas que nos han traído hasta aquí, no cederemos ante las extorsiones ni a ningún chantaje", ha aseverado.

Su partido, ha dicho la portavoz de Vox en la Asamblea, se debe al "español corriente y común", al que se le dice que es un "facha" o un "nazi" y que le tienen "olvidado".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión